You are reading all of the stuff that's been tagged with 'Ego'

LA RUINA DEL HOMBRE

  • Posted by on October 7, 2016 at 11:04 AM

EL GRAN ENGAÑO.

(Alfonso “Lobito” Amaya)

8458668-Un-mago-en-un-traje-negro-sosteniendo-un-sombrero-con-un-conejo-en-ella-aislados-sobre-fondo-blanco-Foto-de-archivoEl arte del ilusionista consiste en hacer ver lo inexistente como existente, lo irreal como real, lo mágico como verdadero; es el arte de hacer creer que todo lo que se ve es real. En el escenario vemos al mago sacar conejos del sombrero, telas de colores de una caja vacía e igualmente, tomar un billete o una moneda y multiplicarlos en cantidades de dinero. Si esto fuera cierto, uno se pregunta qué necesidad tiene el mago de trabajar. Si es verdad que multiplica los conejos por qué no pone una granja y vende conejos por montones, o por qué no pone un almacén de telas, las cuales multiplica y vende por metros. Mejor aún, qué necesidad tiene de trabajar el ilusionista si puede multiplicar el dinero, si esto fuera real sería el más grande millonario que jamás hubiera existido sobre la faz de la tierra. Pero todos sabemos que el ilusionista no regala al público lo que materializa de la nada, porque nada de esto es cierto.

¡De la misma manera, el más grande de todos los ilusionistas, el mago por excelencia, el hechicero universal, el taumaturgo divino, la Maya de los hindúes…! El Ego ¡ que nos hace creer que somos dueños de todo, siendo que le verdad es que no somos dueño de nada, ni siquiera dueños de nuestro propio cuerpo.

¡No somos dueño de nada! Todo se nos ha dado en préstamo mientras morimos. Todo lo que vemos en un sueño es real mientras soñamos, pero al despertar del sueño todo desaparece: personas, ríos, montañas, ciudades, propiedades, riquezas, esposa, hijos, fama y poder. El mendigo sueña que es rey, el rey sueña que es mendigo. La persona discapacitada sueña que puede volar y el ignorante sueña ganándose el nobel de ciencias.

Cuando estamos en conciencia vigílica o despiertos, este taumaturgo, nos hace creer que nosotros somos los autores de todo lo que hacemos, entonces el ego cae en la más grande de los encantamientos y se la cree. Se cree el autor de todo lo que hace y reclama el mérito, el aplauso y la medalla, pero cuando se va a dormir, y entra en el sueño profundo, todo desaparece a su alrededor incluyendo su misma existencia.

El único antídoto que existe para disipar este encantamiento es el CONOCIMIENTO de sí mismo o AUTOCONOCIMIENTO. El encantamiento más grande, la desgracia más prolongada en el que vive el ser humano actual, es la de creerse el autor o hacedor de todo lo que hace. Desconociendo, de esta manera, QUE TODO LO QUE SUCEDE AL HOMBRE ES POR LA VOLUNTAD DE DIOS…! Hágase tu voluntad ¡… Reza el Padre Nuestro.

No hay mayor obra de caridad que despertar a un hombre que está dormido teniendo una horrible pesadilla.

No hay mayor obra de bondad que sacar de la ignorancia al hombre que se cree el hacedor de sus acciones.

!!!! La ruina espiritual del hombre es creerse hacedor !!!

EL EGO CORRUPTO

  • Posted by on September 6, 2016 at 10:09 AM
Por: Alfonso Lobo Amaya (Lobito)

images

Cuando trepes a un puesto de poder: presidente, gerente, rector, ministro, jefe, o pases por una envidiable situación de cualquier índole: económica, académica, en arte, deportes… ¡Ten cuidado con el ego que crece como espuma!

