You are reading all of the stuff that's been tagged with 'Niños'

SIEMPRE CONTENTO

  • Posted by on February 4, 2016 at 11:59 AM

¡ COMO ESTAR SIEMPRE CONTENTO ¡

niño4Por estar pensando en lo que no tenemos o en lo que hemos perdido dejamos de disfrutar lo que tenemos. La mayoría de las personas tiene la mente en el futuro (en lo que no tienen) o en el pasado (en lo que han perdido), razón por la cual no disfrutan el presente. Vivir el día y vivir el momento presente es una actitud sabia e inteligente. Salirse del presente, del ahora, para ir a divagar por un futuro incierto y un pasado muerto es un tremendo desgaste mental.

Los niños pequeños siempre van felices y alegres; tienen su mente en el presente, en el ahora; la mente del niño pequeño jamás divaga por el pasado alimentando nostalgias;  tampoco vuela al futuro para llenarse de expectativas y miedos supuestos. Si la mente se va para el pasado (el cual sólo existe en la memoria) se llena de nostalgia en el presente, y si la mente se va para el futuro (que es un invento de la imaginación) se llena de ansiedad en el presente. Nadie sufre en pasado, ni nadie sufre en futuro. ¡Todos sufrimos en presente!

Los adultos se sientan a rumiar el pasado y se llenan de nostalgia y se deprimen, porque imaginan un futuro incierto y se llenan de temor. Los abuelitos dan consejos, a toda hora, a los adolescentes, desconociendo que la época de ellos es completamente diferente a la que están viviendo los chicos de hoy en día. Comparar tiempos pasados y tiempos futuros con el tiempo presente es tonto, porque la raíz de todo sufrimiento se deriva de la comparación, cosa que no hacen los niños.

Jamás vemos a un niño pequeño sentado, callado y taciturno, rumiando el pasado; tampoco lo hallaremos con la mirada perdida en la nada pensando en el futuro. El niño no dice: “¿Qué será de mi si se muere mi papá? ¿Quién me va a cuidar? Y si también se muere mi mamá… ¿Cómo voy hacer para vivir?”. El adulto supone: “Si yo muero: ¿qué será de mis hijos?, ¿Quién los cuidará?” Y si me echan del trabajo ¿de que voy a vivir?” La mente del niño pequeño jamás hace ese tipo de trapecismo intelectual por la sencilla razón de que su mente siempre está en presente. Razón tenía Jesús cuando afirmaba que para entrar al reino de Dios (la paz interior) teníamos que volvernos niños.

El secreto de la felicidad de los niños radica en que su mente siempre está en presente disfrutando lo que la vida depara cada día. Razón por lo cual un niño, desde que se levanta hasta que se acuesta, juega catorce horas. Uno se pregunta ¿de dónde saca tanta energía un niño para jugar catorce horas seguidas? El secreto está en que la mente del niño está siempre en presente y no gasta la energía en supuestos mentales, en expectativas inexistentes, en temores inventados de un futuro incierto. Los niños tampoco gastan la energía en los recovecos del ayer, recodando “aquellos tiempos mejores” ni en cosas que quedaron pendientes por hacer. O en resentimientos por lo que alguien me hizo. La mente del niño no compara, y al no haber comparación no hay señalamiento, menos juzgamiento ni sentencias. Los niños no critican. Los adultos gastan sus energías en los supuestos mentales.

Los adultos se sientan meditabundo en una silla de la sala y se pone a SUPONER COSAS, y lo más increíble es que todos esos supuestos mentales se los creen y se llenaN de miedo por el futuro y de allí pasa a la frustración, para finalmente descender a la depresión. El ser humano moderno se ha vuelto depresivo porque su mente no está en el presente. En otras ocasiones, la mente del adulto se va para el pasado a recordar videos de cosas que les ha sucedido y esos videos se los trae para el presente y, por ende, se llena de nostalgia o de resentimiento en PRESENTE, porque nadie sufre en pasado ni en futuro.

