LOS MALOS Y BUENOS MOMENTOS

Autoconocimiento2Cuando estés pasando por mal momento, de cualquier tipo, crisis laboral, personal, familiar, enfermedad, separación, desempleo, etc., haz siempre esta reflexión: ¡Esto también pasará!

Debes repetirla mentalmente hasta que se vuelva un eco en tu cabeza, La misma reflexión debes hacer si pasas por un buen momento, bien sea de situaciones de abundancia, de ganancia de dinero, cosas materiales, éxitos o triunfos personales de cualquier índole. En cualquiera de las dos situaciones ¡No te la creas! Ambos estados son ilusorios, ya que el cambio en la vida es inexorable.

Estar bien en un momento dado o estar mal, ambos son estados ilusorios. ¡Todo en el universo está en permanente cambio! ¿Cómo pretendes mantener inalterable una situación en medio de un proceso evolutivo? ¡No te la creas porque si te la crees el ego se fortalece hasta alcanzar la altura de la soberbia del dinero o la soberbia del triunfo!

Cuando estés pasando por un excelente momento de vida, por un buen momento, no olvides que pronto pasará, entonces se inteligente y siembra semilla ayudando a todos los que más puedas, pero sin esperar nada a cambio. Es como cuando alguien te pregunta la hora y tú se la das sin esperar nada a cambio. Haz del fruto de las buenas acciones una ofrenda a Dios. Dios en el único que jamás olvida y, cuando menos piensas, te retribuye por las manos de quien menos lo esperas.

“Esto también pasará”, es ley cósmica y Dios se manifiesta, por todo el universo, a través de leyes cósmicas. Es ley cósmica que todo lo que nace muere, desde un gusano hasta una estrella, desde un planeta hasta una galaxia. Es ley cósmica que la energía no se destruya y que sólo se transforme (primera ley de la termodinámica). Toda la energía que hay en el universo, en forma de átomos, está en constante cambio, nada permanece igual, todo momento también pasará.

Si al momento de leer este texto estás en un mal momento o un excelente momento, entonces repítete: ”Esto también pasará…Esto también pasará”. Un vez que se meta en tu mente, vibrará como un eco lejano en la Conciencia Universal.

Observa que con la muerte todo se acaba. Se desintegran los recuerdos de miles de ayeres y se evaporan las expectativas de futuros mejores. Todo en el universo es un ir y venir de infinitas formas físicas y mentales que se diluyen en el silencio cósmico, porque todo es efímero, todo es pasajero, todo momento en el tiempo no puedo permanecer inmutable.

La repetición de “Esto también pasará”, es práctica espiritual para ascender a un nivel superior de conciencia o de comprensión, Es una reflexión de vida que también te lleva al desapego total y, sobretodo, a la aceptación de que la vida es como es y no se puede cambiar.

Lobito con amor.