VALOR HUMANO: LA REPONSABILIDAD

(CADA QUIEN DEBE RESPONDER POR SUS OBLIGACIONES)

un-perro-sobre-un-burro4. —EL BURRO Y EL PERRO. En un pueblo había un lavandero que se puso muy feliz porque le mandaron a lavar un montón de ropa de una familia rica que organizaba un matrimonio. El hombre echó sobre un burro varios bultos de ropa y, acompañado de su fiel perro, se fue de madrugada para el río. Una vez allí se puso a lavar la ropa, y la extendía a lo largo de la orilla. Mientras esto sucedía, el burro se dio a comer pasto fresco, tomar agua y descansar; pero al perro le tocaba ir de un lado a otro de la orilla cuidando la ropa para que no se la robaran. Así pasó el día hasta la tarde cuando regresaron a la casa del lavandero. Esa noche el perro le dijo al burro que si llegaban los ladrones, él no iba a ladrar para dar aviso porque el lavandero todo el día lo había puesto a trabajar y no le había dado de comer, y como él no era un burro no iba a llenarse la barriga comiendo pasto. Fue así como a la media noche llegaron los ladrones por el tejado, y el perro no quiso ladrar a pesar de la insistencia del burro. Éste viendo que los ladrones metían la ropa en costales se puso a rebuznar durísimo y a dar coces a la madera. El lavandero, furioso porque el burro no lo dejaba dormir, vino con un palo y le dio una paliza. El perro se burlaba del burro diciéndole que eso le pasaba por metiche.

________________________________________

¿Qué inquietudes les ha generado este cuento?

Estudiante. No está bien que lo pongan a uno a trabajar y no le den de comer. Yo estoy de acuerdo con el perro. En cuanto al burro, pienso que no era su deber alertar al dueño sobre los ladrones. Los burros están hechos para el trabajo y no para cuidar casas, no son celadores.

Estudiante. ¿Puedo decir algo?

Lobito. Por supuesto, dilo.

Estudiante. Yo conocí tres hermanos dueños de una empresa. Dos de ellos eran muy trabajadores y el tercero un vago descarado: sólo aparecía por la empresa cuando era fin de mes para llevarse las utilidades. Finalmente los dos hermanos se dieron cuenta de que el hombre no cumplía con sus deberes y lo echaron del negocio. No está bien asumir las responsabilidades y deberes de los otros.

Estudiante. ¿Escuchó bien? (lo dijo señalando a su amigo que estaba a  su derecha) Cada cual debe cumplir con sus deberes, por lo tanto a partir de ahora no te hago más tus tareas escolares, ¡friégate! (Risas)

Estudiante.  Cada quien debe cumplir con sus obligaciones. Si soy jefe de personal en una empresa, tengo que cumplir con mis funciones, como hacer que se respete el horario de trabajo y el cumplimiento de las actividades que a cada quien se le asignó, así a los empleados no les guste. Hacer que la gente cumpla con ls obligaciones asignadas es una lío y hasta enemistades se gana uno.

Lobito. Es labor incómoda el hacer de jefe, de cualquier actividad, y hacer que los empleados cumplan con sus obligaciones. “NO PODEMOS AGRADAR A TODOS , PERO SI PODEMOS HABLAR AGRADABLEMENTE A TODOS “