¿PORQUÉ NO SOMOS FELICES?

(Alfonso Lobo Amaya)

Isis No somos felices por culpa del sufrimiento creado para nosotros mismos al aceptar como verdaderas creencias falsas, conceptos equivocados e ideas erróneas.

No somos felices por culpa del temor a perder lo que tenemos, por culpa del miedo a no alcanzar lo que deseamos y por estar rumiando todo lo que hemos perdido.

No somos felices por culpa de las comparaciones estúpidas con el que está mejor que nosotros, con el que tiene mucho o con el que no tiene nada. La comparación siempre es fuente de sufrimiento.

No somos felices por culpa de la no aceptación de cómo somos, pretendiendo ser lo que no somos, por culpa de las apariencias. ¿Si no nos aceptamos como somos cómo pretendemos ser felices?

No somos felices por culpa de las cargas de odio, resentimiento y envidia que tenemos por otros, y por culpa de la incapacidad de perdonar el daño que nos hacen los demás.

No somos felices por culpa de la insolidaridad, la intolerancia y la indiferencia para con los demás, ya que sólo nos interesa la vida del otro cuando afecta la nuestra.

No somos felices por culpa de querer cambiar la vida como es en el presente real, por la ilusoria idea futurista de “cómo debería ser”.

No somos felices por culpa de ese mal consejero que es el ego, quien nunca está contento con lo que tiene, pues siempre queriendo tener más.

No somos felices por culpa del apego a todo lo que obtenemos, olvidando completamente que al morir, la muerte obliga a dejarlo todo contra nuestra voluntad.

Entonces, si quieres ser feliz…

¡Disfruta lo que tienes sin mirar lo que no tienes!

¡Acéptate cómo eres sin compararte con los demás!

¡No te creas nada hasta tanto no lo verifiques!

¡Ama a todos y sirve a todos sin esperar nada a cambio!