La enseñanza que nos dan los niños es muy clara: ¡ LA VIDA ES UN JUEGO…! DISFRUTALO!..Disfrutar lo que la vida vaya deparando cada día. Eso no quiere decir que uno no haga planes, por supuesto, todos hacemos planes, pero ¿Quién o qué nos garantiza que los planes van a salir como los proyectamos? Nadie planea ser pobre ni nadie planea una enfermedad, sin embargo ambas se presentan en nuestras vidas sin haberlas solicitado, entonces… ¿Por qué llegan?

VIVIR EL DIA. Yo no diseñé esta filosofía, el autor de ella es Jesús cuando dice: “No os preocupéis por el día de mañana, vive sólo el hoy, que el día de mañana traerá sus propias preocupaciones”.

ALFONSO LOBO AMYA

REFLEXIONES DE AUTOCONOCIMIENTO

  • Posted by on June 30, 2015 at 12:33 PM

EL ARTE DE VIVIR EN PAZ

Niños felicesEstudiantesProfesor, Lobito, queremos que nos explique por qué usted dice que los niños son los mejores maestros del arte del vivir en paz y no lo son los psicólogos o los sociólogos o los místicos.

PROFE LOBITO. Estas enseñanzas derivan de la observación de la forma como los niños viven el día a día. Los adultos, por estar pensando en lo que no tienen o por estar recordando lo que han perdido, no disfrutan lo que tienen. Los mayores tienen la mente enfocada en el futuro (en lo que no tienen) o en el pasado (en /o que han perdido), razón por la cual no disfrutan el presente. Vivir el día y vivir el momento presente es una actitud sabia e inteligente; salirse del presente, del ahora, para divagar por un futuro incierto y un pasado muerto es una solemne tontería.

Los niños siempre van felices y alegres porque tienen la mente en el presente en el ahora; la mente del niño jamás está en el pasado alimentando la nostalgia; tampoco en el futuro llenándose de expectativas y miedos irreales. Si la mente se va para el pasado (el cual sólo existe en la memoria) se llena de nostalgia en el presente, y si se va para el futuro (que es un invento de la imaginación) se llena de ansiedad en el presente. Nadie sufre en pasado, nadie sufre en futuro, todos sufrimos en presente. Los adultos mayores se sientan a rumiar el pasado, se llenan de nostalgia y se deprimen, o se van para el futuro incierto y se llenan de temor. Los abuelos dan consejos, a toda hora, a los adolescentes, desconociendo que la época de ellos es completamente diferente a la de los chicos de hoy en día. Comparar tiempos pasados y tiempos futuros con el tiempo presente es una gran tontería que comete el ser humano porque la raíz de todo sufrimiento se deriva de la comparación, cosa que no hacen los niños.

Nunca vemos a un niño sentado en una mecedora, callado y taciturno, rumiando el pasado; tampoco lo hallaremos, con la mirada perdida en un punto espacial, pensando en el futuro. Un niño no dice: "¿qué será de si se muere mi papá? ¿Quién me va a cuidar? Y si también se muere mi mamá… ¿cómo voy hacer para vivir?". El adulto supone: "si yo muero, ¿qué será de mis hijos?, ¿quién los cuidará?". Y si me echan del trabajo, ¿de qué voy a vivir?". La mente del niño no hace ese tipo de trapecismo intelectual por la sencilla razón de que su mente siempre está en presente.

Razón tenía Jesús cuando afirmaba que para entrar al reino de Dios (la paz interior) teníamos que volvemos niños. El secreto de la felicidad de los niños radica en que su mente siempre está en presente disfrutando lo que la vida les depara cada día, razón por lo cual un niño, desde que se levanta hasta que se acuesta, juega doce o catorce horas. Uno se pregunta ¿de dónde saca tanta energía un niño para jugar tanto tiempo? El secreto está en que la mente del niño está siempre en presente y no gasta la energía en supuestos mentales, en expectativas inexistentes, en temores de un futuro incierto. Los niños tampoco gastan la energía en los recovecos del ayer, recodando "aquellos tiempos mejores" ni en cosas que quedaron pendientes por hacer, o en resentimientos por lo que alguien me hizo.

