preocupada LO MUCHO EN EXCESO ES ESTUPIDEZ

No por mucho madrugar amanece más temprano.

No por mucho preocuparte arreglas los problemas.

No por mucho gritar tienes la razón.

No por mucho trabajar te haces más rico.

No por mucho mentir obtienes lo que quieres.

No por mucho memorizar eres más inteligente.

No por mucho rezar eres mejor devoto.

No por mucho comer tienes mejor salud.

No por mucho ensalzar te haces rey.

No por mucho leer te vuelves sabio.

No por mucho denigrar consigues el éxito.

No por mucho sudar llegas de primero.

No por mucho acumular llegar a ser feliz.

No por mucho ofender ganas el pleito.

¿Entonces?… ¡Lo mucho en exceso es estupidez!

(Alfonso Lobo Amaya)