Escritor y cuentista. Nació en Ocaña (N de S), el 15 de mayo de 1946. En la literatura infantil: es uno de los escritores más representativos de Colombia.

Obtuvo el título de bachiller en el Colegio Nacional José Eusebio Caro, en el año 1965. Desde esa época comienza a destacarse y poner en alto el nombre de Ocaña, pues fue distinguido como uno de los mejores bachilleres del país, en el concurso que, por esa época, organizaba la empresa Coltejer (Actualmente este certamen lo realiza el ICFES)

En 1966 viaja a Bogotá en donde cursa estudios de Ingeniería Electrónica en la Universidad Francisco José de Caldas.

Sus palabras me sirven de marco para iniciar esta sucinta biografía:

?Cuando era niño trepaba a un árbol que había en la casa de mis abuelos y, por horas, miraba el cielo estrellado: Soñaba con ser científico, mago y astronauta. Sólo cuando me convertí en escritor conseguí las tres cosas?

En casa de sus abuelos debió encontrar de niño algo más que un sitio solariego que invitara a soñar; tambien la voz, en la viveza de la brasa; aquella energía siempre despierta como el fuego, en la persona de Euquerio Amaya, su abuelo: ese inmenso poeta, incorporado a la inmortalidad, con el nombre de ADOLFO MILANÉS.

En Alfonso, se observa la formación intelectual; y, especialmente: la actitud y la estrategia del intelectual docente, que enseña y cautiva en la exposición razonada, con fundamento científico.

En varios de sus cuentos: El vuelo de los gansos; La montaña encantada; Tifoneto, dragón del viento; el búho Miradas; Galileo, etc; y en múltiples artículos publicados en diferentes medios impresos; entre otros: el periódico GOLPE DE OPINIÓN de la ciudad de Bogotá, nos explica cómo aprender con Einstein; El juego de la vida?; y así, este profesor que ejerce en Bogotá su cátedra de matemáticas en varios planteles de educación superior.

En su condición de docente, se aparta de la tendencia humana de la arrogancia y el orgullo, especialmente de algunos de nuestros colegas, que creen hacerse célebres con la metodología del terror; especialmente en matemáticas y física..

Sostiene Alfonso que el problema está en la metodología de la enseñanza. Si los conceptos matemáticos no están claros y bien explicados, el estudiante no puede entenderlas. Otro aspecto en donde se observa su capacidad magisterial es en la motivación:

En una entrevista para LIBROS & LETRAS, edición 60, agosto de 2006, página 8. Exaltando la importancia del cálculo evoca la matemática en la seguridad del astronauta que desde niño vive en él: ?Yo le digo a los estudiantes que las ecuaciones diferenciales son las que llevan el cohete a la luna y no el combustible. Si los cálculos matemáticos son errados, el cohete terminaría perdido en el espacio?

Si analizamos en Alfonso Lobo Amaya, al mago; tendremos que concluir que lo es, en el amplio sentido del vocablo: No es fácil escribir para los niños. Se necesita ser: mago de magos, para escribir con el éxito de Alfonso Lobo, llamado cariñosamente LOBITO, que desde 1987 viene cautivando con sus escritos a los niños: ¡Los pequeños magos del mundo!

 

Para los que deseen escribir Literatura infantil, la expresión de Ernest Hemingway, el famoso novelista norteamericano (1898 ? 1961), les define esta literatura en su justo contexto: ?Es un arte difícil escribir sencillo?

Del meritorio trabajo literario de Lobo Amaya se han editado miles de libros en diferentes países americanos, especialmente en Argentina; en donde la editorial ERREPAR S.A., ha publicado algunas de sus obras.

 

De su libro GOPI, El niño ángel; que consulto en este momento por un buscador de Internet, los editores informan: Primera edición de 3000 ejemplares, mes de julio de 1987. La misma editorial publicó ECOCUENTOS primera edición 3000 ejemplares en el año 2000, de

Alfonso Lobo Amaya, ilustrado por Ernesto Spezzafune. Este texto contiene cuentos en donde se contemplan prodigios de la naturaleza y fenómenos naturales. Animalitos muy inteligentes entran en diálogos para aclarar dudas en temas de actualidad: la capa de ozono, la lluvia ácida, importancia de los bosques, entre otros temas de interés ecológico a favor del Medio Ambiente.

 

LA TORTUGA DESDENTADA, fue el ganador del Primer Concurso Internacional del Grupo Andino de Literatura Infantil? Raimundo Susaeta? en la ciudad de Medellín.

 

En esta obra el escritor Lobo Amaya, retoma de sus raíces más hondas y profundas, como en los versos de Jorge Pacheco Quintero, el sentir poético de la herencia familiar. En el cuento de la tortuga, utiliza el código ineludible de los recursos propios de la estructura del lenguaje poético más antiguo del mundo: y, con dominio por lo que escribe? mezcla armoniosamente; composición, ritmo, discurso, dominio del espacio, especialmente el trabajo de la palabra en el tema de imaginación e invención; técnica utilizada por nuestro gran poeta nacional: RAFAEL POMBO.