You are reading all of the stuff that's been tagged with 'SUFRIMIENTO'

HACIA UNA CONCIENCIA SUPERIOR

  • Posted by on April 2, 2017 at 10:54 AM

¿QUÉ ES LA AUTOREALIZACIÓN ?

mujer

 

¿Qué es la AUTOREALIZACIÓN  o iluminación de la que hablan los budistas,  místicos, santos, filósofos, yoguis y gurús?

LOBITO. Iluminación bien del verbo “iluminar”. ¿Qué es iluminar un lugar donde hay oscuridad, sea este una habitación, una calle o una camino? Es colocar una luz: lámpara, bombilla o vela, con el fin de disipar o quitar la oscuridad. En la oscuridad los objetos no se ven bien, se ven distorsionados o se ve lo que no es, así un pedazo de manguera se puede confundir con una serpiente o un árbol seco en el camino con una aparición fantasmagórica; estas falsas imágenes hace que nos llenemos de miedo, que no avancemos y que quedemos paralizados.

La autorrealización o iluminación permite que la persona vea la vida como realmente es, en toda su dimensión y abandone ideas falsas y extrañas como esa de querer cambiar las cosas, de pensar en cambiarse a sí mismo y de pretender cambiar a los demás. ¿Cambiar de dónde a dónde? No se puede cambiar la obra de Dios. La característica relevante de la apersona autorealizada es que nunca se siente incómoda consigo mismo ni con nadie. No siente odio por si misma ni por nadie. Sabe perfectamente que los eventos OCURREN , que las acciones SUCEDEN y que no hay una hacedor individual de los eventos ni de las acciones. La persona autorealizada acepta que nada en el mundo puede suceder a menos que sea la voluntad de Dios que las cosas sucedan. Acepta el momento presente y sabe que nadie puede cambiar lo que trae el momento siguiente para cualquiera, sea placer o sufrimiento. La persona autorealizada disfruta el placer que la vida da y luego se olvida de él y sufre igualmente el dolor que la vida trae y luego se olvida de él. No les da continuidad en el tiempo. La autorrealización es el final del sufrimiento.

El oscuro condicionamiento conceptual, sobretodo el religioso, no deja apreciar la vida como realmente es, sino que se ve distorsionada a través del prisma de las falsas ideas. La persona iluminada no ve imágenes irreales, ve la realidad de la vida en toda su inmensidad y magnitud. Las esclavizantes prácticas espirituales, intensos sadhanas, disciplinas yóguicas, abstenciones mortificantes, rezos camanduleros y cantos devocionales no pueden lograr que se obtenga lo que ya se tiene, ni pueden llevarnos al estado de ser lo que ya somos. Nadie anhela lo que ya tiene.

Así como la motricidad es inherente a todo ser vivo, de igual manera, la iluminación nace con el ser humano, por lo tanto, ninguna práctica espiritual nos puede llevar a ser lo que ya somos. Nacemos respirando y no tenemos que hacer cursos o técnicas para aprender a respirar, Un pez en el mar nace nadando y no tiene que ir a una academia a que le enseñen a nadar.

Lo que obstaculiza la iluminación es el deseo. El deseo de tener un carro último modelo y el deseo de obtener la iluminación es el mismo deseo en el ser humano. Ambos son deseos y el deseo es oscuridad. Querer alcanzar o lograr la iluminación por medio de prácticas es una idea tan absurda como querer hacer ejercicios para llegar a estar en el espacio. Todas las cosas y todos los seres ya están en el espacio y no podemos salirnos de él, sin importar si vamos al último rincón del cosmos. No nos podemos salir del espacio como tampoco hay prácticas para entrar en él porque siempre estamos en él.

Una vez un antropólogo encontró en el Amazonas a un indígena sentado, por horas en una piedra, rezando para llegar a convertirse en un ser humano. Hacía esto, todos los días, porque el cura evangelizador le había dicho que él aún era animal. El indígena le creyó al cura y rezaba para convertirse en un ser humano. El antropólogo, impactado por semejante estupidez le dijo:

¡Tú ya eres un ser humano y no tienes que rezar para lograr lo que ya eres!

Pero el indígena no le creyó y siguió rezando.

ES INCREIBLEMENTE PARADOJICO QUE SEHAGAN INTENSAS PRACTICAS ESPIRITUALES PARA LLEGAR A SER LO QUE YA SOMOS…¡Conciencia Universal !

