You are reading all of the stuff that's been tagged with 'Evolución'

“JUSTO E INJUSTO “

  • Posted by on September 23, 2015 at 11:50 AM

 

APTITUDES Y ACTITUDES

(Alfonso “Lobito” Amaya)

cap10Todos dependemos de algo o de alguien. Lo que el hombre piensa, siente o hace no depende de él, depende de las circunstancias, del medio ambiente y cultural y del ADN.

Las circunstancias deciden, no nosotros. Muchas veces tenemos trabajar en un lugar de marras, con un jefe de miércoles, con unos compañeros de cartón y unas distancias desesperantes, pero no podemos tirar el trabajo porque lo necesitamos para sobrevivir. Entonces quien decide que hacer o no hacer son las circunstancias.

La gravedad decide que el hombre camine sobre la faz de la tierra. Sin la gravedad andaríamos flotando y no podríamos ir al trabajo caminando. La gravedad es una fuerza superior al hombre y ella decide. La gravedad es un principio universal. Sobre la cabeza del hombre hay poderosas leyes cósmicas que deciden la vida sobre la tierra. La gravedad no es “justa” ni “injusta”, como tampoco lo son la electricidad, el magnetismo terrestre, ni los tsunamis, ni el teorema de Pitágoras.

El cuerpo humano está hecho de comida, sin comida el cuerpo se enferma y muere. El hombre depende de la comida para vivir. La ignorancia lo lleva a creer que él es sólo un cuerpo y esto hace que la gente sea pretenciosa con el cuerpo. Creerse solamente un cuerpo es el mayor escollo para alcanzar la iluminación.

Las aptitudes (capacidades intelectuales y mentales) vienen con el nacimiento por vía ADN y ellas deciden que hacer y que no hacer. Una persona sin aptitud para las matemáticas no puede llegar a ser un ingeniero brillante, quien no tiene aptitud para la música tampoco será un músico brillante; igual va con todo: el arte, los oficios, los negocios, los deportes, y la ciencia en la vida del hombre. Quien decide qué carrera estudiar son las aptitudes, no la mente de la persona.

La mayor dependencia del hombre actual es la del dinero. El caos más grande que podría afrontar la sociedad actual es que nos levantáramos y encontráramos que… ¡El dinero ha desaparecido de la faz de la tierra¡…¿Qué nos pondríamos a hacer si todo lo que hace el hombre es por el dinero?

La actividad del hombre, en todo el mundo, hoy por hoy, es por el dinero. Todos en todas partes se levantan para buscar el dinero. La rutina del hombre es: consiga el dinero-gaste el dinero. Y si alguien no se lo gasta en vida, cuando muere, los herederos, seguirán con la rutina de gastarlo.

El dinero, en toda época, ha sido y es la gran dependencia del hombre. Así como el cuerpo depende del alimento para vivir igual el hombre depende del dinero para sobrevivir.

Los viajes espaciales, el desarrollo de la ciencia y la tecnología se deben al dinero. En la época de las cavernas, cuando no existía el dinero, el hombre poco o nada hizo. Sólo cazar y pescar para alimentar el cuerpo.

La vida del hombre es dependencia total. Dependemos del sol, del alimento, del aire, del agua, de la respiración, de la tierra para cultivar los alimentos. Y en lo psicológico ni se diga: dependencia total. Para sentirnos bien dependemos de lo que nos digan los demás, de la sonrisa de la pareja, de que las cosas salgan como queremos, de que Dios escuche nuestras plegarias, de los milagros de los santos, del aplauso, del afecto de los seres queridos…porque si esto no es así, viene la famosa etiqueta: “la vida es injusta”.

¡Por Dios!… ¿Y cómo puede ser injusta la evolución si la vida es un proceso de cambio continuo? La única constante en el cosmos… ¡Es el cambio!…Y el cambio o la evolución no se puede etiquetar como “justo” o “injusto”…¡Esto es absurdo!

NO TE APEGUES A NADA

  • Posted by on November 30, 2014 at 3:01 PM

darwin-evolucionTodo es un eterno fluir. Fluye la historia del ser humano, sobre la faz de la tierra, en el tiempo-espacio, desde la ameba aferrada al acantilado al homo sapiens trepando a los árboles, en milenios de imperios y reinados, guerras y esclavitudes, odios y amores, venganzas y perdones, heroísmos y cobardías. En centurias de tristezas y alegrías, fracasos y victorias, llantos y sonrisas, dolor y sufrimiento, ciencia y religión.

Fluye la evolución sobre la faz de la tierra, en el espacio-tiempo, en cambios y mutaciones: de la potente mandíbula del dinosaurio Rex a la caja de dientes del hombre en la vejez, del inofensivo pececillo en el recodo del río al temible tiburón en los mares fríos, de la inofensiva paloma en lo alto de la cornisa a la veloz águila real en la cima del risco, de la rana saltarín en el sendero campestre al canguro de saltos longitudinales en las arenas calientes, del escurridizo ratón en las granjas de heno al pesado elefante en las selvas de cieno, de la hormiga laboriosa en el termitero de barro al despreocupado perezoso en las ramas del árbol.

