You are reading all of the stuff that's been tagged with 'perro'

CUENTO SOBRE VALORES

  • Posted by on May 17, 2017 at 11:57 AM

EL BURRO Y EL PERRO

Un burro comía berros y un perro se los robó, el burro lanzó un rebuzno y el perro al barro cayó

En un pueblo había un lavandero que se puso muy feliz porque le mandaron a lavar un montón de ropa de una familia rica que organizaba un matrimonio. El hombre echó sobre un burro varios bultos de ropa y, acompañado de su fiel perro, se fue de madrugada para el río. Una vez allí se puso a lavar la ropa, y la extendía a lo largo de la orilla. Mientras esto sucedía, el burro se dio a comer pasto fresco, tomar agua y descansar; pero al perro le tocaba ir de un lado a otro de la orilla cuidando la ropa para que no se la robaran. Así pasó el día hasta la tarde cuando regresaron a la casa del lavandero.

Esa noche el perro le dijo al burro que si llegaban los ladrones, él no iba a ladrar para dar aviso porque el lavandero todo el día lo había puesto a trabajar y no le había dado de comer, y como él no era un burro no iba a llenarse la barriga comiendo pasto. Fue así como a la media noche llegaron los ladrones por el tejado, y el perro no quiso ladrar a pesar de la insistencia del burro. Éste viendo que los ladrones metían la ropa en costales se puso a rebuznar durísimo y a dar coces a la madera. El lavandero, furioso porque el burro no lo dejaba dormir, vino con un palo y le dio una paliza. El perro se burlaba del burro diciéndole que eso le pasaba por metiche.

 

******************************************

¿Qué opinan de esta situación? ¿Qué enseñanza nos deja este cuento?

MORALEJA.

No correcto asumir las responsabilidades y deberes de los otros.

Cada cual debe cumplir con sus deberes.

EL DINERO SOLO DA COMODIDAD

  • Posted by on November 17, 2014 at 2:17 PM

EL PERRO Y EL HUESO

(Comodidad y Felicidad

)

imagesUn perro “vagamundo” caminaba oliendo bolsas de basura que la gente deja tiradas en andenes y calles. El escuálido animal buscaba acuciosamente algo de comer, cuando de pronto encontró un viejo hueso poroso, lleno de huecos. El hambriento animal vio en el deshecho una suculenta comida de pobres y, sosteniéndolo con sus patas delanteras, se dio a morderlo con avidez. De pronto el hueso se partió y una de las filosas astillas cortó profundamente su encía de la cual comenzó a salir sangre a borbotones que se metía en el hueso. El ignorante animal se dio a lamer con entusiasmo la sangre, de la cual derivaba un placer infinito, pues la sangre era fresca y calientita…

Lobito. ¿Queridos estudiantes que opinan del cuento?

Estudiante. Me parece que es un perro tonto al creer que la sangre provenía del hueso y que el hueso le daba felicidad. Es una felicidad engañosa.

Lobito. Así es. Igual de tonto es la persona que piensa que la felicidad o placer proviene de la adquisición y de disfrute de bienes terrenales.

Estudiante. ¿O sea que estamos confundidos al creer que la felicidad autentica se pueda derivar de la posesión de bienes materiales, títulos académicos o el éxito profesional?

Lobito. La adquisición de cosas es alegría efímera. Es un monumental autoengaño al creer que la felicidad se puede obtener de ese tipo de huesos. Quien le da al perro el placer es su propia sangre y no el hueso. Igual que un bebé siente placer al chupar sus dedo y su propia saliva creyendo que es el pezón y la leche del seno de la madre.

Estudiante. Entiendo que lo quiere decir es que la felicidad permanente nada tiene que ver con la posesión de cosas materiales. ¿Luego el dinero no da placer, dicha y felicidad ya que con él podemos comprar lo que deseemos?

Lobito. Falso. Por supuesto que el dinero si da COMODIDAD al cuerpo, pero no FELICIDAD. No confundas las dos palabras. Un millonario puede comprarse carros lujosos, yates modernos, mansiones, ropa, comida y joyas costosas, todo lo cual es placer para el ego y comodidad para el cuerpo, pero en ningún momento felicidad o contento permanente.

Estudiante. ¿Luego, para usted que es la felicidad?

Lobito. Un estado de ser y no de poseer, un vivir en la conciencia del ahora, es el contento permanente. Te ilustro con un ejemplo. Cuando James hizo el gol a Uruguay, en el pasado mundial de fútbol, en ese momento experimentaste una enorme alegría que te hizo gritar y brincar como grillo saltarín. Experimentaste una enorme complacencia interior, una euforia indescriptible. Luego, después de un tiempo, esa gigantesca alegría se diluyó, se esfumó. No siguió contigo. ¿O es que todavía te levantas y esa alegría continúa contigo, día tras día, igual que el día del gol?

Estudiante. No, por supuesto que no. Así vea por TV ese gol, ya no me produce aquella tremenda alegría del momento en que James hizo el gol.

