entenderPREGUNTA : ¿Que enseña el autoconocimiento, cuáles son las metas por conseguir, cuáles los interrogantes por resolver, cuales sus beneficios?

LOBITO. . El autoconocimiento hace ver (ver en el sentido de la apercepción intuitiva) que la vida es juego y como todo juego tiene sus reglas o principios del vivir.

El autoconocimiento te hace comprender que la vida, como un río, fluye entre dos orillas: el placer y el sufrimiento, lo espiritual y lo material; la dualidad. Que cada persona se mueve por sus intereses y eso no lo hace mala ni buena y que toda acción se hace con una intención. Hasta un bebé llora con la intención de llamar la atención de la mamá.

El autoconocimiento te dice que si la crítica es veraz, la aceptes, y si es falsa, la rechaces. Que las creencias anulan la razón, porque son paradigmas mentales. Te hace comprender que una forma inteligente de simplificar la vida es vivir el día y disfrutar lo que tienes. Que la vida es un reto diario que debe enfrentarse con valentía. Te dice para qué afanarse si al final lo que ha de suceder sucederá y nada ni nadie podrá evitarlo, pues todo sucede por voluntad de Dios.

El autoconocimiento te invita a observar a los niños pequeños que no rezan para que les vaya bien, ni meditan para que las cosas salgan como ellos quieren porque todavía no están infectados por el virus de la inseguridad de los adultos.

EL autoconocimiento te hace ver que la esencia de la espiritualidad es la aceptación total del momento presente y que las cosas no tienen más importancia que las que el mismo ego les da, porque al final nada es importante.

Con el autoconocimiento aprendes que la única constante universal es el cambio y que lo dicho hoy por alguien mañana es reformado o no vale. Según dijo Newton, la longitud de un cuerpo, su masa y el tiempo eran absolutos y la gravedad variaba con la masa y que el espacio era recto e infinito. Estos conceptos newtonianos permanecieron inmodificables, intocables por varios siglos, hasta cuando Einstein probó física y matemáticamente en su teoría de La Relatividad que, a la velocidad de la luz, la longitud de un cuerpo se reduce a la mitad, que el cuerpo dobla la masa y que un minuto viajando a la velocidad de la luz equivale a ochenta y cinco años terrestres. También demostró que la gravedad es una propiedad del espacio y no varía con la masa, que el espacio es curvo y finito pero ilimitado y que las distancia más corta entre dos puntos es una curva porque la línea recta no existe. Y que el tiempo es una propiedad del espacio. Que el Espacio-Tiempo es una sola cosa como la humedad y el agua.

PREGUNTA: Según usted la constante universal es el cambio,  ¿qué opina entonces de lo dicho por los fundadores de las grandes religiones a través del tiempo?. En este aspecto qué dice el autoconocimiento.

LOBITO. Rama, Krishna, Abraham, Moisés, Zoroastro, Jesús, Buda, Laotzé., Confucio, etc., ninguno de ellos formó un religión organizada, sólo se limitaron a dar la enseñanza, el conocimiento de si mismo, el autoconocimiento, a través de las diferentes épocas y con diferentes estilos de vida y modos de decir lo mismo. Cada uno tuvo su propia manera de enseñar y de transmitir la sabiduría. No fundaron religiones ni cobraron por dar el conocimiento. Después de sus muertes, los seguidores malinterpretaron sus enseñanzas y, lo peor, organizaron sistemas de explotación con cobros y diezmos que permanecen en la actualidad. Cuando ellos existieron, hace miles de años, la tierra producía fenómenos naturales como terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, desbordamientos de ríos, inundaciones, granizadas, incendios forestales, cambios climáticos, y en el cosmos sideral eventos como implosión de estrellas, fusión y fisión nuclear, impacto de galaxias, agujeros negros que se tragan todo lo que pase por sus cercanías, colisión de planetas, lunas y cometas eran eventos rutinarios y al día de hoy todo esa situación sigue igual, ellos no cambiaron nada porque no era su misión alterar las leyes naturales. También cuando ellos vivieron, en las diferentes épocas, hubo ladrones, prostitución, robos, enfermedades, división social de ricos y pobres, corrupción, injusticias, odios, celos, resentimientos, venganzas, etc., y al día de hoy todo esto está más acentuado y persiste a pesar de que la tecnología nos ha llevado al espacio sideral. Entonces la pregunta del millón es: ¿Qué cambiaron esos grandes seres? La respuesta salta a la vista: señalaron el camino para el cambio interno y no los cambios externos.