LA CRISIS DE LA EDUCACIÒN

Taller Armero 2PREGUNTA. Nos gustaría conocer su punto de vista sobre la educación moderna. Las fallas, beneficios, aciertos y deficiencias.

LOBITO. OK. La educación no consiste sólo en acumular información libresca, información académica. La lectura de libros puede enriquecer a los estudiantes en cuanto a la información académica, científica o tecnológica que puedan reunir, compilar, memorizar, pero nunca este tipo de educación puede dar ni promover buenas cualidades. La buena educación debe llevar a la persona a la excelencia humana, en un proceso por el cual se mejora el carácter, y por el cual se puede usar la inteligencia y el discernimiento para distinguir lo correcto de lo incorrecto, lo que se debe hacer de lo que no se debe hacer, lo que es conveniente de lo que no lo es. La educación debe enseñar a los estudiantes a ver lo faso como falso y lo verdadero como verdadero y no la falso como verdadero como sucede ahora. Por ejemplo: es falso que el dinero de felicidad, el dinero puede dar comodidad al cuerpo pero no felicidad, ya que la felicidad es un estado de ser y no de poseer; si esa hipótesis fuera cierta los millonarios serían personas completamente felices y vemos que esto no es así; o por el contrario lo que pasa con los niños pequeños que no poseen riquezas materiales ni títulos universitarios y sin embargo se les ve siempre felices y alegres. Los jóvenes sólo podrán obtener los beneficios de una buena educación cuando los contenidos de ésta estén relacionados íntimamente, a ideales de sacrificio, tolerancia, verdad, compasión, comprensión y amor. Nunca obtendrán beneficio alguno de una educación académica donde están ausentes esos nobles principios universales de vida. La educación moderna está en crisis por varias razones: por un lado el sistema educativo no está elaborado para avanzar a la velocidad mental de los jóvenes de hoy. Diseñado hace más de cincuenta años, un híbrido entre el modelo chileno y español, para los chicos de esa época en la que no había televisión de plasma, ni Internet de alta velocidad, ni computadoras avanzadas, ni celulares polifuncionales, ni electrónica digital, ni radioastronomía cósmica, ni vuelos espaciales, ni microbiología, ni física cuántica, ni neurociencia, ni ADN. etc. Los computadores y el Internet han alterado la velocidad mental de aprendizaje de los estudiantes de hoy. La educación actual es jirafal, en donde el estudiante tiene la cabeza por las nubes repleta de conocimientos académicos y el corazón, a ras de tierra, vacío de valores. Entonces uno se pregunta:

¿Qué clase de educación es la que califica con 5.0 en filosofía a un estudiante que no es capaz de ceder el puesto en el bus a un adulto mayor o a una mujer embarazada?

¿Qué clase de educación es la que califica 5.0 en sociología a un estudiante que no comparte con nadie su bienestar?

¿Qué clase de educación es la que califica con una E (excelente) al profesor de ética que tiene amante, que es un infiel y mentiroso?

¿Qué clase de educación es la que califica con 5.0 en religión a un estudiante que hace chistes vulgares de Dios, que se mofa, degrada y aísla a los que no comparten sus creencias religiosas?,

¿Qué clase de educación es la que califica con 5.0 en democracia a un estudiante que vota por el partido político del papi, desconociendo la plataforma política y los principios que rigen el partido?

¿Qué clase de educación es esa que califica 5.0 en civismo a un estudiante que es un patán con los demás?

¿Qué clase de educación es la que enseña el manejo y la aplicación de las leyes de la física Newtoniana, las leyes químicas y electromagnéticas y no enseña a los estudiantes a aplicar y respetar las leyes del tránsito?

¿Qué clase de educación es la que enseña los principios de la termodinámica y no enseña los principios de vida que le permitan al estudiante enfrentar la vida en su verdadera y real dimensión en la problemática del diario vivir?

¿Para qué le sirve la factorizaciòn, las ecuaciones trigonométricas o las leyes de la mecánica clásica a un estudiante que no tiene elementos para enfrentar la separación de sus padres, la ruptura de su relación amorosa, la enfermedad o la pérdida de un ser querido?

PREGUNTA.: ¿Qué beneficios puede usted señalar a la educación actual?

LOBITO. El más relevante es que capacita al estudiante para trabajar. El proceso educativo, que dura unos 20 años, pone al nuevo profesional en la calle a conseguir un empleo y, una vez obtenido, trabajar 20 años para cotizar una pensión de jubilación. La educación académica actual da al estudiante elementos científicos para comprender los fenómenos naturales y humanos desde la óptica de la física, la química, las matemáticas, la psicología, la sociología, la filosofía etc. Igualmente la educación permite al estudiante practicar las relaciones humanas con alumnos, profesores, trabajadores. También aprende el control de sus emociones ante los múltiples eventos que le toca vivir en sus diferentes etapas del proceso educativo. La educación actual desarrolla en el estudiante una mente brillante capaz de repetir desde las definiciones filosóficas más intricadas hasta las decenas de fórmulas de matemáticas y, por último, posiblemente enseñe buenos modales.

PREGUNTA¿Considera usted que la educación actual perjudica más al estudiante que beneficios recibe?

LOBITO. Lamentablemente así es. El proceso educativo que comienza en el preescolar dura unos 20 años hasta el grado de profesional. (3 años de preescolar, 5 de primaria, 6 de bachillerato y 6 de universidad). ¡20 años sentado en un pupitre haciendo tareas, calcando, fotocopiando, memorizando, repitiendo!..¿Para qué?..¿Para qué todo ese esfuerzo? Para recibir un cuenco, llamado diploma, ¿para ir a mendigar un empleo en una empresa o en ministerio? Mira: cuando el niño tiene tres años ingresa al sistema educativo en el preescolar. Un niño de tres años es un baúl de valores humanos: dice la verdad, es sano, es amigable, es honesto, es cariñoso, es alegre, etc. ¿Y luego de 20 años de educación que tipo de ser humano sale a la calle? Un profesional mentiroso, una persona viciosa, adicta al alcohol, al cigarrillo, al Internet, a las drogas. Un tramposo, un corrupto, una persona celosa, depresiva. Es decir, los VALORES, que a los tres años acompañan al niño, el sistema educativo los convierte en ANTIVALORES. De la verdad se pasa a la mentira, de sano a vicioso, de amigable a envidioso, de honesto a tramposo, de cariñoso a celoso, de alegre a depresivo y del compañerismo al individualismo.