You are reading all of the stuff that's been tagged with 'LORENA'

Experiencia maravillosa de LORENA Y EL CÁNCER

  • Posted by on April 28, 2013 at 7:59 PM

(2da parte y final) LORENA Y EL CÁNCER

(Alfonso LOBITO Amaya)

angelLos niños tienen la magnífica actitud mental de que no intelectualizan ni hacen dialéctica con lo que uno les dice o les enseña, simplemente lo toman y lo hacen. El niño simplemente observa cómo se hacen las cosas para luego emularlas. Lo contrario sucede con el adulto, cuando se le expone un método de sanación pide un millón de explicaciones científicas, filosóficas y de todo tipo. La mente del adulto, como consecuencia de ver tanta ciencia ficción, televisión fantástica, avances científicos y tecnología de punta, esa mente se ha vuelto mágica, científica y tecnológica y esto ha acrecentado a la incredulidad.

Lorena me había contado que debido a su enfermedad, su padre, quien la amaba a morir, había vendido unas propiedades y el carro para llevarla a los estados Unidos a un tratamiento muy costoso, pero que había regresado al país sin mayores esperanzas. La chiquilla, que era bastante inteligente, se dio cuenta que la enfermedad estaba acabando con la estabilidad económica de todos.

A fin de ese mes, Lorena me llamó por teléfono para darme una noticia increíble. Luego de casi un mes de intensa visualización de la imagen del Divino Niño, había hecho de esta práctica una disciplina intensiva. Igual que cuando una persona está profundamente enamorada y todo el día tiene en la mente la imagen del ser amado, Lorena, todo el tiempo que podía miraba la imagen del Señor en la estampa, cerraba los ojos y la visualizaba por minutos, al tiempo que le pedía, con profundo sentimiento, ¡que la sanara!

Me contaba que antes de acostarse a dormir, miraba la imagen por cerca de media hora, luego cerraba los ojos y se dormía con la imagen en su mente y la foto abrazada a su pecho. ¡Muchas veces se soñó jugando con el Niño Divino!

–Lobito, ven a mi casa que te quiero mostrar algo –me dijo emocionada la bella chiquilla. Estaba tan intrigado por el entusiasmo con que me lo había dicho, que tomé un taxi y fui hasta su casa. Sus padres estaban contentos por la alegría que la niña exhalaba a todo momento. Cuando estuvimos solos en su habitación, me abrazó amorosamente y me dijo al oído, como si fuera un secreto, las palabras: “ya no me duele”. Sin comprender lo que quería decir, sacó de debajo de la cama una pequeña caja de lápices de colores y la abrió. Con los lápices había un montón de pastillas de varios colores. Fue cuando con ojos radiantes exclamó:

–“Lobito, ya no me volvió a doler la enfermedad, antes me dolían mucho los huesos y ahora ya no me duele nada”    esto me lo dijo con el entusiasmo cuando uno se saca la máxima nota en un examen de matemáticas—y agregó: “Mira, Lobito, no volví a tomar esas horribles pastillas que saben a remedio, pero como mi mamá piensa que estoy mejorando por las pastillas, por eso las escondí porque yo sé que no me va a creer y me las hace comer”

Después de la explicación se silenció por un minuto; al momento deslizó la silla de ruedas hasta la mesita de noche y tomó otra caja de donde sacó un bello vestido blanco. Me dijo que la siguiente semana iba a hacer la primera comunión en la capilla del colegio con los demás niños y que quería que yo fuera su padrino. Acepté dándola un abrazo de oso. Fue cuando se puso seria y me dijo que quería contarme un secreto, pero que no le podía decir a nadie. Le di mi palabra de guardar total silencio. Y mostrándome la foto del Divino Niño, me contó que había tenido una ¡experiencia maravillosa con el Divino Niño!: ¡Se le había aparecido sentado en la ventana!..!La divina imagen se había materializado frente a sus ojos!…

Cuando la pequeña me contó eso yo ahí mismo le creí, no hubo un solo gramo de dudas. Entonces le pregunté que si le había hablado. Me respondió que sí, y que ese era el secreto que quería contarme. Entonces dijo:

–“El divino Niño, dijo que después de hacer la primera comunión vendría por mí para llevarme al cielo, y que eso era cuando estuviera dormida, pero que si no quería ir con él que entonces no hiciera la primera comunión”.

