You are reading
  • Home
  • » Cuentos cortos

El ego hacedor

  • Posted by on August 22, 2010 at 3:21 AM

ego Sobre el escritorio del poeta convivían un lápiz y un estilógrafo. El lápiz era utilizado por el bardo para subrayar lecturas que hacía en textos sagrados como la Biblia, el Corán y el Bhagavad Gita; en cambio al estilógrafo lo usaba para marcar párrafos de revistas, periódicos, folletos y folletines. A raíz de esta práctica, el lápiz se había vuelto sabio y, gracias a ello, había podido superar los temores, los deseos y los apegos por los cuales la mente atormenta al cuerpo. Era un lápiz trascendido, pacífico y su mente siempre estaba en paz consigo mismo. El estilógrafo, por el contrario, tenía la mente repleta de cosas mundanales: riquezas, fama, prestigio, viajes, joyas, etc. Sus deseos cada vez eran mayores y no dormía rumiando esos pensamientos.

Un dìa llegó el poeta Neruda, tomó el estilógrafo y se puso a redactar versos y rimas. Finalmente tejió un bello poema hecho de lindas metáforas. Luego dejó el estilógrafo sobre el papel y salió de la habitación. Tan pronto la sala quedó sola, el estilógrafo se paró, tomó el poema y comenzó a leerlo en voz alta para que lo escuchara el lápiz. El lápiz notó el engreimiento que había asumido el estilógrafo. Parecía reina de belleza en pasarela.

–Oye, estilógrafo, luces contento. Tu mirada tiene el brillo del triunfo. ¿A qué se debe tu engreimiento?

–¿Cómo? –dijo el estilógrafo– ¿No has escuchado el bello poema que acabo de escribir? ¡Es una verdadera obra de arte! Machado, García Lorca y Rubén Darío envidiarían este escrito.

El lápiz sonrió ante la audaz respuesta y contestó:

–Mira, no seas tonto. Tú no has escrito ningún poema. ¿No te das cuenta que quien lo hizo fue Pablo Neruda? En verdad que eres iluso. Tú sólo fuiste un instrumento en sus manos. ¿Cómo puedes ser tan ignorante y creerte autor de tan bellos versos?

El estilógrafo, al escuchar las palabras de su amigo, respondió:

–¿Qué dices? ¡Cómo que no elaboré el poema! ¡Pero si yo sentía cuando la tinta salía de mi cuerpo a medida que escribía los versos!

–En eso tienes razón, querido amigo. La tinta salía de ti a medida que te deslizabas por el papel, pero estabas en la mano del poeta. Para que entiendas: Un violín no se toca solo, necesita de un músico para producir la melodía. ¿Ahora comprendes?

Ante el razonamiento del Lápiz, el estilógrafo se dio cuente de del error. Dejó de sacar pecho y murmuró: “Idiota que es uno al creerse el hacedor”

La arañita sabia

  • Posted by on August 22, 2010 at 3:18 AM

araña Érase un hombre que tenía fama de sabio, pero la sabiduría adquirida era producto de la lectura de libros, conocimiento prestado; de todas formas, el hombre gozaba de prestigio dentro de la comunidad y era respetado por todos. Como consecuencia de esta situación desarrolló el ego de la soberbia del conocimiento, del orgullo académico. Un día iba por un camino cuando vio que una arañita atravesaba el sendero a toda prisa y, agitada, se trepaba a un arbusto. Desde allí el arácnido miraba atentamente hacia la distancia. Al sabio le llamó la atención el incidente y acercándose a la araña le preguntó:

–¿De qué huyes? ¿Te persigue alguna lagartija para comerte?

–No señor –respondió ella– sucede que no demora en pasar la carreta que lleva la leche a la ciudad. Si no atravieso el camino rápido me puede matar.

El sabio rió con ironía y le dijo a la araña.

–Bueno, si la carreta te aplasta no va a pasar nada. No eres mayor pérdida para el mundo. La vida continuará su ritmo contigo o sin ti. Así que no seas tan exagerada.