Lobito. Bueno, la felicidad de la que hablo nada tiene que ver con efímeras alegrías producidas por la adquisición de cosas materiales, éxitos profesionales, fama, ganancias de dinero o roer huesos. La felicidad auténtica, espiritual, es un estado interno de no alteración por nada de lo que pasa. Es un clima interno estable, inalterable, suceda lo que suceda. Es un estado de conciencia donde la persona no se regocija por nada ni se lamenta por nada, porque este estado de conciencia es de profunda comprensión y de total aceptación de que la vida, en todo el universo, es como es y no se puede cambiar. Esta felicidad sólo es posible en la conciencia del ahora, sin llenarse de temores por un futuro incierto o por un pasado muerto, recordando situaciones mejores. ¡Sólo puedo ser feliz ahora, no ayer ni mañana!

¡Quede claro que el dinero sólo puede dar comodidad al cuerpo, más no felicidad a la mente, porque la felicidad es una paz que a toda comprensión trasciende!

LA MAGIA DEL PERDÓN

  • Posted by on October 27, 2013 at 2:09 PM

 papaAmar a quien te ama, es fácil; odiar a quien te odia, también es fácil, esto lo hace casi todo el mundo en todas partes, lo divino es amar a quien te odia. Esta es la verdadera práctica espiritual que conduce a Dios. En la aritmética de la Biblia por cada millón de personas “uno llega a mí”.

Si fuéramos capaces de perdonar el daño que nos hacen los demás, la mayoría de los problemas que tenemos con otros se resolverían al momento, El perdón es una formula mágica que tiene el inmenso poder de resolver conflictos y hacer desaparecer resentimientos enfermizos anidados en el corazón humano por mucho tiempo. Un persona resentida es una persona enferma.

El perdón es un acto de heroísmo y un acto divino. Amas a Dios cuando perdonas el daño que te hacen los demás. El perdón lleva a la reconciliación interna, a la paz con uno mismo, a la paz mental y a la paz con el otro. Es como el encanto de la plata cuando se regala a quien la necesita, produce un registro interno muy agradable; tal vez más agradable que quien la recibe. Porque el dar es superior que el recibir. La mano que da va arriba y la mano que reciba va abajo.

Perdonar es un acto de grandeza espiritual. De este tamaño es la ganancia interna cuando se perdona. Además, al no perdonar, está en juego, nada más y nada menos, que nuestro crecimiento interior, quedando estancado. El crecimiento espiritual es lo único en la vida del hombre que crece y no decrece, mientras que todo lo demás en la vida del hombre sube y baja con el tiempo. Al no perdonar nos estamos deteriorando internamente. Nuestro crecimiento espiritual queda estancado.

El perdón es un acto de amor divino; lo otro, los besos, las caricias, el sexo, es amor humano. Pero quede claro que este perdón no se refiere a ir y arrodillarse ante el otro y pedirle perdón. Aquí estamos hablando de reconciliación interna, de sacar del corazón esos kilotes de odio, resentimiento, ira, venganza, etc.

Y cuando el corazón esté vacío de toda esa basura psicológica, entonces será fácil abrazarnos quienes estábamos resentidos. Uno primero limpia la casa de la suciedad antes de traer a los invitados.

“PERDÓNALOS SEÑOR, PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN”, Enseñó Jesús.

Si en verdad la persona resentida supiera el enorme daño que se hace a si misma al no perdonar, téngalo por seguro que rápidamente perdonaría. Cuando usted coge el perro a palos y luego lo llama, el animalito, al instante, se te acerca batiendo la cola y te acaricia. Es increíble que un animal pueda perdonar al momento y el ser humano requiera de años para hacerlo.

“En aquel tiempo, Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: “Si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces? Jesús le contestó: “No sólo hasta siete, sino hasta setenta veces siete”.

Entonces Jesús les dijo: “El Reino de los cielos es semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus servidores. El primero que le presentaron le debía muchos millones. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él, a su mujer, a sus hijos y todas sus posesiones, para saldar la deuda. El servidor, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo: “ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo”. El rey tuvo lástima de aquel servidor, lo soltó y hasta le perdonó la deuda.

Pero, apenas había salido aquel servidor, se encontró con uno de sus compañeros, que le debía poco dinero. Entonces lo agarró por el cuello, y casi lo estrangulaba, mientras le decía: “Págame lo que me debes”. El compañero se le arrodilló y le rogaba: “Ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo”. Pero el otro no quiso escucharlo, sino que fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara la deuda.

Al ver lo ocurrido, sus compañeros se llenaron de indignación y fueron a contar al rey lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo: “Siervo malvado. Te perdoné toda aquella deuda porque me lo suplicaste. ¿No debías tú también haber tenido compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?” Y el Señor, encolerizado, lo entregó a los verdugos para que no lo soltaran hasta que pagara lo que debía.

Pues lo mismo hará mi Padre celestial con ustedes, si cada cual no perdona de corazón a su hermano.”