Fluye la historia del ser humano, sobre la faz de la tierra, en el tiempo-espacio, en milenios de inventos: de la lanza de piedra de punta lítica al misil teledirigido de cabeza nuclear, de la rueda de madera en la carreta de bueyes a la estación espacial en el cenit de las estrellas, de la romántica fogata en el patio de la casa a la terrorífica bomba nuclear en el suelo de Nagasaki, del avión de papel en manos del infante al transbordador espacial en manos del comandante, del ábaco de madera de barras paralelas a la computadora digital de circuitos integrados, de las señales de humo en la cúspide del cerro a la comunicación satelital en la cima de la gravedad, de la canoa de juncos sobre el río de aguas tranquilas al lujoso transatlántico sobre mares agitados, del trencito de madera en noche de Navidad al supersónico monorriel electromagnético en el Japón oriental, de la jeringa de plástico en la droguería de la esquina al quirófano de rayos láser en hospitales de majestuosidad, del trasplante de plantas en los jardines de mamá a los trasplantes de corazones en clínicas de alta complejidad.

Fluye la imaginación del ser humano, sobre la faz de la tierra, en el tiempo-espacio, en centenares de innovaciones y creaciones: del papiro de los sumerios, allá en la antigüedad, al libro electrónico en la época actual; de las pictografías primitivas en las cuevas a los frescos de la Capilla Sixtina; de la danza indígena en las arenas del África al ballet clásico en los teatros de Rusia, del grito desgañitado al pie del balcón a la Traviata de Verdi, del eco de tambores tribales a los arpegios de las sinfónicas de Beethoven en el teatro Scala de Milán, de la ropa elaborada con pieles de animales a las finas telas de las pasarelas internacionales, de la cabaña de bareque al pie de los ríos a los rascacielos de Dubái al pie del puerto, de los cuentos de espanto en las cocinas caseras a las películas en tercera dimensión en las modernas salas de cine, de las competencias pueblerinas en los potreros del vecino a las modernas olimpiadas en escenarios de sueño.

Todo en este mundo es un eterno fluir de inventos y creaciones, de formas y sonidos, de cambios y transformaciones, de ficciones y realidades, porque la única constante universal es el cambio. Nada existe inmutable en el universo.

Entonces ir contra la evolución de las cosas es ir contra uno mismo, porque todo es un fluir evolutivo.

No cometas la solemne estupidez de aferrarse a las cosas y pretender que nada cambie. Todas las situaciones de vida tienen que cambiar temprano que tarde, porque el cambio es ley universal.

Disfruta lo que la vida te da con cada día, pero no pretendas que las cosas se queden igual por conveniencia. Los buenos y los malos momentos son pasajeros, no te ilusiones con ninguno de los dos, simplemente obsérvalos, disfrútalos, suéltalos y déjalos fluir. Eso es sabiduría.

TODO ES UN ETERNO FLUIR

  • Posted by on November 15, 2012 at 8:32 AM

                                                   

evolving-evolution militar Fluye la historia del ser humano, sobre la faz de la tierra, en el tiempo y el espacio, desde la ameba aferrada al acantilado al homo sapiens trepando a los árboles, en milenios de imperios y reinados, guerras y esclavitudes, odios y amores, venganzas y perdones, heroísmos y cobardías. En centurias de tristezas y alegrías, fracasos y victorias, llantos y sonrisas, dolor y sufrimiento, ciencia y religión.

Fluye la evolución sobre la faz de la tierra, en el espacio y en el tiempo, en cambios y mutaciones: de la potente mandíbula del dinosaurio Rex a la caja de dientes del hombre en la vejez, del inofensivo pececillo en el recodo del río al temible tiburón en los mares fríos, de la inofensiva paloma en lo alto de la cornisa a la veloz águila real en la cima del risco, de la rana saltarín en el sendero campestre al canguro de saltos longitudinales en las arenas calientes, del escurridizo ratón en las granjas de heno al pesado elefante en las selvas de cieno, de la hormiga laboriosa en el termitero de barro al despreocupado perezoso en las ramas del árbol.

Fluye la historia del ser humano, sobre la faz de la tierra, en el tiempo y en el espacio, en milenios de inventos: de la lanza de piedra de punta lítica al misil teledirigido de cabeza nuclear, de la rueda de madera en la carreta de bueyes a la estación espacial en el cenit de las estrellas, de la romántica fogata en el patio de la casa a la terrorífica bomba nuclear en el suelo de Nagasaki, del avión de papel en manos del infante al transbordador espacial en manos del comandante, del ábaco de madera de barras paralelas a la computadora digital de circuitos integrados, de las señales de humo en la cúspide del cerro a la comunicación satelital en la cima de la gravedad, de la canoa de juncos sobre el río de aguas tranquilas al lujoso transatlántico sobre mares agitados, del trencito de madera en noche de Navidad al supersónico monorriel electromagnético en el Japón oriental, de la jeringa de plástico en la droguería de la esquina al quirófano de rayos láser en hospitales de majestuosidad, del trasplante de plantas en los jardines de mamá a los trasplantes de corazones en clínicas de alta complejidad.