El ego, crecido por el éxito material o espiritual anula la razón, obnubila el discernimiento, nubla la visión, distorsiona los argumentos y degrada las opiniones, pero lo más grave: cree que siempre tiene la razón y que los demás están equivocados. Es la soberbia del ego académico, la arrogancia del ego del conocimiento, del ego de los títulos universitarios. Creerse más que los demás, por estar en una buena situación, es un síntoma típico del ego enfermizo, contaminado con el virus de la soberbia, la arrogancia del poder, la altivez del dinero, la vanidad de la belleza física, la prepotencia de los apellidos de nobleza y títulos honoríficos.

Estar bien en un momento de la vida, es tan ilusorio como estar mal. El ego de quien está bien cree que siempre va ser así; lo mismo va con el ego de quien pasa por un mal momento. ¡Ambas situaciones son totalmente ilusorias! Estar bien en un momento dado es tan ilusorio como estar mal, porque ambos estados no se pueden mantener por siempre, todo buen momento o todo mal momento, ¡también pasarán! Cuando estés viviendo alguna de estas dos situaciones nunca olvides repetirte: ¡Esto también pasará!… ¡Esto también pasará!… ¡Esto también pasará!…

La única constante en la vida, además de la velocidad de la luz, ¡es el cambio! Todo en esta vida está en permanente cambio en todo el universo, ya que el proceso evolutivo es permanente e irreversible. Desde una minúscula célula hasta una estrella en el cielo están cambiando segundo a segundo. Todo en esta vida es sólo la vanidad del momento, entonces ¡A qué tanta arrogancia con el éxito!

El ego codicioso y avaro nunca está contento con lo que tiene, siempre quiere tener más y más, y entre más tiene más quiere, es un experto en la multiplicación, no de los peces, sino de los deseos. Es este ego el que ha llevado al ser humano a las guerras, a la explotación inmisericorde de los pobres, a la ruina espiritual del ser humano, a la desigualdad social, a la muerte de millones de personas inocentes, a la destrucción del medio ambiente y al estancamiento del desarrollo interno hacia una conciencia superior.
Este ego codicioso es el autor del apego enfermizo, el autor de “mío” y “tuyo”, posesivos que esclavizan, dividen y limitan al ser humano, engañándolo al hacerle creer que la felicidad se consigue por la posesión de bienes materiales y riquezas en dinero. Así como la belleza en las mujeres es una falsa promesa de felicidad, igualmente el éxito profesional es falsa promesas de felicidad, ya que la verdadera felicidad es un estado de Ser, un estado de conciencia superior, que no se puede adquirir comprándola ni estudiando veinte años en un pupitre.

Aún cerca de la muerte este ego codicioso sigue aferrado a los bienes terrenales porque le duele soltarlos después de toda una vida de apego. Le pasa lo del sapo que atrapado entre los colmillos de una serpiente, todavía estira la lengua para atrapar un insecto por aquí o una mosca por allá.
Los gobiernos, las multinacionales de las drogas, las universidades y la ONU, diseñan costosísimos programas para enfrentar y acabar el virus del ébola, pero para combatir el virus del ego de la codicia no invierten ni un solo peso.

La mayor plaga que ha contaminado este planeta tierra, en sus más de doscientos países, es el virus de la corrupción, que es el mismo ego codicioso, camuflado de político, empresario, altruista, filántropo, comerciante, religioso, contaminando con su fragancia pestilente de los deseos insatisfechos a todos los estratos sociales en todo lugar del planeta tierra donde quiera haya “egos humanos modernos” que nunca están contentos con lo que tienen ni con lo que son.

Untitled

  • Posted by on July 6, 2016 at 3:48 PM

EL GRAN ENGAÑO.

