LOS PROBLEMAS 

downloadDecía Emerson que los problemas que interrumpen, a breves intervalos la prosperidad de las personas, no son otra cosa que señales de una naturaleza cuya regla es el crecer. Porque es en este crecer, a base de golpes y sufrimientos, que los hombres se deciden a dejar el ambiente en que se mueven, sus amigos, su hogar, normas y religión, así como el marisco deja se bella pero pétrea concha porque impide su crecimiento y se fabrica otra.

A veces uno piensa que los problemas a los que hay que enfrentarse y los sufrimientos que hay que padecer no tienen ningún sentido y no aparecen claros al entendimiento, pero después de un tiempo se puede valorar y apreciar el beneficio que en ellos había encerrado. Una mutilación, un cruel desengaño, una pérdida de los bienes de fortuna, la pérdida de los amigos, pueden parecer sin sentido en el momento de ocurrir y que no tendrán remuneración alguna, pero es seguro que al correr del tiempo se revelará la profunda fuerza remediadora que yace en el fondo de todo hecho doloroso.

La muerte de un amigo querido, de la esposa, del hermano, o del amante, que presentaban el aspecto de una tragedia y de un gran sufrimiento y nada más, posteriormente estos sucesos llegarán a asumir el aspecto de una imagen-guía a quien recordaremos con afecto y gratitud, porque estos hechos dolorosos casi siempre operan un cambio en nuestro modo de vivir, en nuestro modo de pensar, a lo mejor poniendo punto final a una época de inmadurez que esperaba ser cerrada, o a lo mejor también estas situaciones rompen con algún hábito físico o mental, con un estilo de vida, permitiendo así la formación de otros nuevos, más afines al desarrollo y mejoramiento del carácter y una nueva personalidad.

La vida con todos los sufrimientos por los que hay que pasar, es una lección para la formación de nuevas amistades, nuevas perspectivas, nuevas influencias que demostrarán su vital importancia en los años siguientes. Entonces uno ve, que las personas que han sufrido mucho, y las mujeres y hombres que antes habían sido meras flores de invernadero sin raíces profundas y firmes, al enfrentarse a problemas difíciles y salir adelante se convierten en árboles que dan sombra y fruto a los fatigados viajeros.