LA MEJOR MEDICINA

 

amor

El Dr. Masaro Emotu, investigador japonés, observó que el agua reacciona a las diferentes condiciones ambientales, a la música y a la polución. Esto lo llevó a él, y a su equipo de investigación, hacer experimentos científicos para ver como las palabras y los pensamientos afectaban la estructura del agua. Utilizaron palabras específicas escritas en un procesador e impresas en papel, y fijaron el papel en botellas de vidrio conteniendo agua destilada no tratada, durante toda una noche. Luego congelaron el agua y fotografiaron las moléculas, utilizando una cámara especial microscópica. Descubrieron que las palabras producían la formación de estructuras cristalinas o formas desfiguradas, dependiendo del significado o sentimiento comunicado por las palabras. (Ver fotos en Google).

La palabra “AMOR” dibuja un diseño geométrico bellamente formado, como copo de nieve en una estructura cristalina, mientras que la palabra “ODIO” hace estructuras cristalinas deformadas y formas fortuititas. Una observación interesante es cuando se coloca el nombre de “MADRE TERESA”, la monja de Calcuta fallecida y beatificada, considerada una de las personas más amorosas del mundo, el agua forma una estructura cristalina bellísima similar a la estructura formada por la palabra “AMOR”. Las estructuras cristalinas formadas por la música clásica versus la música metálica pesada, emociones positivas contra emociones negativas; personas que exhalan AMOR (un bebé) contra aquellas que transpiran ODIO, son bastantes diferenciadas.

Estos experimentos indican que el agua es altamente sensible a nuestros pensamientos, palabras y emociones. Puesto que el agua abarca más del 70% del cuerpo humano (promedio adulto), se puede deducir que nosotros podemos SANAR y transformar nuestras vidas con los pensamientos con que no rodeamos nosotros mismos. Todavía más importante: El estudio revela que en la jerarquía de las emociones, el AMOR, seguido por la GRATITUD, es un catalizador supremo transformador de todo.

También se han hecho investigaciones para arrojar alguna luz sobre el milagro de las recuperaciones espontáneas de una enfermedad. ¿Qué hace que una persona que está sufriendo de una enfermedad incurable sea sanada espontáneamente y recobre su salud perfecta, generalmente sin intervención médica? Se descubrió que, frecuentemente, hay un aumento significativo en la capacidad de amar de la persona enferma, acompañada de concientización de la importancia del amor como factor sanador. Y por el contrario, se descubrió que los enfermos en donde la enfermedad progresaba rápidamente, había un marcado aumento de miedo, odio, ansiedad, depresión y estrés.

El amor es sacrificio. No hay calor sin fuego ni humedad sin agua, No hay AMOR sin sacrificio. El uno implica al otro, son siameses, no se pueden separar. No existe la humedad por acá y el agua por allá. Siempre van juntas. La madre ama al hijo y se sacrifica por él. El amigo que en verdad ama al amigo se sacrifica por él. “Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos” (Juan 15:13).

Cuando amamos sinceramente a alguien, nos sacrificamos para que esa persona sea feliz. Porque el sacrificio es la moneda del amor. Cuando uno ama de verdad a la otra persona, sea hijo, madre, esposo, pareja, amigo, sólo se busca una sola cosa ! Hacerlo Feliz!, sin importar los sacrificios que tengamos que hacer. En verdad amas a Dios cuando perdonas el daño que te hacen los demás.

ALFONSO LOBITO AMAYA