You are reading all of the stuff that's been tagged with 'Relexiones'

LÍMITE A LOS DESEOS

  • Posted by on November 9, 2012 at 3:49 PM

rios Si observamos con detenimiento el funcionamiento del cuerpo humano y a la naturaleza descubrimos que todo funciona dentro de límites. La temperatura del cuerpo está limitada entre 35 y 37.5 °C, cuando se sobrepasan estos límites vienen los problemas, aparecen las fiebres que dañan las proteínas provocando estrés celular, infarto cardíaco y necrosis de tejidos. El oído, funciona dentro de límites auditivos. El nivel de intensidades que el oído humano es capaz de percibir va desde los 0 decibeles hasta los 120, y cuando se sobrepasa estos límites, los sonidos producen daños en nuestro organismo. La tensión arterial igual funciona entre límites: 60-90 la diastólica y de 110-140 la sistólica. Cuando esta tensión se baja o se sube más allá de los límites normales, hay problemas. Los límites normales de triglicéridos en la sangre son cifras menores de 200 mg/dl. Niveles de 200 a 400mg/dl son considerados en el límite superior. Niveles de 400 a 1000 mg/dl son altos y están asociados a enfermedad del hígado, hipotiroidismo, diabetes, pancreatitis y daño a los riñones. Cuando un río o el mar rebosan las orillas, que son sus límites, comienzan las inundaciones y los problemas.

La misma vida, tanto para una estrella o un ser vivo, tiene límite de duración. Todo en el universo funciona dentro de límites. Por lo tanto, si quieres reducir el sufrimiento, debes limitar los deseos. ¡Límite a los deseos! Los deseos, en el ser humano, son fuente del sufrimiento, decía el Buda. Aquí no se está proponiendo el no tener deseos, sólo limitarlos para bajar el estrés. Hay necesidades propias del ser humano, que no son deseos, como querer tener vivienda propia, comida, ropa, empleo, etc. Los problemas comienzan cuando queremos cosas innecesarias, ¡deseos innecesarios!: como fama, poder, riquezas. Einstein decía que para tener una vida tranquila sólo se necesitaba la unidad: una esposa, una vivienda, una mesa, una cama, un carro, un ingreso; afirmaba,además, que más allá de la unidad comenzaba la codicia humana.

Un millonario, por más dinero que tenga, sólo puede desayunar, almorzar y comer una sola vez (la unidad). No porque tenga millones se pude meter cuatro desayunos, cinco almuerzos y seis cenas. A los estudiantes les digo que limiten los deseos: que limiten la práctica del sexo, lo toma de bebidas alcohólicas, el fumar, el rumbear, el tiempo frente al  televisor, celulares, tabletas electrónicas. Limitar las horas de trabajo, no llevarse el trabajo para el hogar. Una actitud inteligente de vida es: ¡Limita los deseos si quieres reducir los problemas y con ellos el sufrimiento!

Los consejos de mi padre

  • Posted by on October 24, 2012 at 1:38 PM

consejosMi padre, Lubín Lobo Quintero, fue hombre humilde, pero culto; pacífico, pero buen amigo. Acucioso trabajador, buen esposo y padre de familia ejemplar. Hijo del boticario Marcelino Lobo, quien fue de los pocos hombres cultos en Ocaña del siglo pasado que tuvo una voluminosa biblioteca con libros de variadísimos temas: textos de medicina, literatura, historia, sociales, filosofía, política, agronomía, etc. De ese ámbito, mi padre se hizo un gran lector. Fue el único hijo varón entre seis hermanas. Además, fue criado en la caserón de los abuelos que era casi media cuadra, con cuatro baños y diez piezas, dos huertas, un extenso corredor, árboles frutales, pájaros y animales domésticos. Todo este ambiente ecológico y culto marcó la mente de mi padre como una mente sana y práctica. Cuando terminé el bachillerato en el Colegio Caro de Ocaña en 1965 y me vine a estudiar a Bogotá, fui el primer hijo, en una camada de diez hermanos, en salir de la casa materna y viajar para la capital de la república para ingresar a una universidad. (La universidad Distrital Francisco José de Caldas: facultad de Ingeniería Electrónica).