–¡Qué dices! ¡Estúpido, engreído! –exclamó la araña con rabia– ¿Te crees muy importante? Piensas que si mueres, ¿serías una gran pérdida para todos, pero si muero yo no hay pérdida? Pues entérate que yo igual que tú tengo el mismo derecho a la vida. El principio divino que te permite caminar, moverte y respirar, también está en mí. ¿Crees que hay más vida en un elefante que una hormiga? ¡Vaya estupidez! El espacio dentro y fuera de la caja es el mismo. Yo también, tengo hermanos, hijos, esposa, amigos y padres. Todos ellos me necesitan y les hago falta. Ahora mismo me esperan en casa y si no llego, sufren pensando que algo malo me sucedió. Soy importante para ellos. Cuido de mis hijos pequeños, de mi esposa y de mis padres ancianos. ¡Qué va! Tú no eres ningún sabio, sólo un erudito come libros. Sabio es quien ha comprendido la vida como es y no se comportaría de manera tan despectiva. Lo mínimo que has debido aprender en esas lecturas es que sólo Dios tiene derecho a determinar el nacimiento y la muerte de los seres. Él me creó y me dio inteligencia para que me cuidara del peligro. ¡Hasta luego, sabio engreído!

El “comelibros” sintió vergüenza de su estupidez y juró respetar todas las formas de vida que habitaban el planeta.

La arañita se bajó del arbusto y continuó su camino. En la distancia varias arañas, de diferentes tamaños, salieron corriendo a su encuentro

La fragancia misteriosa

  • Posted by on August 22, 2010 at 3:16 AM

La fragancia misterios

ciervo-almizclero-ii1Cuando el sol mañanero traza sus primeros pincelazos en el lienzo del amanecer, en las tierras altas del Asia Menor, un ciervo macho, pequeño, de pelo áspero y corto, patas altas y finas, sin cuernos, muy parecido a un cabro joven, inicia su recorrido en busca de un olor fuerte y penetrante que lo enloquece y lo hace vibrar con energía positiva. Es una fragancia misteriosa y exquisita que, al inhalarla, siente que lo transporta a dimensiones desconocidas. Es un perfume de dioses, un olor nectarino que lo hace gravitar por encima del suelo. Aturdido por el misterioso olor, inicia su búsqueda desde el mismo amanecer.

No sabe el lugar de dónde viene la penetrante fragancia. Por ello camina oliendo todo lo que encuentra en su recorrido. Olfatea por debajo de las piedras, mete su nariz entre el musgo y los matorrales y por encima del pasto y arbustos. Trepa por las laderas oliendo cada guijarro, cada flor, cada mata, cada bicho que se mueve. En su acuciosa búsqueda sube montañas, atraviesa quebradas, se aventura por riscos y corre por praderas y llanuras que se pierden en el horizonte de montañas. De esta manera transcurren los minutos y las horas.

Por la tarde, cuando los rayos solares se tornan anaranjados detrás de las montañas y las primeras sombras de la noche salen de su escondite, el animal, sudoroso, fatigado y exhausto de tanto indagar por la misteriosa fragancia, decide descansar a la sombra de un árbol frondoso. Se deja caer sobre el pasto tierno y reclina la cabeza sobre su vientre. La nariz queda cerca de su ombligo y… ¡sorpresa!..¡Al fin descubre el origen de la misteriosa fragancia! ¡Viene de su propio ombligo!..¡Increíble! ¡Tanto deambular!.. ¡Tanto caminar!.. ¡El perfume está dentro de su propio cuerpo! Es el Almizcle, sustancia aceitosa, de olor penetrante y perdurable que él mismo segrega por una bolsa o vejiga situada bajo su vientre. Esta bolsa glandular ovalada contiene el oloroso aceite que se utiliza en medicina y en la fabricación de los más caros y finos perfumes. De pronto, el ciervo almizclero alza los ojos al cielo y exclama: ¡Que tonto he sido al buscar afuera lo que estaba dentro de mí!

