You are reading all of the stuff that's been tagged with 'RUINA'

LA RUINA DEL HOMBRE

  • Posted by on October 7, 2016 at 11:04 AM

EL GRAN ENGAÑO.

(Alfonso “Lobito” Amaya)

8458668-Un-mago-en-un-traje-negro-sosteniendo-un-sombrero-con-un-conejo-en-ella-aislados-sobre-fondo-blanco-Foto-de-archivoEl arte del ilusionista consiste en hacer ver lo inexistente como existente, lo irreal como real, lo mágico como verdadero; es el arte de hacer creer que todo lo que se ve es real. En el escenario vemos al mago sacar conejos del sombrero, telas de colores de una caja vacía e igualmente, tomar un billete o una moneda y multiplicarlos en cantidades de dinero. Si esto fuera cierto, uno se pregunta qué necesidad tiene el mago de trabajar. Si es verdad que multiplica los conejos por qué no pone una granja y vende conejos por montones, o por qué no pone un almacén de telas, las cuales multiplica y vende por metros. Mejor aún, qué necesidad tiene de trabajar el ilusionista si puede multiplicar el dinero, si esto fuera real sería el más grande millonario que jamás hubiera existido sobre la faz de la tierra. Pero todos sabemos que el ilusionista no regala al público lo que materializa de la nada, porque nada de esto es cierto.

¡De la misma manera, el más grande de todos los ilusionistas, el mago por excelencia, el hechicero universal, el taumaturgo divino, la Maya de los hindúes…! El Ego ¡ que nos hace creer que somos dueños de todo, siendo que le verdad es que no somos dueño de nada, ni siquiera dueños de nuestro propio cuerpo.

¡No somos dueño de nada! Todo se nos ha dado en préstamo mientras morimos. Todo lo que vemos en un sueño es real mientras soñamos, pero al despertar del sueño todo desaparece: personas, ríos, montañas, ciudades, propiedades, riquezas, esposa, hijos, fama y poder. El mendigo sueña que es rey, el rey sueña que es mendigo. La persona discapacitada sueña que puede volar y el ignorante sueña ganándose el nobel de ciencias.

Cuando estamos en conciencia vigílica o despiertos, este taumaturgo, nos hace creer que nosotros somos los autores de todo lo que hacemos, entonces el ego cae en la más grande de los encantamientos y se la cree. Se cree el autor de todo lo que hace y reclama el mérito, el aplauso y la medalla, pero cuando se va a dormir, y entra en el sueño profundo, todo desaparece a su alrededor incluyendo su misma existencia.

El único antídoto que existe para disipar este encantamiento es el CONOCIMIENTO de sí mismo o AUTOCONOCIMIENTO. El encantamiento más grande, la desgracia más prolongada en el que vive el ser humano actual, es la de creerse el autor o hacedor de todo lo que hace. Desconociendo, de esta manera, QUE TODO LO QUE SUCEDE AL HOMBRE ES POR LA VOLUNTAD DE DIOS…! Hágase tu voluntad ¡… Reza el Padre Nuestro.

No hay mayor obra de caridad que despertar a un hombre que está dormido teniendo una horrible pesadilla.

No hay mayor obra de bondad que sacar de la ignorancia al hombre que se cree el hacedor de sus acciones.

!!!! La ruina espiritual del hombre es creerse hacedor !!!

LA RUINA DEL HOMBRE

  • Posted by on May 30, 2016 at 5:05 PM

LA RUINA DEL HOMBRE

niñaLa mano derecha, que escribe un libro maravilloso que redacta complejas ecuaciones de matemáticas o pinta un hermoso cuadro y recibe los más altos elogios en todo el mundo, no se cree superior a la mano izquierda que sólo ayudó a sostener la hoja de papel o el pincel cuando la mano derecha escribía o pintaba. La mano izquierda, por no escribir nada, no se siente inferior que la mano derecha ni la mano derecha se cree superior que la mano izquierda, pues en el caso de una persona zurda sería lo contrario y en un ambidextro ambas manos harían lo mismo.