El primer viaje que hice a Bogotá él me acompañó. Fue un viaje, en esa época, por carretera destapada desde Ocaña hasta Bogotá, en un bus, creo que de Copetrán, de esos viejos que tenían como espaldar un tubo de hierro. Fue en esos viajes polvorientos, calurosos, tomando tinto y comiendo por la carretera cada vez que el bus paraba, que mi padre aprovechaba esos momentos para darme consejos, los cuales aún conservo no sólo en mi mente y en mi corazón, sino que esos consejos se volvieron pensamientos-guías, principios-guías, que me han servido para enfrentar los embates de la vida en el camino de esta irrealidad existencial. Estos consejos, dados por una persona humilde sin mayor preparación académica que la obtenida en los libros que leyó donde el abuelo Marcelino, tienen profundidad psicológica y filosófica muy cercana a filosofías orientales como el hinduismo. Pero mi padre tenía la particularidad especial de decir lo complicado de una manera sencilla y entendible, pero por sobretodo, aplicable a la vida cotidiana para resolver los problemas del diario sufrir.

1—El rayito de luz. “¿Cuál es el punto de mayor oscuridad en la noche?”, me preguntó, una vez tomando tinto en San Alberto, Cesar. “No sé”, le contesté. “El Almanaque Bristol, dice que es a las cuatro de la mañana”, dijo. “Papá, te confieso que no lo sabía”, respondí. Y luego mirándome a los ojos me preguntó: “¿A qué horas sale el sol?”. Al momento contesté: “A las cinco de la mañana”. Sonriendo me dijo: “Es decir, hijo, que la luz ésta a una hora de la oscuridad”. Se tomó el último sorbo del tinto caliente y oloroso y me dijo con acento paternal: “Cuando tengas muchos problemas en la vida sólo tienes que saber esperar, porque a una hora de distancia está la luz, es decir, la solución. Hay problemas en la vida que se resuelven sabiendo esperar, siendo pacientes, siendo tolerantes, Mira que la oscuridad se disipa con el primer rayito de luz que aparece en el horizonte. Igual en tu cabeza aparecerá el pensamiento luminoso que te hará ver la solución a tus problemas, pero para ello debes permanecer tranquilo, no debes angustiarte y menos maldecir”.

2. —Trabajar por aprender. Este consejo me lo dio en Bucaramanga, en el Parque Centenario, al sabor de un delicioso tamal santandereano con arepa. Cuando estábamos tomando el chocolate a sorbos, puso la taza en la mesa y me dijo: “Es muy probable que con el tiempo tengas que trabajar, bien sea si yo me muero o bien sea que lo hagas como profesional”. Yo dejé de tomar el chocolate pues sabía que me iba a decir algo importante, ya conocía bien a mi padre cuando hablaba para darme consejos porque su tono de voz se volvía patriarcal. “Cuando te toque trabajar no mirés tanto cuánto te van a pagar, más bien ten en cuenta cuánto puedes aprende. Y sobre todo trabájale a una persona inteligente de quien puedas aprender. Es mejor trabajar para un Einstein por poca paga que para ricachòn inculto por un buen sueldo. El conocimiento es para toda la vida, en cambio el dinero va y viene. Así, hijo, procura trabajar para una persona inteligente y culta de quien puedas aprender muchas cosas”. Cuando terminamos el desayuno, yo abrí mi cuaderno y anoté: “Trabajar para una persona inteligente de quien pueda aprender”.

