VISIÓN ESPIRITUAL

Estos-son-ojos-realmente-intimidantes-600x400Las nubes negras ocultan al sol.

El sol está detrás de las nubes negras, pero ellas no lo dejan ver. El sol no se ve porque se haya ido a algún lugar. El sol no se desplaza, siempre está en el mismo lugar. Y a pesar de tener la vista buena el sol no se ve.

Las cataratas en los ojos nublan la visión y hacen que no se vean las cosas en su verdadera dimensión. Si su visión se ha vuelto borrosa, turbia o débil, o las cosas que ve no son tan brillantes o coloridas como solían verse, es porque una catarata puede haberse desarrollado en uno o ambos ojos, la visión con cataratas es algo similar a ver a través del parabrisas sucio de un auto.

Los conceptos mundanales y las creencias condicionantes nublan la visión espiritual, empaña el ojo espiritual, que queda en el entrecejo y NO DEJAN VER A DIOS.

La mantequilla está latente en la leche, pero a simple vista no se ve. Tome un poco de leche en una vasija y mírela fijamente, observará que la mantequilla no se ve, luego es absurdo afirmar que la mantequilla no existe porque no se ve. Para sacar la mantequilla, latente en la leche, hay que hacer un proceso de batido. Entonces aparece.

Tome un pedazo de madera y mírela por todas partes, observará que el fuego no se ve, pero el fuego está latente en la madera. Es absurdo afirmar que el fuego no está en la madera porque a simple vista no se ve. Tome dos pedazos de madera y fricciónelos y el fuego aparecerá.

Tome una pepa o semilla de aguacate y con un cuchillo pártala en dos mitades, observará que el árbol de aguacate no se ve a simple vista, lo que no da derecho a afirmar que el árbol no existe. Para que el árbol salga de la semilla tiene que hacer un proceso.

La gente, hoy en día, en su gran mayoría, tiene la visión de lo divino, la visión espiritual, la visión de Dios, totalmente nublada por las cataratas formadas por la enorme cantidad de conceptos mundanales y falsas creencias religiosas.

La gente tiene la cabeza rellena de cosas de mundo, de metas mundanales, de logros materiales, y esto son las nubes negras que NUBLA LA VISIÓN ESPIRITUAL y no dejan ver a Dios.

“Ver” en el sentido de apercepción. Los bebés y los niños pequeños pueden “ver” a Dios y comunicarse con Él, pero la educación materialista y académica hace que la visión espiritual se vaya nublando hasta desaparecer por completo.

Así como el árbol está latente en la semilla, así como la mantequilla está latente en la leche, y así como el fuego está latente en la madera, así Dios está latente en todo ser humano y en todo ser vivo sobre esta tierra.