¿QUÉ NOS LLENA DE TEMOR?

shutterstock_58382266ESTUDIANTES: ¿Qué nos llena de temor? ¿Por qué tenemos tantos temores?

LOBITO: El temor es el recuerdo del dolor, el recuerdo de aquellos momentos de intenso sufrimiento en el pasado. Nos llena de temor pensar que situaciones de sufrimiento, de dolor, qué hemos tenido en el ayer se vuelvan a repetir en el presente, en el ahora. Pero lo que más nos llena de temor es lo que pensamos que nos puede pasar a futuro, y lo que pensamos que nos puede suceder a futuro son cosas malas, cosas negativas, calamidades de todo tipo. Pensamientos como quedarnos sin empleo nos llena de temor; igual nos llena de temor pensar que no vamos a tener dinero para responder por nuestras obligaciones y responsabilidades; también nos llena de temor pensar que nos pueda dar una enfermedad terminal como un cáncer, igualmente nos llena de temor pensar en la pérdida de seres queridos y, en general, nos llena temor no poder alcanzar lo que deseamos. ¿Y qué deseamos? Que a futuro las cosas no nos salgan bien, no se den como lo planeamos. Nos llena de temor que a futuro podamos perder todo lo que hemos adquirido con sudor y esfuerzo. El ser humano se llena de temor cuando piensa que puede perder lo que tiene o porque por no pueda alcanzar lo que desea. Las expectativas por un futuro incierto es fuente de temor permanente o contradicción mental. Los pensamientos pesimistas, negativos, sobre un futuro de sufrimiento nos llenan de temor.

ESTUDIANTES: ¿Qué hacer para no llenarnos de temor al futuro?

LOBITO: Los que en verdad nos llena de temor son los pensamientos “negativos” a futuro, los pensamientos contradictorios sobre lo que puede ser y no puede ser, sobre lo que puede suceder o no puede suceder. Cómo piensas sufres. Dime cómo piensas y te diré cómo sufres. Los pensamientos sobre el futuro, y sobre lo que nos pueda suceder, producen sufrimiento a nivel de contradicción mental. Si observamos nuestras vidas hasta el día de hoy, concluimos que todo lo que tenía que pasarnos, sucedió. La conclusión a esta autoobservación es una sola: ¡La vida es una película totalmente editada!, y no se puede evitar que pase lo que tiene que pasar, entonces… ¡para qué me preocupo! El destino es película editada, y si esto es así ¿cómo vamos a poder evitar que suceda lo que tiene que suceder por cuanto ya todo está editado’, y la prueba de esto es lógica y evidente a simple vista pues no pudimos evitar que pasarán todas las cosas que hemos vivido hasta el día de hoy como tampoco vamos a poder evitar lo que traiga el futuro, sean estos eventos positivos o negativos. Lo “positivo” y lo “negativo” son sólo etiquetas que el hombre le pone a las cosas y a los sucesos ya que finalmente en un proceso evolutivo, como es por el que pasa el planeta tierra y el universo, no existe eso de “positivo” y “negativo”.

ESTUDIANTES: ¿Cuál es la solución a este dilema para no preocuparse? ¿Cómo ha hecho usted para tener paz mental?

LOBITO: La clave para disolver esa situación es tener siempre en la mente este pensamiento: Si se acepta con convicción total que lo que tiene que pasar, pasará; que lo que tiene que suceder, sucederá; que lo que tiene que acontecer acontecerá, pero igualmente lo que no tiene que pasar nunca va a pasar por mucho empeño que se ponga… ¿Entonces para que me preocupo?

¡YA NO ME PREOCUPO POR LO QUE PUEDA PASAR EN EL FUTURO!

¡Hace años que no me preocupo por lo que pueda pasar mañana porque siempre estoy en el AHORA!

Permanecer en el AHORA es la pócima mágica para aniquilar todo temor al futuro.