LA TERAPIA DEL EL ABRAZO

 

abrazote Abraza con fuerza a la persona que amas y dile al oído cuánto la quieres. Abraza a tu hijo, abraza a tu hermano, abraza a tu pareja y a tus amigos. Susúrrales al oído que lo amas, que lo quieres, que lo aprecias.

El abrazo es transmisión de energía espiritual que recarga el alma y produce un agradable clima interno de bienestar interior.

Cuando enchufas un celular a la corriente lo recargas con energía eléctrica. Cuando te abrazas con la personas que amas, que quieres o que aprecias te recargas con energía espiritual.

Por el cuerpo físico circulan diferentes tipos de energías: Eléctrica (cardiogramas), química (producción hormonal), electromagnética, calórica, radiante, sexual, etc. Igualmente el cuerpo produce energía espiritual la cual se transmite por el abrazo.

Cuando abrazas a quien amas experimentas un agradable registro interior, difícil de llevar a palabras humanas.

El abrazo es una enorme terapia psicosomática que disipa el estrés, las preocupaciones y las enfermedades.

Abraza con energía, abraza con cariño, abraza con amor a las personas que te rodean y diles cuánto la quieres.

El saludo de manos es para con los extraños, para sellar un pacto comercial, para una despedida a quien no amas.

A los niños les encanta, les fascina que los abracen, porque un niño es un pila de energía espiritual y el abrazo es un movilizador de las energías espirituales que están en el corazón espiritual que es diferente del corazón fisiológico.

El abrazo virtual no produce nada.

LOBITO