DIOS

317217_454274447952618_1110635159_n

No vemos el viento y no por ello podemos negar su existencia.

El viento no se ve, se siente. El viento no es una creencia, es una experiencia.

No vemos la gravedad y no por ello podemos negar su existencia.

La gravedad no es una creencia es una experiencia. Caminamos gracias a la gravedad.

Vemos el agua, pero no vemos la humedad implícita en ella.

Vemos la madera, pero no vemos el fuego latente en ella.

No podemos negar la electricidad  porque no la vemos.

La electricidad  no es una creencia, es una experiencia.

El amor, como la maternidad,  no es una creencia, es una experiencia  transformadora.

Si un ignorante dice que la gravedad es puro cuento y que no existe

no por ello la gravedad deja de existir.

De la misma manera, si alguien dice que Dios no existe,

no por la afirmación de una ignorante Dios deja de existir.

No se puede ver a la humedad separada del agua, ni la gravedad separada de la masa.

Vemos el hielo, pero no vemos el frío. El frío es no es una creencia.

El mundo es el cuerpo de Dios.

No se puede ver a Dios separado del mundo.

Sentimos Dios como vida porque la vida es Dios.

ALFONSO LOBITO AMAYA