La mano izquierda no se siente inferior, ni frustrada frente al hacer de la mano derecha. La mano derecha tampoco se siente superior que la mano izquierda. No hay frustración ni complejo de superioridad porque las manos saben que quien realmente está siendo el prodigio es el cerebro y no ellas. Las manos solas no podrían hacer nada prodigioso sin la ayuda y dirección del cerebro. Las manos saben que ellas dependen de las señales del cerebro para poder “hacer” cosas. Ellas no se comparan nunca, sólo hacen lo que el cerebro les dice. Dios es el cerebro y los dedos son los seres humanos.

En un jardín flores de todos los tamaños, colores y formas germinan y crecen juntas. Entre ellas no compiten por ser una mejor que otra. La rosa no compara su belleza con las azucenas, las amapolas o los girasoles. Cada una de ellas crece libremente acariciadas por el viento y exhalando sus fragancias que agradan a todos. Las flores no compiten entre ellas para sobresalir o impactar a los seres humanos. Simplemente dejan fluir sus encantos sin asumir poses artificiales y sin tratar de ser favoritas a los ojos humanos. Esto mismo sucede con los animales, los peces y los pájaros. Se muestran naturalmente como son, los que los hace tiernos y bellos a los ojos humanos. No se creen “hacedoras” de sus bellezas.

Con los niños pequeños sucede lo mismo. Cuando se expresan de forma natural y espontánea, se ven tiernos, alegres y contentos, lo que agrada a todos. Sólo que cuando crecen, también crece con ellos el ego soberbio, el ego que se cree “hacedor” y terminan perdiendo su naturalidad y su espontaneidad. Entonces se vuelven seres competitivos, amargados y envidiosos y pierden el maravilloso y luminoso carisma de la naturalidad de expresarse como son en su esencia, y asumen poses artificiales, copiadas de la televisión y de los mayores.

Todo esto porque el hombre tiene metido, entre ceja y ceja, que él es “hacedor” de todo lo que hace, desconociendo de manera olímpica que hay un poder superior, manifestado en principios universales descubiertos por la ciencia, leyes cósmicas, que lo tienen haciendo todo lo que hace, desde que nace hasta que muere.

Esta falsa creencia, esta idea estúpida, de creerse “hacedor” es causante de la gigantesca ignorancia espiritual en la que está sumergido y lo tiene compitiendo con todos y contra todo, razón por la cual ha perdido su naturalidad, su espontaneidad y ya no exhala la fragancia de su verdadero ser: Su esencia divina.

¡ La ruina del hombre es creerse hacedor de todo lo que hace !

(Alfonso “LOBITO” Amaya)

DECÁLOGO ECOLÓGICO

DECÁLOGO ECOLÓGICO

DECÁLOGO ECOLÓGICO   ...

LOS ESTORAQUES

LOS ESTORAQUES  Allá en la población de La Playa de Belén, en el departamento Norte de Santander, República de Colombia, Suramérica, se alzan silenciosas, enigmáticas, majestuosas, unas formaciones naturales, siluetas erosionadas, pero altivas cual iglesias góticas, como trazadas por la...

EL CONOCIMIENTO DE SI MISMO

EL CONOCIMIENTO DE SI MISMO

  ESTUDIANTES: ¿Qué es el autoconocimiento del cual hablan los maestros espirituales, también llamados gurús? Puede este conocimiento responder a las preguntas: ¿Por qué sufrimos? ¿Por qué nos preocupamos por todo? ¿Por qué tenemos tantos temores? ¿Qué sentido tiene vivir? ¿Para q...

ROL DE VIDA

ROL DE VIDA “”Cuando despiertes, siente que ingresas al escenario para actuar el rol de vida que el Señor te ha asignado. Ruega por poder actuarlo bien y ganar su aprobación. Por la noche, cuando te retires a dormir, siente que entras al vestidor después de la escena, pero déjate puest...

MENSAJE A LOS NIÑOS

MENSAJE A LOS NIÑOS

Cuando era pequeño, escasos seis años, dientes de leche, cabello rizado, pantalón corto, camisa sin botones y zapatos rotos, le temía mucho a las tormentas porque me asustaban los relámpagos y los truenos. Mi madre, mujer paciente y comprensiva, mamá tierna y cariñosa, me sentaba en sus piern...