FUENTES DE SUFRIMIENTO

  • Posted by on March 31, 2016 at 2:24 PM

EL SUFRIMIENTO PISCOLÓGICO

imagesLOBITO: Una pulga es el ser vivo que más brinca, puede saltar hasta trescientas cincuenta veces la longitud de su cuerpo. Además, puede saltar centenares de veces por día. ¿Saben ustedes cómo se condiciona una pulga? Se mete la pulga en un tarrito de diez centímetros de altura. La tapa superior del tarrito es de vidrio para que ella vea por donde puede escapar. La pulga brinca y… ¡zas!, se pega en la cabeza… ¡ayayay!… Brinca de nuevo y otra vez… y… ¡ayayay! Durante todo el día trata de salir del tarrito, pero cada vez que lo intenta se pega contra el vidrio. En un solo día se da en la cabeza centenares de veces. La pulga permanece diez días en el tarrito, de modo que en todo ese tiempo miles de veces se estrella contra el vidrio. A los diez días se saca la pulga del tarrito y para sorpresa de todos… ¡sólo brinca la altura del tarrito!… ¡sólo salta diez centímetros! La pregunta aquí es: ¿perdió la pulga la capacidad de saltar trescientas cincuenta veces su tamaño?

ESTUDIANTES: No, por supuesto que no. Es como si uno por estrellarse en la carretera perdiera la capacidad de conducir autos.

LOBITO. ¡Correcto!. Entonces, ¿qué le sucedió a la pulga?

ESTUDIANTES: Quedó condicionada. Algo así como el perro de Pávlov, quien observó que a los perros que tenía en su laboratorio, les bastaba oír los pasos de la persona que les traía la comida para comenzar a salivar y a segregar jugos gástricos; parecía que los perros habían aprendido a anticipar la comida. De alguna manera, la pulga sabe que si brinca más allá de la altura del tarrito se da en la cabeza y le duele.

LOBITO: De acuerdo, es condicionamiento. La pulga quedó condicionada a brincar sólo la altura del tarrito. Eso mismo les pasa a las personas condicionadas por sus creencias. ¡No pueden ir más allá de sus creencias! Piensan que si van contra sus creencias pecan, o se van para el infierno, o se echan karma y cosas por el estilo. Cuando una persona está llena de creencias no puede ir más allá de ellas; es decir, está metida en el tarrito de las creencias, lo cual sólo le permite saltar esa altura: la altura de sus creencias. Alguien, por ejemplo, cree que pasar por debajo de una escalera le puede traer mala suerte. Esta persona camina por una calle solitaria y encuentra de pronto una escalera sobre el andén en ángulo con la pared. Al llegar donde está la escalera hace un semicírculo para evitar pasar por debajo de ella. El condicionamiento de “la mala suerte” le impide pasar tranquilamente por debajo de la escalera, así nadie lo esté viendo. Alguien más tiene la creencia de que si entra una mosca o una mariposa negra a su casa es portadora de funestas noticias, entonces se apresura a abrir ventanas para que el insecto se vaya. Un futbolista piensa que si se santigua, haciendo la señal de la cruz antes de comenzar el partido, le va bien. Todos los jugadores de ambos equipos se santiguan al ingresar al campo de fútbol. La pregunta aquí es: ¿al equipo perdedor no le funcionó la santiguada, en cambio al equipo ganador sí? De acuerdo con la religión donde cada cual se mete (el tarrito de las creencias religiosas) va actuar en la vida en concordancia con estas creencias y no podrá ir más allá de ellas, porque piensa que va a ser castigado o que le va a ir mal. El tarrito de las creencias impide que cada cual pueda saltar más arriba de ellas, y ese es la caja mortuoria donde vivirá metido toda su vida.

ESTUDIANTE: Tiene usted razón, Lobito. Tengo amigos que creen en cualquiera cantidad de vainas y tienen amuletos para toda ocasión.

LOBITO: Si eres cristiano tus creencias no te permiten escupir un crucifijo. Aun si estás solo en el baño de tu casa no te atreverías a hacerlo, y si lo hicieres te sentirías mal, culpable, pecador y la conciencia te molestaría, pero si le damos el crucifijo a un niño pequeño, aun no condicionado por las creencias religiosas, no tiene ningún reparo en jugar con él como si fuera un juguete y orinarse sobre él en dado caso. El niño no se sentiría culpable de nada porque todavía no lo han metido en el tarrito de las creencias. Así sucede con las demás creencias religiosas. Un hindú ve las vacas como sagradas, le hace rituales de adoración y no las mata, pero un occidental católico no tiene ningún problema en matar la vaca y hacer deliciosas hamburguesas con la carne. Si el hindú, por accidente, mata una vaca se sentiría culpable y haría rituales de purificación para expiar el pecado cometido. El católico que tiene la venta de carnes vive de esa actividad comercial, sostiene la familia y educa a los hijos con las ganancias de matar vacas y vender sus carnes. Le quiero hacer esta pregunta: Si a Jesucristo lo hubieran ahorcado, ¿cómo se santiguarían los cristianos? ¿Haciendo la señal de la horca sobre sus pechos? Entonces adorarían una horca y celebrarían la Semana Santa como la Semana Mayor de la Santa Horca, y le rezarían y prenderían veladoras a una horca, y se venderían horcas de oro y de plata y los futbolistas, para que les fuera bien en el partido, harían la señal de la horca.

