LOS MISMOS PROBLEMAS

media_ACNUR_gal_gEl problema siempre ha sido, es y será, la superación del sufrimiento. Sufrimiento producido por enfermedades, accidentes, lesiones, es decir,  dolor causado por daño al cuerpo y el sufrimiento generado por las contradicciones mentales: ¿Porqué? ¿Porqué? Se pregunta el ser humano cuando las cosas salen mal o no salen como se quiere que sean.

Desde la época de las cavernas, el ser humano, ha luchado por vivienda, por tener un lugar donde vivir: cueva, choza, casa, apartamento, mansión. Hoy el problema es igual. El sufrimiento por tener una vivienda propia. El problema de la ropa antes y ahora, sigue idéntico: cómo cubrir el cuerpo para que el medio ambiente no lo deteriore y enferme; para entonces, se cubría con pieles de animales, hojas, cortezas de árbol; hoy en día la ropa costosa y de marca acentuó el problema. Entonces, el problema sigue intacto: cubrir las necesidades físicas para mantener el cuerpo vivo y sano.

Cuando el hombre primitivo alzó la vista al cielo y vio las estrellas en el firmamento, ha buscado la felicidad dentro de sí o fuera de si. La búsqueda de la felicidad dio nacimiento a legendarias filosofías de vida como el confucionismo, el budismo y las religiones. Unos colocan la felicidad adentro, como liberación del sufrimiento, realización de vida o iluminación del sí mismo, y otros la ponen en cielos, nirvanas y planos superiores de Conciencia, pero el problema sigue igual: ! La búsqueda de felicidad ¡

De la misma manera ha buscado la seguridad del vivir en la adquisición de riquezas, dinero, posesión de bienes materiales, títulos académicos, pensiones, Dios o en el más allá, cuando se ha dado cuenta que en el más acá la seguridad es una utopía. Entonces ha construido pirámides, templos, ermitas, mezquitas, iglesias, para orarle a los dioses que él mismo ha inventado, a su imagen y semejanza, en su inseguridad de buscar la seguridad para sentirse protegido. Pero el hombre sabe que Es ley universal que todo lo que nace tiene que morir, entonces ¿Seguridad en qué o en dónde? “Toda charla sobre el silencio es mero ruido”.

El tiempo no puede llevarnos fuera del tiempo, ni el espacio fuera del espacio, tampoco la vida no puede llevarnos fuera de la vida, porque la vida es una sola en el universo y los problemas del vivir humano son la sombre que no se puede separar del cuerpo, porque donde vaya el cuerpo va la sombra.

¡El ser humano enfrentará los mismos problemas mientras deambule sobre la faz de este planeta!

Alfonso LOBITO Amaya