(Alfonso “Lobito” Amaya)

8458668-Un-mago-en-un-traje-negro-sosteniendo-un-sombrero-con-un-conejo-en-ella-aislados-sobre-fondo-blanco-Foto-de-archivoEl arte del ilusionista consiste en hacer ver lo inexistente como existente, lo irreal como real, lo mágico como verdadero; es el arte de hacer creer que todo lo que se ve es real. En el escenario vemos al mago sacar conejos del sombrero, telas de colores de una caja vacía e igualmente, tomar un billete o una moneda y multiplicarlos en cantidades de dinero. Si esto fuera cierto, uno se pregunta qué necesidad tiene el mago de trabajar. Si es verdad que multiplica los conejos por qué no pone una granja y vende conejos por montones, o por qué no pone un almacén de telas, las cuales multiplica y vende por metros. Mejor aún, qué necesidad tiene de trabajar el ilusionista si puede multiplicar el dinero, si esto fuera real sería el más grande millonario que jamás hubiera existido sobre la faz de la tierra. Pero todos sabemos que el ilusionista no regala al público lo que materializa de la nada, porque nada de esto es cierto.

¡De la misma manera, el más grande de todos los ilusionistas, el mago por excelencia, el hechicero universal, el taumaturgo divino, la Maya de los hindúes…! El Ego¡ que nos hace creer que somos dueños de todo, siendo que le verdad es que no somos dueño de nada, ni siquiera dueños de nuestro propio cuerpo.

¡No somos dueño de nada! Todo se nos ha dado en préstamo mientras morimos. Todo lo que vemos en un sueño es real mientras soñamos, pero al despertar del sueño todo desaparece: personas, ríos, montañas, ciudades, propiedades, riquezas, esposa, hijos, fama y poder. El mendigo sueña que es rey, el rey sueña que es mendigo. La persona discapacitada sueña que puede volar y el ignorante sueña ganándose el nobel de ciencias.

Cuando estamos en conciencia vigílica o despiertos, este taumaturgo, nos hace creer que nosotros somos los autores de todo lo que hacemos, entonces el ego cae en la más grande de los encantamientos y se la cree. Se cree el autor de todo lo que hace y reclama el mérito, el aplauso y la medalla, pero cuando se va a dormir, y entra en el sueño profundo, todo desaparece a su alrededor incluyendo su misma existencia.

El único antídoto que existe para disipar este encantamiento es el CONOCIMIENTO de sí mismo o AUTOCONOCIMIENTO. El encantamiento más grande, la desgracia más prolongada en el que vive el ser humano actual, es la de creerse el autor o hacedor de todo lo que hace. Desconociendo, de esta manera, QUE TODO LO QUE SUCEDE AL HOMBRE ES POR LA VOLUNTAD DE DIOS….! Hágase tu voluntad ¡… Reza el Padre Nuestro.

No hay mayor obra de caridad que despertar a un hombre que está dormido teniendo una horrible pesadilla. No hay mayor obra de bondad que sacar de la ignorancia al hombre que se cree el hacedor de sus acciones.

!!!! La ruina espiritual del hombre es creerse hacedor !!!

LA INFELICIDAD

  • Posted by on May 26, 2016 at 12:53 PM

¿PORQUÉ SOMOS INFELICES?

union&…Somos infelices por culpa del sufrimiento mental, creado para nosotros mismos, al aceptar como verdaderas las creencias falsas, los conceptos equivocados, las ideas erróneas, los condicionamientos religiosos. Es decir, porque aceptamos como verdaderos todos los pensamientos que pasan por nuestra cabeza.

&…Somos infelices por el temor a perder lo que tenemos, por la angustia de no alcanzar lo que deseamos y por estar rumiando, a toda hora, lo que hemos perdido o porque no pudimos llegar a ser lo que tanto anhelamos ser. ¿Si no nos aceptamos como somos cómo pretendemos ser felices?

&…Somos infelices por las comparaciones estúpidas con aquellos que están mejor que nosotros, con el que tiene mucho o con el que no tiene nada. Comparándonos con el que está peor que nosotros para buscar alivio a nuestras desgracias. MAL DE MUCHOS CONSUELO DE TONTOS. Comparando tiempos mejores de ayeres felices con la incertidumbre del tiempo de hoy o de un futuro incierto y negativo.