3. —No competir contra el talento de otro. Caminando por la carrera séptima de Bogotá con mi padre, de pronto se paró frente a la placa conmemorativa en donde mataron a Gaitán; luego de un tiempo de silencio dijo. “Este no era un hombre rico ni un empresario poderoso. Este fue un hombre talentoso. Tenía un talento innato y único para la política. Un líder genuino. Pasarán cien años antes de que vuelva a nacer otro hombre así”. Yo permanecí en silencio. Luego me llevó a tomar tinto a una cafetería donde Gaitán lo hacía con sus amigos. Siempre he tenido la costumbre, y aún la conservo, de andar con una libreta en la mano, para cuando se me ocurran ideas anotalas. Luego de escudriñar con la vista la bulliciosa cafetería me dijo: “Mirá, Alfonso, nunca cometás la estupidez de competir contra el talento de otra persona. Hay personas muy talentosas para una u otra cosa. No compitás con ellas, mas bien háztelos amigos y mirá que les puedes aprender. Diles que te enseñen los secretos para desarrollar un buen talento, pero jamás compitás contra el talento de una persona dotada”. Este consejo me ha servido tanto, que cuando mi hija Urania, que es bailarina de Ballet Clásico se fue a estudiar al Instituto Superior de Ballet en Bordeaux, Francia, yo le anoté el consejo un papelito y le dije que no compitiera contra el talento de la mejor bailarina de la academia, que por el contrario se hiciera amiga y tratara de aprenderle la técnica. Al día de hoy, tanto mi hija como yo, jamás cometemos la burrada de competir contra la gente talentosa, siempre asumimos la actitud del aprendiz. ¡Y vaya que nos ha servido!

4. —La amistad. En unas vacaciones de mitad de año, en Ocaña, mi padre me llevó a un almacén para comprar ropa. El dueño del negocio saludó efusivamente a mi padre; yo imaginé que deberían de ser buenos amigos. Luego de empacar la ropa mi padre se despidió con abrazo del señor. Enseguida fuimos al mercado y mi papá me compró huevos de tortuga, ya cocinados, con pan ocañero. Mientras caminábamos hacia mi casa le pregunté: “¿Papá, el señor del almacén es amigo tuyo?”. Una vez terminé de hablar dejó de caminar, me puso su mano derecha en mi hombro y me dijo: “Mirá, hijo: La amistad es cosa seria y rara. Don Carlos, el dueño del almacén y yo no somos amigos. El sólo saca su rol de amable y simpático para conseguir la venta del producto. ÈL hace bien su juego y yo le sigo la corriente, pero eso no es amistad”. Entonces papá, ¿vos no tenès amigos? Sonriendo, como siempre lo hacía, contestó: “Los compañeros del trajo sólo son eso: ¡compañeros de trabajo! Mi vecino es sólo eso, mi vecino. La gente con la que uno trata en la calle, en el comercio, en las cafeterías, sólo son personas conocidas y amables, pero de ahí a que sean amigos hay mucha distancia.” Yo ingenuamente le dije: “pero vos si sos mi amigo”. Al escuchar esto se puso serio y dijo con tono de voz alta: “Mirá, Alfonso, ¿que esa pendejada? Yo no soy tu amigo. ¡Yo soy tu papá! ¿Cuántas veces te he dado de correazos para corregirte y vos te encerrás en tu pieza a chillar?..¿Te aguantarías que un amigo tuyo te diera correazos? ¿Son tus amigos los que te pagan el estudio en Bogotá y te giran todos los meses para tu mantenimiento? Cuando te enfermás, ¿son tus amigos los que te llevan al hospital y pagan la cuenta y luego te cuidan la enfermedad? ¿Son tus amigos quienes te compran la ropa?…entonces… ¿de dónde sacás esa idea pendeja de que yo soy tu amigo? .Que de una vez te quede claro: ¡Yo soy tu papá y Margarita tu mamá! Ella no es ninguna amiga tuya. Mirá. Alfonso, si llegás a los sesenta años de vida con un sólo amigo date por bien servido. Sino querés tener desencantos a cada rato, dejá la pendejada de ponerle en el pecho la placa de “amigo” con quienes tratás. Cuando trabajés, no olvidés que quienes están contigo son sólo tus compañeros de trabajo y no tus amigos. El vecino es solo eso, el vecino, pero no tu amigo. A tu edad uno cree que todos son amigos, pero tan pronto te hagan una mala jugada viene el desengaño. Así que lo más inteligente es llamar vecino al vecino y no amigo; compañero al compañero de trabajo y no amigo. Los filósofos griegos decían que la amistad era un regalo de los dioses del Olimpo. ¡Hay, hijo del alma! Si supieras lo jodido que es conseguir un amigo de verdad. Es más que una lotería extraordinaria. Mirá lo que dijo Jesús: “No hay amor más grande que quien da la vida por un amigo”. Yo o tu mamá daríamos la vida por salvar la tuya. Decime en las lista de tus “amigos” cuántos están listos para ir al juzgado a declarar a favor tuyo o dispuestos a dar la vida por la tuya? Y lo más importante y esto nunca lo olvides: ¡La amistad sólo puede ser entre iguales! Un pobre jamás podrá ser amigo de un rico, porque mientras el pobre se levanta a fiar, el rico desayuna con ostras, manjares y caviar. Un rey nunca será amigo del humilde campesino. Un ministro nunca será amigo del celador de su casa. Una reina jamás será amiga de la empleada doméstica… ¡PORQUE LA AMISTAD SÓLO PUEDE SER ENTRE IGUALES!

