RECONCILIACIÓN ESPIRITUAL

11025849_939405669433756_3578361814945748258_o

El perdón es reconciliación interior. Si no perdonas te haces daño a ti mismo  y no al otro.

Debes perdonar (interiormente) el daño que te hacen los demás, no porque lo merezcan, sino porque debes librarte de es pesado sentimiento de odio y resentimiento, que como pirañas silenciosas,  te carcomen bloqueando tu desarrollo interior, tu paz espiritual, impidiéndote el ascenso a los planos superiores de conciencia o “el Reino de Dios,” como Jesús llama a esta dimensión espiritual..

((LOBITO))