NAVIDAD ES…

(Alfonso Lobo Amaya. “Lobito”)

abrazo-de-la-navidad-22276279Es ruido: ¡El ruido que produce la felicidad en los sonoros abrazos, palmadas en la espalda y besos en las mejillas a los seres amados!

Es explosión de arpegios de alegría por el reencuentro de amigos distantes y familiares perdidos por la distancia, el tiempo y las ocupaciones de la vida moderna.

Es compasión al compartir con aquellos, a quienes la vida les ha negado, lo que a nosotros nos sobra: comida abundante, ropas, afecto copioso.

Es reconciliación consigo mismo y con los demás. El mejor momento para perdonar y aclarar el malentendido. Hacer clic en “Supr” para eliminar el resentimiento acumulado por años.

Es euforia, la desbordante alegría de niños y adultos al abrir cajas repletas de regalos de quienes nos aman en la relación presencial o en la distancia

Es acústica. El eco de los villancicos al pie del pesebre de la sala mezclados con las risas burlonas cuando te equivocas en la lectura de la Novena.

Es comilona: ¡Adiós a las dietas!.. !Adiós a las abstinencias!… Aumentar unos kilos de placer vegetativo: Pavo, vino, Buñuelos, natilla, conservas, tamales, galletas…

Es resplandor: De miles y miles de luces titilantes del árbol repleto de aderezos, del centro comercial, del edificio de colores, de la casa del vecino y bengalas multicolores que explotan en el cielo estrellado.

Es ternura en los besos y caricias de los niños, en la sonrisas de abuelos y amigos, en los abrazos de padres a hijos…y en el ladrido del perrito consentido.

Navidad es amor universal: ¡AMAR A TODOS, SERVIR A TODOS ¡…aunque sea por una noche en tu vida.