Terminado decir esto, mi padre se silenció y cariñosamente me dijo. “Hijo, comete los huevitos de tortuga antes de que se enfríen”.

5. —La Oruga. Disfrutaba con mi padre de un paseo a orillas del río Algodonal, donde hoy está asentado el batallón Militar, sentados sobre las piedras y mientras se cocinaba el sancocho de gallina criolla, a la sombra de un árbol, charlábamos amenamente cuando de pronto se quedó mirando hacia un arbusto y me dijo: “Mirá, hijo, lo que hace esa oruga”. Yo dirigí la vista a donde mi padre señalaba con su dedo índice y vi un gusano, verde y largo en una rama.“Obsérvalo bien: tiene medio cuerpo agarrado de la rama y el otro medio se balancea en el aire buscado la siguiente rama para pasarse”. Efectivamente, miré al gusano y eso hacía. Tan pronto pudo cogerse de la otra rama se soltó de la otra mitad. Por la mirada de mi padre intuí que me iba a dar un consejo y paré la oreja. “Alfonso: no debes soltar lo que tienes hasta no estar seguro. Si estás empleado y te ofrecen otro trabajo, no sueltas el que tienes hasta tanto no sea seguro el otro que te ofrecen. Así debes ser con todas las cosas en la vida. No te dejes llevar por el entusiasmo.” Tan pronto terminó de hablar, me paré, fui al morral, saqué mi libreta y anoté: “El consejo del gusano”. Cuando mi padre murió no dejó herencia para repartir, pero los consejos de mi padre han sido para mi la más grande heredad. Dios bendiga siempre su alma.

********************************************************

ESTE LIBRO…LA VIDA ES COMO ES….se consigue en Bogotá en: LIBRERIA MUNDIAL tef: 4318346,—- en la LIBRERÍA ARCANO Tef. 2119032—En Ocaña con ROSALBA LOBO AMAYA tef: 317-6804417

El camino de la rectitud

  • Posted by on October 24, 2012 at 1:11 PM

(100 guías para el Desarrollo Interno y Crecimiento Espiritual)

 

camino1274180304244_f1* Las manos que ayudan son más sagradas que los labios que oran.

2* Es tarea difícil mantener una mentira, es más fácil decir la verdad.

3* Pensar el bien, hablar el bien y hacer el bien es camino directo a Dios.

4* El mal que hacemos a los demás, finalmente regresa a nosotros. (Efecto Bumerang)

5* Rectitud es ganarse la vida por medios honestos.

6* Limita tus deseos si quieres disminuir los sufrimientos.

7* Antes de cambiar a los demás comienza por tu propio cambio.

8* El amor vive de dar y perdonar; el egoísmo de recibir y olvidar.

9* La teoría sin la práctica es una linterna en las manos de un ciego.

10* Una persona sin fe en Dios es como un televisor sin antena.

11* Es fácil culpar a los demás; difícil reconocer nuestros errores.

12* Las riquezas materiales son una falsa promesa de felicidad.

13* La lengua es la ruina del hombre. Se rápido en escuchar y lento al contestar

14* La prosperidad no cae de ningún lado. Se obtiene con esfuerzo y disciplina.

15* La solidaridad con todos los seres es una oración permanente al creador.

16* Amas a Dios cuando perdonas el daño que te hacen los demás.

17* El egoísmo del hombre es causa de su propia ruina.

18* Las faltas que señalas en los demás son los defectos que hay en ti.

19* Si no puedes ayudar a los demás, al menos evita hacerles daño.

