ACEPTAR LA VIDA COMO ES …ES PAZ MENTAL

TRISTE Para llegar a la aceptación de la vida como es primero hay que pasar por la comprensión. Lo que no se entiende no se acepta. ¿CÓMO ES QUE ACEPTAS LO QUE NO ENTIENDES?

Aceptar la vida como es, es dejar ir lo que se tiene que ir y dar la bienvenida a lo que llegue.

De este organismo de setenta años ya se fue la niñez, la adolescencia  y la adultez. Sería ridículo, vestirme como un adolescente, ponerme pircings por todas  partes o exhibir, a esta edad, conductas infantiles.Tengo que vivir de acuerdo a mi edad, que es la vejez.

Ya no puedo ir a la calle a jugar fútbol bajo la lluvia con una pelota porque me daría una pulmonía; mi edad no me permite eso, se debe vivir de acuerdo a la edad. Por lo tanto, esas estancias de la vida se fueron de este cuerpo y ahora, con alegría, doy la bienvenida a los años de la vejez. Y si los hijos se van de casa , pues hasta luego y bienvenidos los nietos que son los mosquitos de la vejez.

Debemos comprender que se fueron para siempre los años acelerados y bulliciosos del colegio y la universidad y llegaron los años lentos de la jubilación, en donde el tiempo se va visitando amigos enfermos en clínicas, dando sentidos pésames en funerarias o sentado en una banca del parque observando comer a las palomas.

Debemos soltar  los buenos y malos momentos del ayer y situarnos en el AHORA, única realidad psicológica del momento.

Aceptar la vida como es,  es aceptar a los demás como son y aceptarse así mismo como somos y la paz mental llegará a tu vida.

Si andas en el plan estúpido de cambiar a los demás o cambiarte a ti mismo, mediante cursos de superación personal o mortificantes disciplinas espirituales, sólo lograrás aumentar el descontento en ti, la frustración en tu mente, el resentimiento en tu corazón para finalmente caer en el abismo filosófico del sin-sentido de la vida.

LOBITO FROM COLOMBIA