Cuento No. 4: EL BURRO Y EL PERRO

  • Posted by on May 28, 2013 at 3:25 PM

VALOR HUMANO: LA REPONSABILIDAD

(CADA QUIEN DEBE RESPONDER POR SUS OBLIGACIONES)

un-perro-sobre-un-burro4. —EL BURRO Y EL PERRO. En un pueblo había un lavandero que se puso muy feliz porque le mandaron a lavar un montón de ropa de una familia rica que organizaba un matrimonio. El hombre echó sobre un burro varios bultos de ropa y, acompañado de su fiel perro, se fue de madrugada para el río. Una vez allí se puso a lavar la ropa, y la extendía a lo largo de la orilla. Mientras esto sucedía, el burro se dio a comer pasto fresco, tomar agua y descansar; pero al perro le tocaba ir de un lado a otro de la orilla cuidando la ropa para que no se la robaran. Así pasó el día hasta la tarde cuando regresaron a la casa del lavandero. Esa noche el perro le dijo al burro que si llegaban los ladrones, él no iba a ladrar para dar aviso porque el lavandero todo el día lo había puesto a trabajar y no le había dado de comer, y como él no era un burro no iba a llenarse la barriga comiendo pasto. Fue así como a la media noche llegaron los ladrones por el tejado, y el perro no quiso ladrar a pesar de la insistencia del burro. Éste viendo que los ladrones metían la ropa en costales se puso a rebuznar durísimo y a dar coces a la madera. El lavandero, furioso porque el burro no lo dejaba dormir, vino con un palo y le dio una paliza. El perro se burlaba del burro diciéndole que eso le pasaba por metiche.

________________________________________

¿Qué inquietudes les ha generado este cuento?

Estudiante. No está bien que lo pongan a uno a trabajar y no le den de comer. Yo estoy de acuerdo con el perro. En cuanto al burro, pienso que no era su deber alertar al dueño sobre los ladrones. Los burros están hechos para el trabajo y no para cuidar casas, no son celadores.

Estudiante. ¿Puedo decir algo?

Lobito. Por supuesto, dilo.

Estudiante. Yo conocí tres hermanos dueños de una empresa. Dos de ellos eran muy trabajadores y el tercero un vago descarado: sólo aparecía por la empresa cuando era fin de mes para llevarse las utilidades. Finalmente los dos hermanos se dieron cuenta de que el hombre no cumplía con sus deberes y lo echaron del negocio. No está bien asumir las responsabilidades y deberes de los otros.

Estudiante. ¿Escuchó bien? (lo dijo señalando a su amigo que estaba a  su derecha) Cada cual debe cumplir con sus deberes, por lo tanto a partir de ahora no te hago más tus tareas escolares, ¡friégate! (Risas)

Estudiante.  Cada quien debe cumplir con sus obligaciones. Si soy jefe de personal en una empresa, tengo que cumplir con mis funciones, como hacer que se respete el horario de trabajo y el cumplimiento de las actividades que a cada quien se le asignó, así a los empleados no les guste. Hacer que la gente cumpla con ls obligaciones asignadas es una lío y hasta enemistades se gana uno.

Lobito. Es labor incómoda el hacer de jefe, de cualquier actividad, y hacer que los empleados cumplan con sus obligaciones. “NO PODEMOS AGRADAR A TODOS , PERO SI PODEMOS HABLAR AGRADABLEMENTE A TODOS “

POR FAVOR, AYUDENOS CON ESTA NOBLE CAUSA

POR FAVOR, AYUDENOS CON ESTA NOBLE CAUSA

https://www.youtube.com/watch?v=dhERU071N2w#t=12   ...

MICROCUENTO

http://cuentosdelobito.com/?p=1832...

DIOS Y LA SOMBRA

DIOS Y LA SOMBRA

Dios y la sombra (Alfonso Lobo Amaya. Autoconocimiento)   La sombra no tiene vida propia y carece de atributos. No es fea ni bonita, ni buena ni mala, ni vieja ni joven, ni gorda ni delgada porque es bidimensional. No tiene ningún atributo porque no existe independientemente y al no existir...

CRITICAR ES FÁCIL

CRITICAR ES FÁCIL

REFLEXIONES DE LOBITO (Alfonso “Lobito” Amaya) Es muy fácil criticar a quienes llegan a conclusiones erróneas después de haber conocido la repuesta correcta. Es muy fácil criticar los defectos de los demás cuando alguien se erige como modelo de virtudes. Es muy fácil criticar a los qu...

SOLO DIOS ENTIENDE A DIOS

SOLO DIOS ENTIENDE A DIOS

¡SÓLO DIOS PUEDE ENTENDER A DIOS! Querer comprender a Dios con el ego humano o mente es como pretender que una persona que sólo sabe aritmética pretenda entender la teoría de La Relatividad de Einstein, la cual está repleta de ecuaciones diferenciales, cálculo integral y matemáticas puras. ...