&…Somos infelices por el enorme peso psicológico de las cargas de odio, resentimiento y envidia que tenemos contra otros; por culpa de la incapacidad de perdonar el daño que nos hacen los demás.AMAS A DIOS EN EL PERDÓN DEL DAÑO QUE TE HACEN LOS DEMÁS. Es el mensaje central de Jesús.

&…Somos infelices por la acentuada insolidaridad,  insensible intolerancia y la aguda indiferencia al sufrimiento de los demás, ya que sólo nos interesa la vida del otro cuando afecta la nuestra. ¡Me muevo por mis intereses!

&…Somos infelices por culpa de la gigantesca estupidez de querer cambiar a los demás o querer cambiarse así mismo. ¿Cambiar el ADN del otro o el de uno mismo? Por pretender cambiar la vida como es en el hoy, en el presente real, por la ilusoria idea futurista de “cómo debería ser”.

&…Somos infelices por culpa de ese mal consejero que es el ego, mente metiche o mente divagadora, quien nunca está contenta con lo que tiene, pues siempre queriendo tener más y más.

&…Somos infelices por el apego enfermizo a todo lo que obtenemos, olvidando completamente que al morir, la muerte obliga a dejarlo todo contra nuestra voluntad, porque la gran verdad es que ¡NADA ES DE NADIE EN ESTE MUNDO¡ Así como al despertar de un sueño no nos traemos nada para el estado de vigilia, igualmente al morir no nos llevamos nada.

Entonces, si quieres ser feliz…

¡Disfruta lo que tienes sin mirar lo que no tienes!

¡Disfruta lo que la vida te da en el día a día sin apegarte a nada!

¡Acéptate cómo eres sin compararte con los demás!

¡No te creas nada hasta tanto lo verifiques!

¡Ama a todos y sirve a todos sin esperar nada a cambio!

MISTER EGO

  • Posted by on February 10, 2016 at 11:46 AM

! MISTER EGO !

orgulhoCuando trepes a un puesto de poder: presidente, gerente, rector, ministro, jefe, o pases por una envidiable situación de cualquier índole: económica, académica, en arte, deportes…! Ten cuidado con el ego que crece como espuma!

El ego, crecido por el éxito material o espiritual anula la razón, obnubila el discernimiento, nubla la visión, distorsiona los argumentos y degrada las opiniones, pero lo más grave: cree que siempre tiene la razón y que los demás están equivocados. Es la soberbia del ego académico, la arrogancia del ego del conocimiento, del ego de los títulos universitarios. Creerse más que los demás, por estar en una buena situación, es un síntoma típico del ego enfermizo, contaminado con el virus de la soberbia, la arrogancia del poder, la altivez del dinero, la vanidad de la belleza física, la prepotencia de los apellidos de nobleza y títulos honoríficos.

Estar bien en un momento de la vida, es tan ilusorio como estar mal. El ego de quien está bien cree que siempre va ser así; lo mismo va con el ego de quien pasa por un mal momento. ¡Ambas situaciones son totalmente ilusorias! Estar bien en un momento dado es tan ilusorio como estar mal, porque ambos estados no se pueden mantener por siempre, todo buen momento o todo mal momento, ¡también pasarán! Cuando estés viviendo alguna de estas dos situaciones nunca olvides repetirte: ¡Esto también pasará!… ¡Esto también pasará!… ¡Esto también pasará!…

La única constante en la vida, además de la velocidad de la luz, ¡es el cambio! Todo en esta vida está en permanente cambio en todo el universo, ya que el proceso evolutivo es permanente e irreversible. Desde una minúscula célula hasta una estrella en el cielo están cambiando segundo a segundo. Todo en esta vida es sólo la vanidad del momento, entonces ¡A qué tanta arrogancia con el éxito!