=================================

COMENTARIO. Que tonto es el ser humano que busca la felicidad fuera de si, en las posesiones materiales, en el dinero, en la fama o en otra persona.

Que tonto es el ser humano que busca seguridad en un mundo donde la constante universal es el cambio. Todo en el universo está cambiando a cada segundo.

Que tonto es el ser humano que busca ser feliz en las cosas efímeras de la vida como lo son las cosas materiales.

Rosadalia

  • Posted by on August 22, 2010 at 3:14 AM

rosaroja En el basurero municipal vivía Rosadalia. Sus padres eran campesinos desplazados que sobrevivían del reciclaje de la basura y habían construido una casa con pedazos de madera, cartones y láminas que se encontraban diseminados por el lugar. Rosadalia era hermosa, de grandes ojos redondos y amarillos. La trenza negra y larga llegaba a la cintura. Su sonrisa encantaba a todos. Tenía seis años y era feliz al lado de sus padres. Como no estudiaba, Rosadalia pasaba los días ayudando a sus padres, juntaba cartones y latas. En sus ratos libres jugaba con tarros vacíos, botellas, pedazos de vidrios de colores que encontraba en el sitio y los juguetes rotos que los niños ricos botaban.

Al comienzo de la primavera, un hallazgo alegró su vida. En un pedacito de tierra descubierta, adonde todavía no llegaba la basura, la niña encontró un capullo de rosa meciéndose al viento; rebosante de dicha, tomó unos palos y construyó una cerca para protegerlo de los animales que merodeaban el lugar. A partir de ese día, Rosadalia se levantaba temprano a recoger gotas de rocío en un frasquito de vidrio; con esa agua alimentaba a su amiga y le susurraba canciones. Al paso del tiempo el frágil capullo creció libremente, el tallo se hizo fuerte y salieron las primeras hojas. Una tarde, un suceso la llenó de inmensa felicidad. El capullo abrió sus pétalos y dejó escapar el aroma guardado en su interior. Cuando Rosadalia inhaló la fragancia, sintió que había recibido el mejor regalo de cumpleaños.

Pero una noche Rosadalia escuchó el ruido ronco de un carro que penetraba al lugar. Asomó su carita por la ventanilla de cartón. Sus ojos se horrorizaron cuando vieron que una volqueta con desperdicios se disponía a dejar caer la fétida carga sobre el tesoro que ella cuidaba, entonces salió corriendo hasta la flor y se arrodilló al pie de la planta y la protegió con su pecho.

Por la mañana, cuando sus padres se levantaron y vieron que la niña no estaba en la cama, fueron a buscarla. Luego de un tiempo de infructuosos esfuerzos, pidieron ayuda a los vecinos; pensaban que Rosadalia había sido raptada. El sitio se llenó de gente de toda clase y luego de una búsqueda milimétrica la encontraron sepultada por la basura, abrazada a la rosa que continuaba intacta. El caso salió por la televisión. Días después el basurero fue limpiado por los recicladores y lo sembraron con rosas.

Es el rosal más grande del mundo y se llama Rosadalia porque las rosas que crecen allí son rojas y brillantes como carbones encendidos.

Mieloso, el oso de anteojos

  • Posted by on August 22, 2010 at 3:13 AM

oso Érase en la región de Planadas un oso de anteojos a quien llamaban Mieloso porque gustaba mucho comer miel. Una mañana deambulaba por la sierra en busca de panales, cuando salió un cazador detrás de unos matorrales y se dio a perseguirlo. El perdiguero era un hombre malo que gustaba aniquilar a los animales para sacarles la piel y venderlas. Con furia disparaba al úrsido para matarlo. El ucucu de uñas ganchosas, corría zigzagueando por entre los árboles, pero el hombre lo perseguía por doquier. Al llegar a la cañada una bala alcanzó al oso achupayero en una de sus patas traseras, el plantígrado perdió el equilibrio y cayó herido; como era muy pesado, rodó cuesta abajo y cayó al río que serpenteaba por la región. Así Mieloso se salvó de que lo remataran, pero se había metido en otro problema. El río fluía contaminado por petróleo; la guerrilla había dinamitado el oleoducto y el yanapuma no podía nadar y la corriente lo arrastraba.

