LA ENTREGA

mujer enamoradaESTUDIANTE. Profe Lobito, usted dice que la entrega a Dios es solución a  los problemas. ¿Cómo es eso?

LOBITO. Cuando una persona está total y profundamente enamorada hay una entrega total, sin reservas y sin secretos al ser amado. La mente de la persona enamorada está todo el tiempo en función del ser amado. Piensa en él, suspira por él, lo imagina a él, sueña con él y hace planes con él. La mente se vuelve un solo pensamiento enfocada en el ser amado. Si entra a centro comercial mira, en detalle, que le puede comprar para regalar a su ser amado para hacerlo feliz. En compañía del ser amado el tiempo es corto y las horas pasan como suspiros. Lejos del ser amado el tiempo y la distancia se vuelven insoportables, eternas. De la misma manera todo esto sucede en la dimensión espiritual cuando la persona se entrega a Dios y hace de Dios lo más importante de su vida. Así como un niño pequeño se entrega a la voluntad de sus padres y ellos satisfacen todas sus necesidades, de la misma manera quien se entrega a Dios de mente, cuerpo, sentimiento y corazón, (y no de palabras repitiendo oraciones), Dios asume el bienestar total de su devoto. De todas las energías que circulan por el cuerpo humano, la energía espiritual, que entra en movimiento por la entrega a Dios, no sólo llena a la persona de una alegría indescriptible y permanente sino que también tiene el maravilloso poder de la sanación. Es por medio de esta poderosa energía, que es una presencia silenciosa, intensa y divina, que Jesús y muchos santos producían curaciones de enfermedades. El amor puro por Dios es el mayor movilizador de la energía espiritual o divina en el hombre.

ESTUDIANTE. ¿La entrega y el conformismo son iguales?

LOBITO. No. La entrega es diferente de la resignación o el conformismo. La entrega es comprensión total de la vida como es, de lo que es, la verificación de que la energía divina o energía espiritual es la misma vida que circula por todos los seres vivos sobre la tierra. Es la energía creadora de vida universal. La entrega es la no resistencia al fluir de la vida a cada momento, la aceptación de que todo en la vida sucede por la voluntad de Dios, aceptación total sin querer cambiar nada de lo que sucede, porque todo lo que sucede en la vida del hombre es por la voluntad Divina. Oponerse al fluir de la vida como es, es fortalecer al ego hacedor. Nadie desea la infelicidad en sus vidas, pero ella llega y se mete sin nuestro consentimiento. Sólo cuando la mente está completamente en Dios, entregada a Dios, es que la infelicidad desaparece, como la oscuridad desaparece en la presencia de la luz.

ESTUDIANTE. ¿Y qué tiene que ver la persona enamorada con la entrega?

LOBITO. Es un símil para dar a entender que la persona enamorada o “tragada” de Dios, tiene completamente su mente puesta en Dios, a todo momento de su vida, en toda actividad que realice, en todo evento que la suceda, tanto en placer como en el sufrimiento, en el éxito o en el fracaso, en la ganancia o en la pérdida, en la salud o en la enfermedad, en el empleo o en el desempleo, en la unión o en la separación, en fin, en toda actividad corporal o mental que realice la persona de día o de noche.

ESTUDIANTE. ¿Y al hacer eso Dios si responde por uno?

LOBITO. En el Bhagavad- Gita, joya de la sabiduría espiritual, esencia de la sabiduría Védica. En palabras de filósofo Schopenhauer, “la más educativa y elevada de todas las lecturas que es posible encontrar en este mundo”, da la repuesta a tu pregunta afirmando categóricamente que: Si dedicas todos actos a Dios. Si meditas en Dios. Si piensas en Dios. Si sirves a Dios y lo recuerdas con amor y devoción y, tenlo por cierto que, siempre Dios estará contigo proveyéndote en este mundo y en el siguiente. DIOS ASUME LA RESPONSABILIDAD DE TU BIENESTAR”. Dicho familiarmente. ! TRÁGATE DE DIOS !

ESTUDIANTE. Pero si tengo la mente puesta en Dios todo el tiempo, tengo que estudiar y hacer otras cosas y para ello debo tener la mente en lo que hago.

LOBITO. Tú puedes estudiar, leer, cocinar, lavar, pintar, escribir, etc., ¿con una música de fondo?

ESTUDIANTE. Si por supuesto, lo hago. Pero en el caso de pensar en Dios, ¿cómo sería?

LOBITO. Cuando hago una ecuación diferencial la entiendo porque Dios me dio un intelecto para comprender. Cuando observo la respiración en mi cuerpo sé que Dios es el autor de ella. Cuando como doy la gracias a Dios por el alimento y sé que el proceso digestivo es obra de Dios. Cuando veo una mujer embarazada sé que el bebé crece en el vientre materno por la Gracia de Dios y no por la voluntad de la madre. Cuando veo volar un ave sé que Dios le dio las alas e hizo el viento. Cuando escucho música sé que Dios es el compositor mayor que escribe todos los tipos de música. En fin, todo lo que veo, pienso o siento sé que es por la voluntad de Dios. Esa es la música de fondo con la que hago todas las actividades. Es como cuando uno está enamorado que hace todo pensando en el ser amado. ENTREGA TU MENTE A DIOS…Y como dice el GITA…ÉL ASUME LA RESPONSABILIDAD DE TU BIENESTAR.