La mente del niño no compara, y al no haber comparación no hay señalamiento, ni juzgamiento ni sentencias. Los niños no critican. Los adultos gastan sus energías en los supuestos mentales. Los adultos se sientan meditabundos en una silla de la sala y se ponen a suponer cosas, y lo más increíble es que todos esos supuestos mentales se los creen y se llenan de miedo por el futuro, y de allí se pasa a la frustración, para finalmente descender a la depresión. El ser humano moderno se ha vuelto depresivo porque su mente no está en el presente. En otras ocasiones, la mente del adulto se va para el pasado a recordar videos de cosas que le han sucedido y esos videos se los traen para el presente y, por ende, se llena de nostalgia o de resentimiento en presente, porque nadie sufre en pasado ni en futuro.

La enseñanza que nos dan los niños es muy clara: ¡la vida es un juego, disfrútalo! Disfrutar lo que la vida vaya deparando cada día. Eso no quiere decir que uno no haga planes, por supuesto, todos hacemos planes, pero ¿quién nos garantiza que los planes van a salir como los proyectamos? Nadie planea ser pobre ni nadie planea una enfermedad, sin embargo ambas se presentan en nuestras vidas sin haberlas solicitado, entonces. ¿por qué llegan?, por ello insisto a vivir el día. Jesús, en el evangelio, dice: "No os preocupéis por el día de mañana, vive sólo el hoy, que el día de mañana traerá sus propias preocupaciones".

(Texto del libro …LA VIDA ES COMO ES )

CÓMO ENSEÑAR VALORES A LOS NIÑOS

  • Posted by on April 8, 2015 at 10:33 AM

LOBITO CON NIÑAS DE COLEGIO DE OCAÑA.

Este vídeo es muy formativo en VALORES para los niños. Para ver en familia.

Charla de Lobito con niñas de 5o primaria de La Normal Superior de Ocaña.

–Cómo enseñar a los niños a decir la Verdad.

–Cómo inducir a los niños a la lectura.

–Cómo escribir un cuento de literatura

–Foro de preguntas y repuestas sobre la charla.

 

 

300 NIÑOS CON LOBITO

  • Posted by on April 7, 2015 at 6:32 PM

ENSEÑANDO VALORES A LOS NIÑOS

TALLER DE LITERATURA INFANTIL CON 300 NIÑOS DEL COLEGIO COLSUBSIDIO DE BOGOTÁ.

https://www.youtube.com/watch?v=ARuTuMU5NZw

MENSAJE A LOS NIÑOS

  • Posted by on October 18, 2014 at 9:41 PM

Fotografía (3)Cuando era pequeño, escasos seis años, dientes de leche, cabello rizado, pantalón corto, camisa sin botones y zapatos rotos, le temía mucho a las tormentas porque me asustaban los relámpagos y los truenos. Mi madre, mujer paciente y comprensiva, mamá tierna y cariñosa, me sentaba en sus piernas y me relataba cuentos; el miedo se me pasaba. Fueron los años más maravillosos de mi infancia, a pesar de que no sabía leer. La dulce voz de mi madre, como un caminito de luz, me llevó a los increíbles mundos de Charles Perrault; de Hans Christian Andersen; de los Hermanos Grimm; de Rafael Pombo; de Lewis Carrol, de James Barrie, de Daniel Defoe; de los mitos y leyendas de mi tierra Ocaña y de las nostálgicas metáforas de la poesía de mi abuelo Adolfo Milanès.

Entonces volé de la mano de Peter Pan; corrí con Alicia en el País de las Maravillas; compartí aventuras con Pinocho, nadé con la Sirenita, fui a la luna con Julio Verne; escudriñé la Isla del Tesoro con Luis Stevenson, monté en barco halado por Gulliver y viví solo en una isla con Robinsón Crusoe. Pero también lloré cuando la malvada reina envenenó a Blanca Nieves y la bella Durmiente se murió. Igual salté de alegría cuando Cenicienta calzó la zapatilla de cristal y cuando Hansel y Gretel mataron a la fea bruja. Compartí el regaño de Gepeto a Pinocho y reí a reventar con El Nuevo traje del Emperador cuando el rey salió sin ropas por las calles.