ESTUDIANTES: Lobito, pero hablando familiarmente lo que entiendo es que las creencias nos tienen en la olla.

LOBITO: En la olla no, en el tarrito de las creencias. Par un niño hindú o budista no existe papá Noel ni el Niño Dios. Pare él hindú existe el águila mítica Garuda, rey de los pájaros, quien lleva las almas al cielo. Las creencias de un indígena difieren muchísimo de las de un hombre de ciudad, y las de un esquimal de las de un caribeño.

ESTUDIANTE: ¿Cómo hacer para des-condicionarnos? ¿Qué hacer para salir del tarrito de las creencias y vivir sin tantos miedos y temores en esta vida?

LOBITO. Es muy buena pregunta. esto se consigue con el AUTOCONOCIMIENTO o conocimiento de sí mismo.

DOLOR Y SUFRIMIENTO

  • Posted by on March 1, 2015 at 4:48 PM

EL SUFRIMIENTO ES FORMATIVO

sentido-del-sufrimientoEl sufrimiento es diferente del dolor. El dolor se refiere a lo físico o corporal, así decimos “me duele la cabeza”, “me duele una muela”, “me duele el estómago”. En estos casos tomamos aspirinas o algún otro remedio y superamos el dolor, pero no hay pastillas para los resentimientos, las contradicciones, las frustraciones, el sin sentido o aburrimiento.

El sufrimiento se refiere a lo mental, a lo psicológico. La mamá no quiere que el hijo sufra porque el sufrimiento del hijo la afecta a ella, el sufrimiento de mi pareja me jode a mí. Queremos que nuestros seres queridos no sufran porque el sufrimiento de ellos nos afecta a nosotros, por lo tanto, nos movemos en la dirección de evitarle el sufrimiento a nuestros seres queridos porque no jode a nosotros. Esto no es un acto de amor sino un acto de interés querer que el otro no sufra. Es un error al querer evitar que el otro sufra porque el sufrimiento es formativo. El sufrimiento es necesario no sólo para aprender de nuestros propios errores, sino para una elevación del nivel de conciencia o nivel de comprensión. De comprensión en comprensión se llega a la iluminación espiritual que no es otra cosa que la aceptación de la vida como es y no como la gente quiere que sea, es decir, una vida sin sufrimiento. Esto es tan absurdo como pretender que haya humedad sin agua.

“Cuando se tienen hijos pequeños, dice Tolle, se les debe dar ayuda, orientación y protección en la medida de lo posible, pero lo más importante es darles espacio para ser. Los hijos llegan al mundo a través de nosotros, pero no son nuestros.

La noción de "Sé lo que es mejor para ti“, puede ser cierta cuando son muy pequeños, pero mientras más crecen, más pierde validez. Mientras mayores sean nuestras expectativas sobre la forma como se desenvolverán sus vidas, más viviremos desde la mente en lugar de estar presentes para ellos. Con el tiempo cometerán errores y tendrán sus aflicciones, como todos los seres humanos. En realidad, podrán ser errores solamente desde nuestro punto de vista. Lo que vemos como error podría ser exactamente lo que necesitan hacer o experimentar. Debemos darles tanta ayuda y orientación como podamos, pero también en ocasiones debemos permitirles cometer errores, en especial cuando comienzan a entrar en la edad adulta.

En ocasiones debemos dejarlos sufrir. El sufrimiento puede salir de la nada o puede ser consecuencia de sus propios errores. ¿No sería maravilloso si pudiéramos ahorrarles todo ese sufrimiento? Claro que no. No evolucionarían como seres humanos y permanecerían en la superficie, identificados con la forma externa de las cosas. El sufrimiento nos ayuda a adentrarnos en nosotros mismos. La paradoja es que el sufrimiento se debe a la identificación con la forma,(cre3erse un cuerpo y nada más), pero a la vez erosiona la identificación con la forma. El sufrimiento es, en gran medida, producto del ego, aunque con el tiempo lo destruye, pero solamente hasta tanto se trae el sufrimiento a la conciencia.

La humanidad está destinada a trascender el sufrimiento, pero no de la manera cómo piensa el ego. Uno de los muchos supuestos erróneos del ego, uno de sus muchos pensamientos ilusorios es "No tendría por qué sufrir". Algunas veces ese pensamiento se transfiere a un ser cercano: "Mi hijo no tendría por qué sufrir". Ese es el pensamiento que se encuentra en la raíz del sufrimiento.