El ego codicioso y avaro nunca está contento con lo que tiene, siempre quiere tener más y más, y entre más tiene más quiere, es un experto en la multiplicación, no de los peces, sino de los deseos. Es este ego el que ha llevado al ser humano a las guerras, a la explotación inmisericorde de los pobres, a la ruina espiritual del ser humano, a la desigualdad social, a la muerte de millones de personas inocentes, a la destrucción del medio ambiente y al estancamiento del desarrollo interno hacia una conciencia superior.

Este ego codicioso es el autor del apego enfermizo, el autor de “mío” y “tuyo”, posesivos que esclavizan, dividen y limitan al ser humano, engañándolo al hacerle creer que la felicidad se consigue por la posesión de bienes materiales y riquezas en dinero. Así como la belleza en las mujeres es una falsa promesa de felicidad, igualmente el éxito profesional es falsa promesas de felicidad, ya que la verdadera felicidad es un estado de Ser, un estado de conciencia superior, que no se puede adquirir comprándola ni estudiando veinte años en un pupitre.

Aún cerca de la muerte este ego codicioso sigue aferrado a los bienes terrenales porque le duele soltarlos después de toda una vida de apego. Le pasa lo del sapo que atrapado entre los colmillos de una serpiente, todavía estira la lengua para atrapar un insecto por aquí o una mosca por allá.

La mayor plaga que ha contaminado este planeta tierra, en sus más de doscientos países, es el virus de la corrupción, que es el mismo ego codicioso, camuflado de político, empresario, altruista, filántropo, comerciante, religioso, contaminando con su fragancia pestilente de los deseos insatisfechos a todos los estratos sociales en todo lugar del planeta tierra donde quiera haya “egos humanos modernos” que nunca están contentos con lo que tienen ni con lo que son.

ALFONSO LOBO AMAYA (“Lobito”)

Autoconocimiento

Autoconocimiento

EFLEXIONES DE AUTOCONOCIMIENTO DIOS. De un pez en un acuario no tiene sentido hablar de ir y venir de alguna parte. ¿De dónde viene el pez y a dónde va? No viene de ninguna parte porque siempre está en el acuario. Igual pasa con Dios. No tiene sentido hablar de ir a buscar a Dios o venir de d...

LA COMPARACIÓN:: ! MÉTODO DE TORTURA PSICOLOGICA ¡

LA COMPARACIÓN:: ! MÉTODO DE TORTURA PSICOLOGICA ¡

Señalar las desgracias de los demás no elimina nuestras desgracias, ni siquiera las reduce, porque nuestras desgracias siguen de igual tamaño. Si te sientes superior porque tu situación económica es mejor que la de tu vecino o la de tu amigo o la de tus compañeros de trabajo que están endeu...

ERS LO QUE ERES Y MUERES SIENDO LO QUE ERES

ERES LO QUE ERES Y… Publicado por Lobito en diciembre 13, 2013 at 11:16 AM ERES LO QUE ERES Y MUERES SIENDO LO QUE ERES (Alfonso LOBITO Amaya) El cerebro no se arruga con el paso del tiempo porque nacemos con el cerebro arrugado y no lo podemos planchar para que nos quede liso. El que nace...

NO TE CREAS NADA HASTA VERIFICARLO

NO TE CREAS NADA HASTA VERIFICARLO

CUENTO NO. 15. —JUSTO E INJUSTO. El hombre robusto, cada tanto halaba la brida para inducir al caballo a apurar el paso. El bruto, cada vez que veía hierba fresca, intentaba detenerse, pero el jinete se lo impedía. Era un camino destapado, polvoriento, de esos que llaman “camino de herradura...

¿ POR QUÉ SOY INFELIZ ?

¿ POR QUÉ SOY INFELIZ ?

¿POR QUÉ NO SOY FELIZ CON MI VIDA? Los cursos de superación personal y de dinámica mental dicen que para uno conseguir lo que se propone debe tener la mente puesta solo en eso; desear intensamente lo que se desea. Si esto fuera cierto ¿por qué la felicidad no llega a nuestras vidas si somos m...