20* Si ves al mundo a través del amor, todos los seres son tus hermanos.

21* El día del incendio no es el momento apropiado para cavar el pozo de agua.

22* Dinero, fama y poder mal habidos traen consecuencias desastrosas.

23* El tiempo es un recurso natural no renovable. No lo desperdicies.

24* Una persona de mala conducta es un animal digno de lástima.

25* La compañía de gente buena te acerca a Dios.

26* Un buen libro desarrolla una buena mente.

27* El amor en palabras es verdad, en pensamiento paz, y en acción rectitud.

28* Si las críticas son justificadas: ¡acéptalas!; si son falsas: ¡ignóralas!

29* El árbol de sándalo impregna con su fragancia el hacha que lo corta.

30* Preocúpate por dar lo mejor de ti. El triunfo o el fracaso…¡ déjaselos a Dios.!

31* La naturaleza es el más grande de todos los maestros.

32* Dios está tan lejos de ti como tú lo estás de ti mismo.

33* Cuando se enciende una bombilla en cada casa, la calle entera se ilumina.

34* El exceso de cualquier cosa te lleva al sufrimiento.

35* La verdadera felicidad está dentro de ti. Afuera sólo hallarás aflicción.

36* Con la Gracia de Dios a tu favor saldrás victorioso de cualquier situación.

37* Lo más importante en la vida es lo que hacemos por los demás.

38* Toda discusión tiene tres lados: El tuyo, el del otro y el correcto.

39* La mayor virtud: La solidaridad. La enfermedad más grave: La envidia.

40* La verdad nace de los pensamientos llenos de amor.

41* Si piensas siempre en Dios te llenarás de esplendor divino.

42* Todo lo que te acerca a Dios es lo bueno. Lo que te aleja de Él es lo malo.

43* La paciencia es virtud que se adquiere siendo tolerante con los demás.

44* Tus acciones buenas o malas te llevarán al éxito o al fracaso.

45* Lo que debes despreciar del mundo es la mentira y la maldad.

46* Los campeones nunca desisten. Su principal virtud es la perseverancia.

47* La paz es fuente de riqueza y prosperidad porque la paz es otra palabra para designar a Dios.

48* A quien te señale tus faltas y defectos considéralo tu mejor amigo.

49* No hagas daño a nadie. Tampoco permitas que te hagan daño a ti.

50* Habla suave y amorosamente a todos. No hables mal de los demás.

51* Si te engañas a ti mismo y engañas a los demás, irás de fracaso en fracaso.

52* Si sientes alegría por el éxito de otros, vas bien por el camino interno.

53* Si das felicidad a tus padres ahora, tú la recibirás de tus hijos.

54* Un camino corto para llegar a Dios es amar a los niños con todo el corazón.

55* Un niño absorto en un juguete nos enseña que la felicidad es fácil de alcanzar.

56* El amar a Dios en tanto que se perjudica a otros es un falso amor.

57* Expresa la verdad de una manera suave sin herir a los demás.

58* Cada vez que la Fe se encuentra con el Amor se produce el milagro.

59* Fe en uno mismo y fe en Dios constituyen el secreto de la grandeza.

60* La raíz del sufrimiento humano es la identificación con los conceptos

61* Pide a Dios por tus problemas en vez de ir a humillarte ante los hombres.

62* Si haces de Dios tu amigo más íntimo no sufrirás desencantos.

63* La esencia de la santidad es la aceptación total del momento presente.

64* Entre las orillas del placer y el sufrimiento fluye el río de la vida.

65* No podrás librarte de los problemas si no abandonas el hábito de mentir.

66* Usa tu inteligencia para aumentar tu sabiduría y destruir la ignorancia.

67* La mentira es el líder de todos los defectos del hombre.

68* La indiferencia ante los problemas del vecino trae la aflicción a nuestra puerta.

69* La ingratitud es moneda falsa para pagar la reciprocidad.

70* La amistad es una enredadera que crece abrazada al árbol que la sostiene.

71* Las riquezas van y vienen; la virtud llega, se queda y crece.

72* Las riquezas excesivas acarrean grandes tentaciones.

