GOPI Argentina

EL DAÑO DE LOS MALOS PENSAMIENTOS.

¿Por qué tener malos pensamientos?

Los pensamientos malos o negativos, como el odio, los celos, la envidia, el resentimiento, la comparación, etc.,

sólo afectan a quien los tiene y no a la otra persona.

Si usted tiene pensamientos negativos sólo lo afectan a usted y no al otro para nada.

Si usted odia o envidia a alguien, ese pensamiento negativo sólo le hace daño psicológico a usted, la otra persona puede estar en cualquier parte pasándola bien.

Tener malos pensamientos o pensamientos negativos contra otro queriéndole hacer daño es como echarse colirio en los ojos para quitarse un dolor de estómago.

El daño gravísimo que hacen los malos pensamientos es que bloquean el desarrollo espiritual o desarrollo interno de la persona.