Fue así que mi mente se llenó de hadas y de magos; de duendes y de gigantes; de animales que hablaban, de estrellas que sonreían y de brujas feas y malolientes que querían comerse a inocentes niños. Mi corazón en cambio, rebozó de dicha y esperanza al saber que existían valientes y osados príncipes que salvaban a indefensas Cenicientas, Bellas Durmientes y hermosas Blancas Nieves…todo eso lo creía cuando yo era un niño de seis años…pero ahora que soy un adulto de sesenta años, dientes postizos, cabello blanco, zapatos viejos y pantalón largo, todavía creo en gnomos, silfos, drìadas, ondinas, nereidas, kalas y demás duendecillos y elementales que vuelan, saltan, reptan, corren, brincan, nadan, zumban y aletean por ríos, mares, océanos, montañas, valles, cavernas y bosques de este planeta.

Ahora, no me sentaré más a la ventana a mirar el cielo estrellado y a esperar que el hada de luz convierta en casita de chocolate el deseo de un niño glotón; o que esa hada misteriosa revele el secreto del fabuloso tesoro que el temible pirata pata de palo, con parche negro en un ojo y garfio en la mano, escondiera en una oscura caverna repleta de murciélagos.

¡No! ya no me sentaré más a la ventana porque he comprendido, que todo es un juego mágico de la Conciencia para entretener a los seres humanos, mientras cumplen con el tiempo de vida asignado al cuerpo; porque sin ese maravilloso mundo de infinita fantasía, de la magia de los cuentos, de la hipnosis de los relatos de los abuelos, la vida seria una gigantesca nostalgia y la epidemia de la tristeza sería más mortal que virus de ébola y mataría a todo ser vivo sobre la faz de la tierra.

CON AMOR A LOS NIÑOS DE TODO EL PLANETA TIERRA Y A LOS NIÑOS EXTRATERRESTRES QUE SE ESCONDEN EN LAS ESTRELLAS TITILANTES EN EL FIRMAMENTO.

LOBITO

============================

VACÍO PSICOLÓGICO

VACÍO PSICOLÓGICO

VACÍO PSICOLÓGICO. Al devolver mal por mal te igualas al otro. ¿Qué mérito tiene devolver bien por bien? Eso lo hace casi todo el mundo. ¿Qué mérito tiene devolver mal por mal? Eso también lo hace casi todo el mundo. ¡Me la hizo me la paga! (ley del Talión). Insultada por insultada, pala...

¡Milagro en la estación MARLY¡

¡Milagro en la estación MARLY¡

¿CULTURA CIUDADANA?...JAJAJAJA… ¡Que buen chiste!   ¡MILAGRO EN LA ESTACION MARLY¡ Pretender que un estudiante universitario, un obrero, un adulto joven o una persona de cualquier color, raza o género ceda la silla (roja) en un transmilenio a un adulto mayor o a una mujer embarazada, es ta...

MENTE EN DIOS

MENTE EN DIOS

LA ENTREGA ESTUDIANTE. Profe Lobito, usted dice que la entrega a Dios es solución a  los problemas. ¿Cómo es eso? LOBITO. Cuando una persona está total y profundamente enamorada hay una entrega total, sin reservas y sin secretos al ser amado. La mente de la persona enamorada está todo el...

ODA AL IGNORANTE

ODA AL IGNORANTE

Oda al ignorante Por: Alfonso Lobito Amaya  * Las frutas de plástico no quitan el hambre ni las flores de cartón exhalan fragancias. La maledicencia no elimina el resentimiento. * Señalar las desgracias de los demás no eliminan mis desgracias. La comparación es la medida de los tonto...

LA TÉCNICA DEL POLLO

LA TÉCNICA DEL POLLO

Especular sobre la vida después de la muerte es de poca utilidad, sólo un desgaste de energía y tiempo que no conduce a ninguna parte. Los problemas que enfrentamos, en el día a día, son del ahora, del presente. ¿Qué pasará después de que morimos?, sólo es un tema especulativo y de inter...