73* Si no puedes perdonar a otros, ¿cómo esperas que Dios te perdone?

74* Tus malas acciones te perseguirán hasta la muerte.

75* El secreto de la felicidad está en sentir alegría en lo que se hace.

76* El dinero puede darnos comodidad material pero no felicidad interior.

77* No hay ningún progreso sin amor y disciplina.

78* Dios y los libros son los únicos amigos fieles que te acompañarán en la vejez.

79* Los peces del mar no saben que existen las estrellas en el cielo.

80* La pérdida de la confianza en sí mismo es la más grande de las pérdidas.

81* Al devolver mal con mal te igualas a la persona que te hizo el daño.

82* No hay peor enemigo que la ira, ni mayor enfermedad que la ingratitud.

83* Estamos dormidos soñando que estamos despiertos.

84* Una mente pacífica es la morada del amor.

85* ¿Qué beneficios obtienes de señalar las faltas y los defectos de los demás?

86* La pobreza es cadena de hierro y la riqueza de oro. Ambas esclavizan.

87* La vida es un viaje desde el YO hasta el NOSOTROS.

88* Con fe en Dios la vida se vuelve un viaje victorioso.

89* No hay progreso sin reglas y restricciones.

90* El amor no es un poema, es una experiencia transformadora.

91* Ninguna riqueza vale más que un buen nombre.

92* El amor es una brújula que siempre apunta hacia Dios.

93* Si deseas vivir en la felicidad debes hacer siempre el bien.

94* Sin calidad, la cantidad no sirve de nada.

95* Los errores y los fracasos son peldaños hacia la madurez.

96* El deseo es el recuerdo del placer. El temor el recuerdo del dolor.

97* El daño que causas a los demás te lo haces a ti mismo.

98* No hay nada malo en el mundo. El hombre es quien lo pervierte.

99* La codicia es una guadaña que siega la vida universal.

100* La paz del mundo y la prosperidad de todos son las metas del sabio.

**********************************************************

NOTA. El libro más importante de Lobito: LA VIDA ES COMO ES, …lo puedes comprar en la LIBRERIA MUNDIAL Tef: 3418346, también en LIBRERIA ARCANO Tef: 2119032. Y en Ocaña con ROSALBA LOBO AMAYA, Tef: 317-68o4417

¡Milagro en la estación MARLY¡

  • Posted by on October 21, 2012 at 6:08 PM

¿CULTURA CIUDADANA?…JAJAJAJA… ¡Que buen chiste!

 

¡MILAGRO EN LA ESTACION MARLY¡ Pretender que un estudiante universitario, un obrero, un adulto joven o una persona de cualquier color, raza o género ceda la silla (roja) en un transmilenio a un adulto mayor o a una mujer embarazada, es tanto como esperar que los estudiantes de la Universidad Nacional no pinten grafitis en los wowmuros de los edificios. ¡Jamás verá usted la Universidad Nacional de Bogotá pintada toda de blanco sin un solo grafiti!

Todas las noches, cuando salgo de mis clases de la universidad y tomo el transmilenio en la estación Marly, de la carcas con 48, viene repleto de estudiantes universitarios que se han tomado las sillas azules, y con los audífonos en los oídos, se hacen los dormidos (tradúzcase “se hacen los pendejos”), pero hoy, diecinueve de octubre, ¡SUCEDIÓ UN MILAGRO!, un estudiante que me vio parado, agarrado como un mico de los tubos, se levantó de una silla roja (las azules venían ocupadas por universitarias) y me dijo amablemente que me sentara. ¡No lo podía creer! Lamenté mucho en ese momento no tener un celular para gravarlo o haberle sacado una foto a ese chico y enviarla a City TV, para un reportaje con un titular como: ¡Increíble: un estudiante universitario le cedió una silla roja a un adulto mayor! Y así como en los noticieros de Caracol y RCN, hacen un despliegue monumental cuando un taxista se encuentra un maletín repleto de millones de pesos y luego lo devuelve.