Mieloso luchaba contra las aguas pegajosas tratando de salir del río, pero sintió que no tenía fuerzas. Alzó la vista al cielo suplicando y el dios de los osos escuchó la agónica oración, pues apareció un pintor que hacía un cuadro al pie del río y al ver al oso ahogándose se tiró al agua y lo rescató. El hombre llevó a Mieloso a su cabaña y con toallas y aceites limpió el petróleo de su piel, le dio medicinas y curó la herida.

Mieloso estuvo varios días con su salvador. Una mañana caminó por la casa y al pasar por frente a un espejo se llevó un gran susto al ver que de su cara había desaparecido el antifaz característico que tienen los osos de anteojos. Se puso triste y como se sentía mal se tomó un montón de pastillas que el pintor tenía en un frasco, se echó en un rincón de la sala y se puso a gemir.

Cuando llegó su amigo quedó sorprendido al ver el estado lastimoso del oso. Por un tiempo hablaron el idioma de los gestos y las miradas. Mieloso hizo entender el problema que lo abatía. El pintor le había tomado mucho cariño y decidió ayudarlo: sacó sus mejores pinceles y un pote de pintura italiana. Con mucho arte le dibujó un lindísimo antifaz blanco con rayas amarillas. Mieloso se miró en el espejo y saltó de alegría. Desde ese día Mieloso es el oso más feliz del mundo. El pintor se hizo famoso y no volvió a hacer naturalezas muertas. Ahora solo pinta antifaces para los osos que llegan a la cabaña de todas las regiones del país

LOBITO y COPITO

LOBITO y COPITO

LOBITO Y COPITO SE AMAN AMBOS TENEMOS EL PELO BLANCO COPITO DA ALEGRIA A LOS NIÑOS CON SUS CARICIAS LOBITO CON LA IMAGINACIÓN DE LOS CUENTOS… PERO AMBOS QUEREMOS MUCHO A LOS NIÑOS COPITO SABE QUE LO MÁS IMPORTANTE EN LA VIDA ES DAR FELICIDAD A LOS DEMÁS Y ESTO ÉL LO HACE DE MARAVILLA...

LAS CREENCIAS

LAS CREENCIAS

LOBITO: Una pulga es el ser vivo que más brinca, puede saltar hasta trescientas cincuenta veces la longitud de su cuerpo. Además, puede saltar centenares de veces por día. ¿Saben ustedes cómo se condiciona una pulga? Se mete la pulga en un tarrito de diez centímetros de altura. La tapa superio...

Autoconocimiento

Autoconocimiento

EFLEXIONES DE AUTOCONOCIMIENTO DIOS. De un pez en un acuario no tiene sentido hablar de ir y venir de alguna parte. ¿De dónde viene el pez y a dónde va? No viene de ninguna parte porque siempre está en el acuario. Igual pasa con Dios. No tiene sentido hablar de ir a buscar a Dios o venir de d...

TODOS BUSCAMOS FELICIDAD

TODOS BUSCAMOS FELICIDAD

TODOS QUEREMOS LO MISMO Alfonso LOBITO Amaya) El hombre, desde épocas remotas,  busca de manera permanente, LA FELICIDAD. En las fábulas, en los mitos, en las leyendas y en la literatura moderna el ser humano refleja la misma búsqueda de alcanzar un estado de plenitud, armonía, paz i...

GRUPO MORAT

GRUPO MORAT

GRUPO MORAT…MÚSIC ACÚSTICA Canción….”CUÁNTO ME DUELE “” Violonchelista…..OSIRIS LOBO GARCÍA https://www.youtube.com/watch?v=WzCBEBkmuvE...