Sorprendido por lo que la angelical chiquilla me había contado le pregunté cuál era su decisión y la respuesta fue inmediata, firme, tajante, alegre: ¡Haré la primera comunión!

Al día siguiente por la noche, después de hacer la primera comunión, Lorena tuvo una recaída y la llevaron a la clínica. Estando con su mamá en la habitación pidió un vaso con agua y se lo tomó y luego se durmió. Lorena no volvió a despertar.

!Desde entonces, la pequeña Lorena, es mi ángel de la guarda!

LA NIÑA Y EL CÁNCER

  • Posted by on April 26, 2013 at 8:57 PM

 

LORENA Y EL CÁNCER

(Experiencia significativa)

Alfonso LOBITO Amaya

 

niñaSucedió que estaba en un colegio de Bogotá realizando un taller de literatura infantil, en un amplio salón donde había cerca de un centenar de chiquillos de primaria, cuando la actividad se interrumpió porque llegó una ambulancia. Por un momento pensé que algún niño hubiera sufrido un accidente, pero la sorpresa fue grande cuando bajaron de la ambulancia una hermosa chiquilla, de unos diez años, sentada en una silla de ruedas. La enfermera que la traía ingresó al salón y puso la niña en la primera fila, frente a mí, donde yo relataba el cuento.

La profesora coordinadora se acercó y me explicó que la niña (de nombre Lorena) había leído mi libro “La Montaña de los Cristales”, y se había enterado del taller y quería conocer al escritor, ya que el libro la había impactado; también me dijo al oído que la chiquilla tenía cáncer, razón por la cual tenía la cabeza cubierta con una pañoleta de color blanco con flores moradas.

El libro de “La Montaña de los cristales”, es un relato para chicos de todas las edades, donde cuento una serie de experiencias que tuve, de niño, con los elementales de la naturaleza (gnomos, sílfides, nereidas y ondinas) allá en los bosques y serranías de mi tierra Ocaña. Cuando terminé la actividad literaria, quedé a solas con la niña pues quería hablar conmigo. Lo duda que tenía la chiquilla era que si lo que yo contaba en el libro era cierto o me lo había inventado. Cuando le respondí que todas eran experiencias reales, sus ojos brillaron de alegría y me invitó a su casa, para ese fin de semana, cuando hubiera salido de la quimioterapia.

Ese sábado, por la noche, fui a la cita y subí a su habitación, en un segundo piso, y, con ojos llorosos, Lorena me pidió que si la podía ayudar con mis amigos los elementales de la naturaleza a curar su enfermedad. Cuando escuché el pedido me dio mucha ternura y la tomé fuerte contra mi pecho y la chiquilla lloró en mi hombro. Luego que dejó de llorar, le dediqué a explicarle la forma de superar la enfermedad utilizando las energías espirituales. Le dije que por el cuerpo humano circulaban muchos tipos de energía como las energías magnéticas, eléctricas, químicas, electrolíticas, etc., pero la energía más poderosa era la espiritual. La técnica para movilizar esta increíble energía sanadora es como sigue.

Le pregunté a Lorena que a quien rezaba y le pedía ayuda para su sanar su enfermedad: que si a Jesús o a la virgen María o a un santo o a un ángel. Me respondió con firmeza que ella oraba al Divino Niño. Entonces sacó una foto del Divino Niño que tenía debajo de la almohada y me la mostró. Le pregunté que cuando ella veía un bebé sonriéndole que sentía por el bebé, que si amistad, compasión, alegría o ternura. “¡Ternura!, siento mucha ternura!”, me respondió con seguridad. Entonces le dije que así como el bebé le movilizaba la ternura, una imagen divina movilizaba la energía espiritual.