MISTERIO. Un bus de transmilenio tiene 48 sillas, de las cuales 40 son rojas y sólo 8 son azules, sumando el total de pasajeros sentados y los que van parados son 162. La pregunta aquí es ¿Por qué sólo 8 puestos azules para los adultos mayores? Le hice la pregunta al periodista y director de la revista cultural LIBROSYLETRAS, Jorge Consuegra, y me respondió que la dirección de transmilenio había solicitado un estudio a los “expertos” de una universidad prestigiosa de Bogotá, quienes concluyeron que 8 sillas azules eran suficientes para la población de adultos mayores. ¿Será posible, que unos señores encorbatados, perfumados, sentados cómodamente frente a un computador con aire acondicionado y tinto fresco y manejando costosos carros, hayan subido a un transmilenio en horas pico? ¿Qué método estadístico habrán empleado estos genios para calcular que 8 sillas azules son suficientes? Mañana y noche, de lunes a viernes, yo utilizo el transmilenio, y a pesar de que soy un adulto mayor, siempre me toca de pie. Me tomé la molestia de contar, durante una semana, los adultos mayores, mujeres embarazadas, gente con muletas, niños de brazo, etc., y la media estadística me da más de 20 de esta tipo de usuarios que se transportan en los transmilenio. Soy profesor de matemáticas y para mí es un verdadero misterio  la forma como calcularon la estadística de las 8 sillas azules.

HOLANDÉS EN EL TRANSMILENIO. Mi hija Urania Lobo, que hace parte del cuerpo de Ballet de Leipzig, vino a Bogotá de vacaciones con su novio holandés. Además de llevar al hombre a Monserrate y a los lugares típicos de la capital, lo sometimos a la experiencia de subirlo a un transmilenio. ¡No podía creer que los estudiantes universitarios y los adultos jóvenes no cedieran el puesto a las personas mayores!  Preguntó el porqué de esa extraña conducta y yo le dije en español (mi hija traducía al alemán) que la gente aquí en Bogotá sufría de una enfermedad que se llamaba “Hemorroides”, por lo cual tenían que ir sentados para que no se les salieran los intestinos. Con ojos de búho, le preguntó a mi hija que si eso era cierto. Urania, riendo de buena gana, le explicó que sólo era una metáfora que yo utilizaba para justificar esa mala conducta ciudadana, cuyo origen viene de la mala educación del hogar y la pésima educación de los colegios.

El virus de altura

  • Posted by on October 24, 2008 at 1:34 PM

alturaHe denominado “Virus de altura” a la alteración psicológica que sufren muchas personas cuando tienen un golpe de suerte, adquieren una puesto de poder o trepan a un lugar en la fama. Se necesita tener un gran desarrollo interno, un crecimiento espiritual serio, un carácter firme e íntegro para no dejarse infectar de “El virus de altura”.

A todos nos ha sucedido, alguna vez, que un amigo se hace a un puesto de poder en una entidad oficial o privada, un alto cargo político, director de alguna entidad o medio de comunicación y sucede que se vuelve pretencioso, importante, despreciativo y ya no conoce a los de abajo. Este sujeto ha sido infectado por “el virus de altura”.

El virus de altura” tiene la propiedad de alterar el psiquismo humano. Quien sufre de esta enfermedad mental, generalmente, su comportamiento y sus conductas para con los demás son atípicas. Se llega a creer un Zeus bajado del Olimpo. Mira con desprecio y hasta cambia de “caminao” y de “hablao”, mira por encima del hombro, no reconoce a sus amigos del barrio ni del colegio. Escasamente saluda alguno que otro familiar o conocido. Toda su psicofísica cambia completamente. Es decir, sus expresiones corporales, faciales y su actitud psicológica se han transformado. Ya no se le puede llamar por el apodo familiar y cariñoso, ahora toca decirle DOCTOR, de lo contrario se emberraca.

Este “Virus de altura” es muy típico en personas vacías de valores humanos, espirituales y éticos que de golpe adquieren riqueza por una u otra forma, sea una herencia, una lotería, dinero ilícito, negocios, etc. De la misma manera “el virus de altura” altera el psiquismo de los que adquieren fama, cualquier tipo de fama, sea por el arte, el deporte, la música, la política, la ciencia, etc., La fama, el dinero, y los puestos de poder, generalmente, alteran el funcionamiento del psiquismo; esta alteración psicológica, comportamental, de conductas despreciativas hacia los demás, de la soberbia del dinero y del conocimiento, es lo que se llama: “Un Homos brutus infectado por el virus de altura”.

