You are reading all of the stuff that's been tagged with 'DECIDIR'

Untitled

  • Posted by on July 31, 2015 at 3:22 PM

LAS CIRCUNTANCIAS DECIDEN

asesor-inmobiliarioLas circunstancias deciden, no nosotros. Muchas veces tenemos que trabajar en un lugar de marras, con un jefe prepotente, con compañeros envidiosos, recorriendo distancias desesperantes, con trancones de carros repetitivos, pero no podemos tirar el trabajo porque lo necesitamos para sobrevivir y responder por compromisos y una familia, es cuando nos damos cuenta que quien decide que hacer o no hacer son las circunstancias. Todos dependemos de algo o de alguien. Lo que el hombre piensa, siente o hace no depende de él, depende de las circunstancias, del medio ambiente y cultural y del ADN. Un carro no anda por donde quiera, va por donde lo lleve el conductor, y el sutil conductor que decide por donde va la vida son las circunstancias. Un avión no va por donde se le dé la gana; el avión va por donde lo lleve el piloto. La vida va por donde decidan las circunstancias.

El hombre no es quien decide caminar de un lugar a otro, la gravedad decide que el hombre camine sobre la faz de la tierra. Sin gravedad o en gravedad cero, no podemos caminar y andaríamos flotando y no podríamos ir al trabajo. La gravedad es una magnitud superior al libre albedrío del hombre y ella decide que el hombre pueda caminar. La gravedad es un principio universal. Sobre la cabeza del hombre hay poderosas leyes cósmicas que deciden la vida sobre la tierra. La gravedad no es “justa” ni “injusta”, como tampoco lo son la electricidad, el magnetismo terrestre, ni los tsunamis, ni el teorema de Pitágoras. Las circunstancias es la manifestación de leyes cósmicas que el hombre desconoce y que etiqueta como “de buenas” y “de malas”.

El cuerpo humano está hecho de comida, sin comida el cuerpo se enferma y muere. El hombre depende de la comida para vivir. La ignorancia lo lleva a creer que él es sólo un cuerpo-mente y esto hace que la gente sea pretenciosa con el cuerpo. Todos estamos desnudos bajo la ropa, sin importar que tan costoso sea la ropa que cubre el cuerpo. Creerse solamente un cuerpo y sentirse más que los demás por llevar ropa fina es la ignorancia del ego.

Las aptitudes, destrezas, capacidades intelectuales y mentales, vienen con el nacimiento por vía ADN y ellas deciden qué hacer y qué no hacer en todo momento de la vida. Una persona sin aptitud para las matemáticas no puede llegar a ser un ingeniero brillante, quien no tiene aptitud para la música tampoco será un músico genial; igual va con todo: el arte, los oficios, los negocios, los deportes, y la ciencia en la vida del hombre. Quien decide qué carrera estudiar son las aptitudes, no la mente de la persona. El hombre no decide nada ya que todo le sucede, pero el ego hacedor cree que él es quien decide. Es el mayor de los engaños que tienen al hombre en la ignorancia espiritual.

El dinero decide por el hombre. Quien genera el empleo es el dinero, Una persona vaciada no puede generar empleo. La actividad del hombre, en todo el mundo, hoy por hoy, es por el dinero. Todos en todas partes se levantan para buscar el dinero. La rutina del hombre es conseguir el dinero y gastar el dinero por toda la vida. Y si alguien lo acumula y no lo gasta en vida, cuando muere, los herederos, seguirán con la rutina de gastarlo. El dinero, en toda época, ha sido y es la gran dependencia del hombre. Así como el cuerpo depende del alimento para vivir igual el hombre depende del dinero para sobrevivir.

La vida del hombre es dependencia total de las circunstancias, desconocer esto es ignorancia espiritual. Dependemos del sol, del alimento, del aire, del agua, de la respiración, de la tierra para cultivar los alimentos. Y en lo psicológico ni se diga: dependencia total. Para sentirnos bien dependemos de lo que nos digan los demás, de la sonrisa de la pareja, de que las cosas salgan como queremos, de que Dios escuche nuestras plegarias, de los milagros de los santos, del aplauso, del afecto de los seres queridos…porque si esto no es así, viene la famosa etiqueta: “la vida es injusta”. ¡Por Dios!… ¿Y cómo puede ser injusta la evolución si la vida es un proceso de cambio continuo? La única constante en el cosmos… ¡Es el cambio!…Y el cambio o la evolución no se puede etiquetar como “justo” o “injusto”… ¡Esto es la total ignorancia del ego!

Alfonso LOBITO Amaya

LAS CIRCUNSTANCIAS DECIDEN

  • Posted by on December 16, 2014 at 10:49 AM

¡DEJA DE CULPARTE QUÉ TÚ NO DECIDES!

infidelidadAbandona ese ego soberbio que piensa que él decide lo que hay que hacer o lo que no hay que hacer en la vida. ¡Quien decide son las circunstancias!

¿Cuántas personas deprimidas van en contra de su voluntad a trabajar a un lugar que no les gusta, a hacer una actividad desagradable, con un jefe de miércoles, con un sueldo irrisorio, con compañeros envidiosos, en un ambiente estresante, en un sitio distante con trancones interminables? Y lo peor, sin poder renunciar porque las circunstancias obligan a tener que aguantarse esa situación, ya que es el único ingreso que tienes para pagar tus obligaciones personales y cumplir con las responsabilidades familiares.