Ahora hagamos el siguiente experimento, le dije:  Mira fijamente durante varios segundos el bombillo de la lámpara. (Lorena lo hizo). Luego de unos segundos de mirar fijamente el bombillo,  apagamos la lámpara y le dije que cerrara los ojos y se os tapara con sus manos y me dijera que veía.

Respondió que… ¡veía el bombillo en su mente dando luz!…durante un buen rato el bombillo siguió prendido en su mente dando luz y permaneció así hasta que se desvaneció por completo. Fue en ese momento que le enseñé cómo movilizar la increíble energía espiritual. Le dije que tomara la foto del Divino Niño y… ! la mirara fijamente durante varios minutos!… y que luego cerrara los ojos y visualizara esa imagen en su mente totalmente como estaba en la foto. La chiquilla, con el entusiasmo propio de los niños, exclamó: “¡La veo!..¡La veo¡”….!Lobito, veo la imagen igualita a la de la foto!

Le expliqué que en el preciso momento en que la imagen del Divino Niño estaba en su mente, brillante como bombillo,  era ahí mismo cuando debía pedir la sanación con todas las fuerzas de su alama y de su corazón.

¡Sáname Divino Niño!…!Sáname Divino Niño!…!Sáname Divino Niño!….((( Lorena así lo hizo y de sus ojos rodaron silentes y cristalinas dos grandes lágrimas)))

Luego de unas semanas de estar practicando la movilización de la energía espiritual, apoyada en una imagen divina, Lorena me llamó para contarme algo maravilloso que le había sucedido…

=====================================

(((Continúa en la segunda parte:::::::::::::::

LA INFELICIDAD

LA INFELICIDAD

¿PORQUÉ SOMOS INFELICES? &…Somos infelices por culpa del sufrimiento mental, creado para nosotros mismos, al aceptar como verdaderas las creencias falsas, los conceptos equivocados, las ideas erróneas, los condicionamientos religiosos. Es decir, porque aceptamos como verdaderos todos los p...

EL SUFRIMIENTO ES FORMATIVO

EL SUFRIMIENTO ES FORMATIVO

LO POSITIVO DEL SUFRIMIENTO       LO POSITIVO DEL SUFRIMIENTO El sufrimiento es diferente del dolor. El dolor se refiere a lo físico o corporal, así decimos “me duele la cabeza”, “me duele una muela”, “me duele el estómago”. En estos casos tomamos aspirinas o al...

LA VIDA ES DEPENDENCIA

LA VIDA ES DEPENDENCIA

INFELICIDAD Y DEPENDENCIA (Por: Alfonso Lobo Amaya) Todos dependemos de todos y de todo, razón por la cual nunca somos felices. La dependencia es inseguridad y la inseguridad permanente es infelicidad permanente. No podemos tener seguridad de lo que dependemos ni rezar a lo que tememos para pedir...

PARÁMETROS PARA SABER QUE VAS BIEN

PARÁMETROS PARA SABER QUE VAS BIEN

PARÁMETROS PARA SABER QUE VAS BIEN 1.-- Cuando al fin dejes el estúpido concepto de querer cambiar al mundo, el ridículo pensamiento de pretender cambiar los demás y la pésima idea cambiarte a ti mismo, como lo quiso hacer El Quijote de la mancha, y aceptes a los demás como son y te aceptes ...

EL ABRAZO

EL ABRAZO

EL ABRAZO ! He envejecido en aulas y auditorios con una tiza en una mano y un borrador en la otra !..! TODA UNA VIDA DICTANDO CLASES !...En salones iluminados por las sonrisas de los estudiantes y el eco de las sonrisas! ! Toda una vida dictando conferencias sobre VALORES HUMANOS, ÉTIC...