discusion VACÍO PSICOLÓGICO. Al devolver mal por mal te igualas al otro. ¿Qué mérito tiene devolver bien por bien? Eso lo hace casi todo el mundo. ¿Qué mérito tiene devolver mal por mal? Eso también lo hace casi todo el mundo. ¡Me la hizo me la paga! (ley del Talión). Insultada por insultada, palabrota por palabrota.

Cuando en una discusión el otro te insulta y tú le respondes igual, con palabras de alto calibre, ¿qué diferencia hay entre tú y el otro? ¡Ninguna! Entonces, para qué responder de la misma manera? ¡Quédate callado y observa como tu ego hierve de rabia hacia el otro! La valiosísima práctica espiritual que lleva a la cima de la paz mental, está en devolver bien por mal. Esto es superioridad espiritual, verdadero desarrollo interno.

Por más improperios que nos diga el otro no se nos caen los dientes, ni las orejas, entonces, ¿por qué te igualas enfrentándolo con las mismas estupideces? ¡No respondas, quédate callado! No te dejes meter en el juego psicológico del otro, esto se llama vacío psicológico, Si respondes hazlo con palabras de amor.

El Amor divino se experimenta cuando perdonas el daño que te hacen los demás. El perdón es práctica de seres de alto desarrollo espiritual. “! Perdónalos Señor porque no saben lo que hacen ¡”, dijo Jesús a quienes lo mataban. No pidió a Dios que los castigara. La ignorancia es imprudente y la rabia explosiva. Juntas destrozan vidas.

¡Perdónalo, Señor, porque no sabe lo que dice!, debe ser la actitud cuando alguien nos insulte. Lo que dice una persona con rabia, no vale porque no es algo premeditado, sólo una explosión catártica para expulsar el veneno del ego resentido. Si la crítica es verdadera, ¡acéptala!, si es falsa, ¡recházala!

Alfonso Lobo Amaya