Todo en la vida es efímero, transitorio, pasajero. Nada es duradero. Todo lo que nace muere, todo lo que crece decrece, todo lo que sube baja, todo lo que se adquiere al final se pierde. Si la misma vida es efímera, todo lo que va con ella es igual de efímero, en palabras del Rey Salomón: “Vanidad de vanidades y sólo vanidad es la vida”. Esta simple reflexión daría para que estas personas infectadas por “el virus de altura” mejoraran su salud mental.

Permítanme una anécdota para ilustrar este tema. Una vez, caminaba con mi padre por la carretera hacia el río algodonal, allá en mi tierra Ocaña, y de pronto, por un momento, se detuvo para preguntarme que escuchaba, además del gorjeo de pájaros y el mullido de vacas. Agudicé mis oídos y le respondí que escuchaba venir una volqueta de las que traen arena del río “Efectivamente es una volqueta, pero viene vacía”, me dijo. Entonces le pregunté cómo sabía que la volqueta venía vacía y él me respondió: “Mira hijo: Las volquetas vacías hacen mucha bulla, y entre más vacías más ruido producen”.

Pasó el tiempo y me vine a vivir a Bogotá. Y cuando en las reuniones sociales, familiares o con amigos o en el trabajo veo a una persona hablando siempre de si misma, imponiendo la conversación sobre los demás para hacerse notar, llamando intencionalmente la atención, siendo inoportuna, alardeando de su éxitos y de sus adquisiciones materiales, presumiendo con lo que tiene, sintiéndose prepotente y asumiendo gran importancia alegando ser amigo de muchas personalidades, es cuando escucho la voz de mi padre allá en el camino polvoriento allende al río, diciéndome:

“CUANTO MAS VACÍA LA VOLQUETA MAS RUIDO HACE”.

********************************

NOTA. El libro más importante de Lobito: LA VIDA ES COMO ES, …lo puedes comprar en la LIBRERIA MUNDIAL Tef: 3418346, también en LIBRERIA ARCANO Tef: 2119032. Y en Ocaña con ROSALBA LOBO AMAYA, Tef: 317-68o4417

SUPERACIÓN DE UN CÁNCER

SUPERACIÓN DE UN CÁNCER

TESTIMONIO DE FÉ Y GRATITUD SUPERACIÓN DE UN NUEVO CÁNCER Cuando el médico especialista de la EPS, Oftalmólogo-Oncólogo, me examinó, dijo que tenía cáncer en un ojo. No lo podía creer, pues no sabía que el cáncer daba en los ojos y, además, venía de haber superado un difíc...

NO CULPAR

NO CULPAR

  La naturaleza humana es culpar a los demás y no cargar la culpa sobre uno Mismo. Es fácil señalar las fallas de los demás, pero difícil reconocer nuestras propias fallas. Si tienes carácter para culpar a los demás, igualmente ten carácter para dar disculpas cuando la has embarra...

POR FAVOR, AYUDENOS CON ESTA NOBLE CAUSA

POR FAVOR, AYUDENOS CON ESTA NOBLE CAUSA

https://www.youtube.com/watch?v=dhERU071N2w#t=12   ...

Cómo superé el cáncer: 2da parte

Cómo superé el cáncer: 2da parte

(2da parte): CÓMO SUPERÉ EL CÁNCER Estudiantes: ¿Por qué los médicos que lo operaron estaban sorprendidos de su cáncer? ¿Qué hallaron? Lobito: Yo también quedé sorprendido cuando el urólogo me explicó la situación. Me dijo que habían operado, durante todo el último año, a unos cie...

NADA ES PÉRDIDA DE TIEMPO

NADA ES PÉRDIDA DE TIEMPO

NADA ES PÉRDIDA DE TIEMPO Nada de lo que nos pasa en la vida es pérdida de tiempo, todo lo que sucede es solo preparación para la siguiente vivencia de vida. Como soldados que antes de mandarlos a batalla primero reciben una intensa preparación. Todo los que nos pasa en el diario vivir es par...