Sueñas con mandar al carajo ese trabajo agobiante, entonces compras lotería con la ilusión de ganarte un premio y mandar para la m., al jefe, escupiéndole en la cara todo el resentimiento represado en el pecho, pero no lo haces porque necesitas el puesto. Las circunstancias te tienen anclado allí. No es tu decisión estar allí, estás allí contra tu voluntad. Las circunstancias obligan a hacer cosas que no queremos hacer o a no poder hacer lo que queremos hacer. El hacer o no hacer lo deciden las circunstancias de la vida.

Si uno pudiera decidir qué hacer o no hacer a cada momento, la vida sería de color rosa, sería un postre de vainilla, porque siempre haríamos todo aquello que nos diera placer, felicidad, alegría y no sufrimiento, pero por experiencia sabemos que la vida no funciona así, y que las circunstancias no llevan a hacer cosas que no queremos hacer, aún en contra de nuestra propia voluntad. Nadie quiere tener deudas, pero las circunstancias nos obligan a endeudarnos, y peor aún, las circunstancias nos llevan a tener que humillarnos y hasta degradarnos ante personas incultas, malolientes, engreídas, soberbias que tienen dinero o puesto de poder y que dependemos de ellos para solucionar una situación de vida o muerte.

Las circunstancias llevan a las personas a dejar un lugar de trabajo o de vivienda para vivir en otra parte, ciudad o país. Las circunstancias llevan a las personas a tomar decisiones erróneas o acertadas de las cuales nos hacen sentir culpables o exitosos. Las circunstancias son culpable de generar enemistades, separaciones, guerras, odios, amores, viajes, traslados, porque todos nos movemos por nuestros intereses y nuestros intereses están determinados por las circunstancias. Igualmente las circunstancias llevan a una persona a la infidelidad. Los diferentes factores de tiempo, lugar, trabajo, modo, llevan, sin proponérselo, a una persona a la infidelidad. El médico en el hospital, el profesor en el colegio, el ingeniero en la oficina, etc. Nadie decide ser infiel a propósito, solo que las circunstancias confluyen para que se lleve a cabo la infidelidad.

Todos queremos ser felices, prósperos, sanos, fuertes, exitosos. Nadie quiere ser infeliz, ni fracasado, ni desgraciado, ni perseguido ni endeudado, ni degradado, pero esto lo decide las circunstancias de la vida de cada uno. Nadie decide donde nacer, ni escoge el lugar, ni los padres, ni la familia, ni el país, ni el estatus social, son las circunstancias quien decide el rumbo de nuestras vidas.

Entonces, si la vida funciona de esta manera, ¿Por qué sentirnos culpables por lo que hacemos si las circunstancias obliga el hacer o el no hacer? ¿Y cuál es la mano invisible que junta las circunstancias con precisión matemática para que los eventos se den o no se den en la vida del hombre? Esa mano invisible que hace congruir las circunstancias para que un evento, de cualquier tipo, en la vida del hombre suceda o no suceda se llama! Destino ¡

Gurdieff decía: “Todo lo que el hombre hace, todo lo que el hombre siente y todo lo que el hombre piensa simplemente le sucede”. Pero el ego soberbio piensa que es él quien decide, quien hace. Es cuando nace en el hombre el sentimiento de culpabilidad “por lo mal hecho”.

¿Entonces a donde nos lleva esta reflexión? A que no te sientas mal ni culpable por la situación en que te encuentres en este momento, ya que tú no la elegiste, son las circunstancias de la vida que te tienen allí haciendo lo que haces porque no podrías hacer nada diferente a lo que las circunstancias determinen para ti. Si comprendes esto te liberas del estresante sentimiento de culpa por lo que haces.

GRAMÁTICA ESPIRITUAL

GRAMÁTICA ESPIRITUAL

GRAMÁTICA ESPIRITUAL (De la A….a la….Z) (Alfonso Lobo Amaya)   Ama a todos, sirve a todos por amor a Dios, sin esperar retribución de ningún tipo, ni divina ni humana. Este es camino directo a la iluminación. Bendice el alimento que vas a consumir expresando gratitud al creado...

ENTREVISTA RADIAL A LOBITO DESDE OCAÑA

Realizada por la emisora Radio Sonar de Ocaña. 8 minutos con Lobito al aire. Radio Sonar Ocaña...

Lucrecia Ramos

Lucrecia Ramos

Lucrecia Ramos Cuando apenas se insinuaba infante, escasos seis años, dientes de leche, zapatos rotos y sin hermanos, Enrique Ramos quedó huérfano al morir su madre de una enfermedad del alma: nostalgia. Nostalgia por la muerte de su esposo amado. La tía Lucrecia Ramos, viuda, rica y pretencio...

¡ EL MÁS GRANDE INVENTO !

¡ EL MÁS GRANDE INVENTO !

! BENDITO INVENTO ¡     Todos estamos en la misma fila: ¡La fila para morir! ¡La fila de la muerte! Es la única fila donde nadie se quiere colar ni nadie se puede salir y donde nadie compraría un puesto. El que nace, de una vez, queda en la fila. No es una opción que se puede el...

MICROCUENTO

MICROCUENTO

RENACIMIENTO. Iban a cortar el árbol seco para hacer leña, entonces le susurró al viento su tristeza y el viento avisó a las mariposas monarca que por miles llegaron y se posaron en sus ramas. El viejo árbol floreció de nuevo y el leñador le perdonó la vida.   (( (Microcue...