El propósito del sufrimiento es noble: promover la evolución de la conciencia y consumir al ego. El hombre crucificado es un arquetipo. Representa a todos los hombres y a todas las mujeres. El proceso se hace más lento en la medida en que nos resistimos al sufrimiento porque la resistencia produce más ego al cual consumir. Sin embargo, cuando aceptamos el sufrimiento se acelera el proceso gracias al hecho de sufrir conscientemente.

Podemos aceptar el sufrimiento para nosotros mismos o para alguien más, como un hijo o un progenitor. La transmutación ocurre simultáneamente con el sufrimiento consciente. El fuego del sufrimiento se convierte en la luz de la conciencia. El ego dice, "no tengo por qué sufrir", y ése pensamiento acrecienta el sufrimiento.

Es una distorsión de la verdad, la cual siempre ha sido paradójica. La verdad es que debemos acoger el sufrimiento para poder trascenderlo”.

Como decía Sócrates, para poder superar la ignorancia primero tengo que aceptar que soy ignorante.

MENTE POSITIVA Y MENTE NEGATIVA

  • Posted by on March 1, 2013 at 9:45 AM

LA MENTE Y EL SUFRIMIENTO

MENTE La mente, como el espacio o la gravedad, es una sola. No hay dos mentes, una positiva y otra negativa. No hay un espacio negativo y otro positivo, como tampoco existe una gravedad negativa y otra positiva

No hay dos mentes, una positiva y otra negativa. La llave con la que abres la puerta es una sola. Si la giras a la derecha abre y a la izquierda cierra. No tienes dos llaves: una para abrir y otra para cerrar.

Igual va con la mente: de acuerdo a como la gires o uses se habla de mente positiva y mente negativa, pero en esencia la mente es una. La mente es energía y la energía se puede utilizar para sanar o para enfermar. Por lo tanto, de acuerdo al uso que le des te esclaviza (mente negativa) o te libera (mente positiva). Te esclaviza en la ignorancia o te libera de ella.

La mente es la fuente del sufrimiento en el ser humano. Es la mente las que nos hace sentir cosas. Si piensas que eres un fracasado, ¡fracasado eres! No porque así sea, sino porque así te lo crees. La mente es muy mala consejera, ¡no le creas todo lo que te dice!

En el sueño profundo, cuando la mente está desactivada, es un estado de paz total. La ausencia de pensamientos es la paz mental.

La esclavitud es la mente que todo lo desea, que por todo se aflige, que se aferra a todo, que de todo se apodera, mente metiche que se siente desdichada por todo y por todo siente ira: mente que se apega a todo y que nunca está contenta con lo que tiene.

Así como la tela es una trama de hilos, igual la mente es una trama de pensamientos. No hay otra cosa fuera de los pensamientos que se llame mente. ¡La mente son los mismos pensamientos!

Alfonso “Lobito” Amaya

EDUCACIÓN ALIENANTE

EDUCACIÓN ALIENANTE

NUESTRO SISTEMA EDUCATIVO “Desde la primaria al estudiante se le educa en función de un examen, sin que la enseñanza y el saber le interesen o se relacionen con sus expectativas personales. Esta situación se repite una vez terminados los estudios ya que es lo que la persona encuentra en la vid...

EL RíO DE LA VIDA

EL RíO DE LA VIDA

--LOBITO. Queridos estudiantes: Cuando estén al campo, tomen una hoja de un árbol y tírenla al río, observarán que la corriente la lleva río abajo. Si caminan paralelo a la corriente, siguiendo el curso del agua, verán que la hoja, luego de un corto trayecto pasa de una orilla a la otra a m...

REFLEXIÓN SOBRE EL AÑO QUE TERMINA

REFLEXIÓN SOBRE EL AÑO QUE TERMINA

¿QUÉ NOS DEJA EL 2017? L LO NEGATIVOLLOLO TIVO --El sabor del desengaño en las personas que creíamos. --La frustración por las expectativas y deseos no satisfechos.  --El resentimiento por quienes no fueron recíprocos con nuestras bondades. --La ingratitud de quienes les ...

OJOS PARA VER LO SUPERFICIAL

OJOS PARA VER LO SUPERFICIAL

Cuento No 9. —POR EL CUERO SE CONOCEN LOS ZAPATOS. Hace mucho tiempo, en India, vivió un rey noble y sabio que se llamaba Janaka. Fue un gobernante excepcional que amaba las artes, la vida espiritual y la sabiduría divina. Pasaba tiempo meditando y leyendo textos sagrados, además, le encantaba ...

La vida es como es 1

La vida es como es 1

Extracto del libro: LA VIDA ES COMO ES (Página 125) EL MEJOR MAESTRO ¡Llegó la alegría! Niños del colegio Adolfo Milanès vinieron con la profesora de primaria y varios padres de familia. Los pequeños querían conocer al Maestro Aruna y los adultos indagar en el arte del vivir en paz. Lo...