estrellitaTodas las Navidades Cabeto subía  con su abuelo a La Montaña de los
Cristales a recoger musgo para el pesebre. Esta vez  había venido
acompañado de Roco, su perro negro, porque el abuelo había enfermado.
En La Montaña de los Cristales, a cuatro horas de camino de Ocaña,
existen unas cuevas inexploradas adonde nadie se atreve de entrar porque,
según la leyenda, allí queda un cementerio de indios Motilones. Cabeto se
vio obligado a ingresar en ella en busca de Roco, pues el perro había
penetrado en el legendario lugar persiguiendo una iguana. Cuando Cabeto
escudriñaba el interior de la caverna escuchó un………….

Da click aqui, para bajar el cuento e imprimirlo.