Fluye la imaginación del ser humano, sobre la faz de la tierra, en el tiempo y en el espacio, en centenares de innovaciones y creaciones: del papiro de los sumerios allá en la antigüedad al libro electrónico en la época actual, de las pictografías primitivas en las cuevas a los frescos de la Capilla Sixtina, de la danza indígena al ballet clásico, del grito desgañitado al pie del balcón a la Traviata de Verdi, del eco de tambores tribales a los arpegios de las sinfónicas de Beethoven en el teatro de la Scala de Milán, de la ropa elaborada con pieles de animales a las finas telas de las pasarelas internacionales, de la cabaña de bareque al pie de los ríos a los rascacielos de Dubái al pie del puerto, de los cuentos de espanto en las cocinas caseras a las películas en tercera dimensión en las modernas salas de cine, de las competencias pueblerinas en los potreros del vecino a las modernas olimpiadas en escenarios de sueño.

Todo en este mundo es un eterno fluir de inventos y creaciones, de formas y sonidos, de cambios y transformaciones, de ficciones y realidades, porque la única constante universal es la evolución. Nada existe inmutable en el universo.

Alfonso Lobo Amaya

¿ QUÉ ES SER FELIZ ?

  • Posted by on November 5, 2012 at 8:32 PM

niño4 ¿Tener éxito material?, ¿ser famoso?, ¿tener un sueldazo?, ¿poseer propiedades? ,¿tener lujos?, ¿ítulos universitarios?, ¿obstentar un puesto de poder?, ¿tener mucho dinero?..¿Cuándo se es feliz?…????

La vida enseña cuando todo lo demás falla, es experiencia de todos, todos los días. Cuando se da la comprensión o el entendimiento de la vida como realmente es, se ahorra mucho tiempo y problemas. Estar bien o estar mal en un momento, ambos son estados ilusorios en la vida del hombre. La vida se mueve en el cambio, porque la evolución es cambio, y lo que está arriba baja y lo que está abajo sube. La felicidad en las personas es algo muy vulnerable y breve, basta una quiebra económica, una separación dolorosa, la pérdida de un ser querido o una enfermedad terminal para acabarla. La verdadera felicidad es un estado de ser permanente y no de poseer cosas o personas. La felicidad real y durarera no está en el poseer riquezas, fama, poder, etc. La verdadera felicidad no es vulnerable porque no depende de las circusntancias ni del medio. La felicidad real fluye desde adentro cual río cristalino y cantarín que se desliza hacia el mar. La felicidad no es otra cosa que el contento, por ello a los niños siempre se les ve felices. Depender de los demás o de las cosas para ser feliz es felicidad dependiente y se llama esclavitud.

EL CAMINO A LA PAZ INTERIOR

EL CAMINO A LA PAZ INTERIOR

ACEPTAR LA VIDA COMO ES …ES PAZ MENTAL Para llegar a la aceptación de la vida como es primero hay que pasar por la comprensión. Lo que no se entiende no se acepta. ¿CÓMO ES QUE ACEPTAS LO QUE NO ENTIENDES? Aceptar la vida como es, es dejar ir lo que se tiene que ir y dar la bienvenida a lo ...

EL VUELO DE LOS GANSOS

EL VUELO DE LOS GANSOS

  “LA VIDA ES MÁS FÁCIL CUANDO VAMOS .   La ciencia ha descubierto que los gansos vuelan formando una V porque cuando cada pájaro bate sus alas, produce un movimiento en el aire que ayuda al ganso que va detrás de él. Volando en V la bandada completa aumenta, por lo menos, un 75...

LA VERDADERA PERSONA VIRTUOSA

LA VERDADERA PERSONA VIRTUOSA

LA PERSONA VIRTUOSA (Alfonso LOBITO Amaya) En espacios de trabajo. como empresas, universidades, colegios, ministerios, alcaldías, gobernaciones, etc., es sorprendente observar lo extremadamente humildes que aparentan ser las personas ante sus superiores y dueños de empresas, pero es también ig...

IDEAS DAÑINAS

IDEAS DAÑINAS

  IDEAS DAÑINAS "El cambio es la ley del universo. lo que tú consideras como muerte es en realidad vida. Sólo que no lo sabes. En cualquier momento podrías ser millonario y en siguiente caer en la pobreza. "Tuyo" y "mío", grand...

VISIÓN DE LO DIVINO

VISIÓN DE LO DIVINO

VISIÓN DE LO DIVINO   “” Para que alguien tenga una idea de una montaña, no basta con tomar una piedra y decirle que la montaña es un millón de veces más grande. La persona tendrá que ver por si misma una montaña de verdad, al menos desde lejos para comprender lo que es en ...